Finalidad de la investigación en el ámbito educativo. ¿Perspectivas según género?

Iniciamos el nuevo curso y reactivamos el blog nuevamente.

Las cuestiones que aquí planteo como entradas para comentar surgen principalmente de algunas ideas que compartimos en los foros. Al hilo de nuestras presentaciones iniciales, donde hemos conocido trayectorias, intereses, expectativas…., he visto algunos temas que me parecen interesantes para profundizar ahora en este blog.

Así, cuando algunos de vosotros ha señalado campos de estudio en los que querría desarrollar una investigación, habéis dejado explícitos algunos propósitos y características que os han parecido relevantes.

En mi opinión, esto sigue siendo una cuestión crucial sobre la que debemos reflexionar antes de lanzarnos (o tal vez en pleno lanzamiento) al planteamiento y acción investigadora. ¿Qué me propongo conseguir?

Porque pienso que el propósito que nos mueve va a tener mucho que aportar sobre el método en sí, sobre la forma de hacer y comunicar investigación. Nos va a hablar de lo que cada cual justifica cómo válido y como bueno desde el punto de vista ético.

Esa es mi primera cuestión. Releed los mensajes de presentación en el foro y reflexionemos sobre lo que el conjunto de aportaciones dice en torno a la finalidad propuesta en la investigación: ¿qué pretenden y qué pretenden mis compañeros conseguir? Y así, haciendo camino al andar, vamos a avanzar también hacia el terreno del análisis y de la interpretación: ¿veis especificidades en las intervenciones  según género?

Seguimos!


88 comentarios en “Finalidad de la investigación en el ámbito educativo. ¿Perspectivas según género?

  1. Aizpea

    En cuanto al enunciado que propone la profesora, he de subrayar que estoy de acuerdo con algunas reflexiones que he estado leyendo y algunas respuestas del foro. Respecto a las respuestas del foro se observa claramente que la mayoría de las respuestas se dan de manos de mujeres. Frente a una minoría bastante notoria de respuestas de genero masculino. He contado las respuestas de alrededor de ciento tres personas y el género masculino se refleja aproximadamente con el número de 31 personas de las respuestas leídas. En cambio han sido 72 mujeres las que han respondido no incluyendo a la profesora Belén Ballesteros, ni a mi misma.

    La mayoría de las personas que han respondido en el foro son maestros o maestras (en educación primaria o secundaria la mayoría de ellas). Las opiniones de los compañeros no varían demasiado. Lo que sí que he notado en según que casos es que el género femenino se explaya más y da una descripción más completa en cuanto a las presentaciones y sus opiniones respecto a la pregunta planteada. No obstante, no creo que esto sea cuestión de género, creo que esto ha sido casualidad o algo puntual que se haya dado. No creo que a día de hoy y ya me meto en una opinión muy subjetiva, varíe demasiado entre una opinión u otra según el género, o no lo menos en este master y observando o presuponiendo quizás que la edad de la mayoría oscila entre los 21 y los 40 aproximadamente.

    Creo que en la mayoría de casos, y me incluyo a mi, a la pregunta de la finalidad de la investigación en el ámbito educativo, hemos respondido parecido o todos giramos hacia una dirección parecida. La mayoría hemos pensado que la finalidad de la investigación en el ámbito educativo es aprender a llevar a cabo una investigación de calidad o lo menos saber más sobre ella. Por otra parte muchas personas pensamos y me incluyo que gracias a esta asignatura, podremos mejorar en cuanto a lo que se refiere a investigación cualitativa y todo lo que esto supone. No obstante, hay diversas opiniones, por la variedad de vivencias y experiencias de cada persona apuntada a esta asignatura.

    Responder
  2. Josefa Cano Jiménez

    Buenos días,
    Después de releer todos los mensajes del foro he ido tomando las siguientes notas sobre las expectativas de mis compañeros:
    • Aprender cómo realizar una investigación de calidad.
    • Mejorar en su formación.
    • Aprender la metodología necesaria para investigación educativa.
    • Ser capaz de plantear un estudio cualitativo y aprender su metodología para llevarlo a cabo.
    • Aprender la metodología de la investigación educativa para aplicarlo en el aula en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
    • Ampliar los aprendizajes para llevarlos a la práctica.
    • Mejorar los conocimientos en investigación educativa.
    • Varias cuestiones como: ¿de qué manera podemos usar las técnicas de investigación cualitativa para evitar ser «puramente resultadistas»? ¿En qué medida nos condiciona en nuestra práctica educativa la investigación cuantitativa al «medirlo» todo cuantificando? ¿Qué tiene que decir la investigación cualitativa al respecto? ¿Qué combinaciones, y no exclusiones, existen entre una forma de investigación y otra? ¿Son posibles métodos mixtos de investigación? ¿En qué casos y atendiendo a qué circunstancias es aconsejable el empleo de técnicas cualitativas? ¿Qué nos aporta en nuestra práctica profesional el empleo de estas técnicas? ¿Cómo hacer uso de esa información recabada en un momento dado?
    • Utilizar la investigación como parte fundamental para lograr cambios y progresos en educación y otros ámbitos.
    • La investigación en educación es un campo importante del cual aprender y mejorar como profesional.
    • Establecer un juicio correcto en las evaluaciones.
    • Mejorar en conocimientos para ponerlos en práctica en el futuro profesional y laboral.
    • Sin muchas expectativas.
    • Disfrutar de la asignatura y aprender lo necesario para seguir avanzando en la recopilación de conocimiento.
    • Conocer más en profundidad esta materia y aprovecharla para llevar a la práctica alguna pequeña investigación.
    • La necesidad de establecer un marco de referencia claro al trabajo que lleva ejerciendo durante los últimos años.
    • Adquirir conocimientos que le hagan crecer como educadora y le hagan ampliar el modo de percibir la investigación tanto dentro como fuera de las aulas.
    • La investigación evaluativa nos aporta una visión y una toma de decisiones muy vinculada a las personas, sus sentimientos, percepciones…
    • La evaluación cualitativa es fundamental para el trabajo en el ámbito psicosocial y educativo.
    • La investigación cualitativa es muy importante para el análisis de contextos sociales y es de vital importancia la compresión de los contenidos para desempeñar cualquiera de las profesiones de las ramas de la educación con total garantías.
    • La metodología de investigación es muy importante en el ámbito social y la educación, en primer lugar porque la población de estudio depende de multitud de variables y forma parte de una realidad muy compleja, por lo que es muy difícil hacer una comparativa de grupos; y en segundo lugar porque el conocimiento generado por este tipo de investigación es muy útil aunque no sea generalizable, ya que ofrece orientaciones de intervención o abordaje de en otros contextos concretos.
    • Adquirir los conocimientos necesarios para realizar el doctorado.
    Como conclusión personal, creo tanto la mayoría de mis compañeros como yo, cursamos el máster para aprender investigación educativa y poder mejorar en la formación propia para poder aplicarlo en el día a día del ámbito educativo. Destaco de forma muy especial las ganas de aprender y no observo especial diferencia entre las pretensiones por diferencia de género, aunque sí es de resaltar que tanto en el máster como en la profesión educativa hay más mayoría de mujeres que de hombres.
    Un saludo para todos,
    Josefa Cano Jiménez

    Responder
  3. Josefa Cano Jiménez

    Buenos días,
    Después de releer todos los mensajes del foro he ido tomando las siguientes notas sobre las expectativas de mis compañeros:
    • Aprender cómo realizar una investigación de calidad.
    • Mejorar en su formación.
    • Aprender la metodología necesaria para investigación educativa.
    • Ser capaz de plantear un estudio cualitativo y aprender su metodología para llevarlo a cabo.
    • Aprender la metodología de la investigación educativa para aplicarlo en el aula en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
    • Ampliar los aprendizajes para llevarlos a la práctica.
    • Mejorar los conocimientos en investigación educativa.
    • Varias cuestiones como: ¿de qué manera podemos usar las técnicas de investigación cualitativa para evitar ser «puramente resultadistas»? ¿En qué medida nos condiciona en nuestra práctica educativa la investigación cuantitativa al «medirlo» todo cuantificando? ¿Qué tiene que decir la investigación cualitativa al respecto? ¿Qué combinaciones, y no exclusiones, existen entre una forma de investigación y otra? ¿Son posibles métodos mixtos de investigación? ¿En qué casos y atendiendo a qué circunstancias es aconsejable el empleo de técnicas cualitativas? ¿Qué nos aporta en nuestra práctica profesional el empleo de estas técnicas? ¿Cómo hacer uso de esa información recabada en un momento dado?
    • Utilizar la investigación como parte fundamental para lograr cambios y progresos en educación y otros ámbitos.
    • La investigación en educación es un campo importante del cual aprender y mejorar como profesional.
    • Establecer un juicio correcto en las evaluaciones.
    • Mejorar en conocimientos para ponerlos en práctica en el futuro profesional y laboral.
    • Sin muchas expectativas.
    • Disfrutar de la asignatura y aprender lo necesario para seguir avanzando en la recopilación de conocimiento.
    • Conocer más en profundidad esta materia y aprovecharla para llevar a la práctica alguna pequeña investigación.
    • La necesidad de establecer un marco de referencia claro al trabajo que lleva ejerciendo durante los últimos años.
    • Adquirir conocimientos que le hagan crecer como educadora y le hagan ampliar el modo de percibir la investigación tanto dentro como fuera de las aulas.
    • La investigación evaluativa nos aporta una visión y una toma de decisiones muy vinculada a las personas, sus sentimientos, percepciones…
    • La evaluación cualitativa es fundamental para el trabajo en el ámbito psicosocial y educativo.
    • La investigación cualitativa es muy importante para el análisis de contextos sociales y es de vital importancia la compresión de los contenidos para desempeñar cualquiera de las profesiones de las ramas de la educación con total garantías.
    • La metodología de investigación es muy importante en el ámbito social y la educación, en primer lugar porque la población de estudio depende de multitud de variables y forma parte de una realidad muy compleja, por lo que es muy difícil hacer una comparativa de grupos; y en segundo lugar porque el conocimiento generado por este tipo de investigación es muy útil aunque no sea generalizable, ya que ofrece orientaciones de intervención o abordaje de en otros contextos concretos.
    • Adquirir los conocimientos necesarios para realizar el doctorado.
    Como conclusión personal, creo tanto la mayoría de mis compañeros como yo, cursamos el máster para aprender investigación educativa y poder mejorar en la formación propia para poder aplicarlo en el día a día del ámbito educativo. Destaco de forma muy especial las ganas de aprender y no observo especial diferencia entre las pretensiones por diferencia de género, aunque sí es de resaltar que tanto en el máster como en la profesión educativa hay más mayoría de mujeres que de hombre.
    Un saludo para todos,
    Josefa Cano Jiménez

    Responder
  4. María Tomás

    Hola a todos: veo que me incorporo extremadamente tarde a este foro pero no pudo ser antes: Yo me he presentado en el foro de doctorado, objetivo final para la realización de este interesante curso. En breves términos diré que tengo doctorado en Biología y licenciatura de Sociología, que trabajo en la enseñanza pública secundaria y bachiller y que me incorporé al doctorado en Educación para tratar de entender cómo debo educar a mis alumnos para que se integren con éxito en la sociedad en la que les toca vivir.
    Después de haber leído las aportaciones de todos los participantes poco puedo aportar que sea nuevo.
    El abandono escolar me duele como propio, sobre todo cuando la mayoría de estos alumnos no se diferencian intelectualmente en nada del resto, nuestros programas no sirven para ellos. Estoy pensando en el colectivo gitano que mayoritariamente se cae del sistema pero hay otros grupos, todos ellos condenados a vivir en precario generación tras generación. He visto el vídeo de Neil De Grasse Tyson, propuesto por la compañera Mónica Fernández que sirve para explicar el punto de partida de negros y mujeres y que muy probablemente explique también la trayectoria educativa de los gitanos ¿Qué les cuento yo a todos estos alumnos?
    Es cierto que la mujer se implica más, tanto en la participación en el foro como en la elección de carreras docentes. No es extraño que también en el máster seamos mayoría, sin embargo veo que cada vez se ven más chicos dando clase en las aulas. Respecto a la Metodología Cualitativa, me parece extremadamente útil para el análisis de los diferentes aspectos de la educación pues permite diferenciar lo sutil, el matiz que cambia el resultado, mas allá de la estructuración cuantitativa, capaz de delimitar la realidad pero sin el poder de resolución que permite diferenciar el intangible determinante que ofrecen los análisis cualitativos.
    No se si el género tendrá que ver en la selección de los métodos de investigación tal y como sugiere algún participante de este foro. Está comprobado en muchos experimentos el pensamiento diferencial entre ambos sexos a la hora de enfocar un determinado problema. Si así fuera, yo también pensaría que nosotras somos mas cualitativas y ellos mas cuantitativos pero es solo una suposición.
    De lo que sí estoy segura es que no cabe decantarse a priori por un método determinado sino que como bien señala la compañera Blanca Esther Iglesias este dependerá del caso a analizar. Al final se trata de enfoques complementarios y no eliminatorios.
    Creo que todos los que estamos en este proyecto tratamos de mejorar ciertos aspectos de la educación así como el futuro de nuestras propias vidas. En principio damos ejemplo-sobre todos los veteranos-de poseer un espíritu de formación permanente que será obligatorio para las nuevas generaciones. Un buen docente predica también con el ejemplo de sus vidas, espero que nosotros lo consigamos.

    Responder
  5. Mª Mercedes Marcos Morales

    Al matricularme en el programa de doctorado de educación me obligaban a cursar dos asignaturas, entre las que se encuentra esta, por lo que decidí no involucrarme en las presentaciones ya que mi elección de la asignatura no era voluntaria como podría haber sido la de cualquier otro compañero que hubiera elegido el máster. Esto me ha hecho preguntarme si, al igual que yo decidí voluntariamente no intervenir, los demás compañeros de asignatura que no han intervenido en el foro tendrán razones parecidas o si su motivación será distinta. Con ello quiero llegar al debate comenzado por la profesora Ballesteros en los foros y en este blog. Hasta ahora los comentarios que se han hecho parten de las presentaciones del foro, pero ¿son mayoría los que intervienen en el foro? ¿qué pasa con los que quieren seguir en el anonimato? (eso me recuerda que en el blog alguien comentó que había muy pocas personas que tenían foto lo que llevaría a otro tipo de anonimato… pero no me meteré en ese tema para no desviarnos mucho).

    Si tenemos en cuenta las aportaciones de los compañeros, resulta curioso descubrir como, al introducir la profesora el tema del género, muchos de los compañeros (y quizá inconscientemente todos los demás) han hecho uso de la estadística para introducir datos cuantitativos a su pregunta. Creo que en este análisis que estamos haciendo, nos encontramos influenciados por la pregunta que ha lanzado la profesora Ballesteros. Si cogiéramos los textos escritos sin conocer la autoría y purgándoles de cualquier determinación de género debido a la lengua (p. ej., soy profesora…), ¿llegaríamos a las mismas conclusiones? ¿podríamos adivinar cuál es de un hombre y cuál de una mujer? Tengo mis dudas sobre ello y, como algunos compañeros han comentado, creo que existen otros factores que también podrían influir en la elección de objetivos. Debemos dejar fuera estereotipos, prejuicios, “modelos sociales heredados” y valoraciones al realizar nuestro análisis. Creo que exponer cuáles son los objetivos sería repetir todo lo que han destacado los compañeros en sus aportaciones, y lo que parece seguro es que todos tenemos claro que algo sacaremos de la asignatura.

    En cuanto al tema de la conciliación familiar mencionada por Luis Yanguas y otros compañeros, puedo asegurar que en nuestro país no está nada lograda cuando, si quieres trabajar y cuidar a tus hijos, tienes que renunciar a tu carrera investigadora (o al revés, si decides elegir investigación y familia, que es más raro al no tener ingresos, tienes que renunciar a la carrera profesional) porque el sistema no ayuda de ninguna manera a las mujeres en esa situación.

    Responder
  6. Cinta Sánchez Prades

    Haber respondido en el foro de bienvenida a día de hoy me ha podido brindar la oportunidad de observar de manera más detenida todas las respuestas de mis compañer@s y, por consecuente, poder responder a las cuestiones del post.

    De 100 respuestas que hay aproximadamente en el foro de bienvenida (sin contar las de la profesora ni algunas repetidas por algunos alumnos), poco más de 25 respuestas son de hombres y las demás mujeres. Así pues, tras hacer la lectura de todos los alumnos y analizar sus respuestas, creo firmemente que sí podríamos decir que existe una clara diferencia entre las expectativas del alumnado en función del género, la cual explicaré brevemente.

    Aunque actualmente todos los alumnos (tanto hombres como mujeres) comparten un mismo objetivo en esta asignatura, el cual es mejorar la práctica profesional dentro del ámbito de la educación; hay diferencia de experiencias entre los dos géneros. La mayoría de hombres comentan en el foro que comenzaron su formación en ámbitos no muy relacionados con la educación pero que al largo de su transcurso de vida profesional se han ido introduciendo en ella. En cambio, la mayoría de las mujeres comentan que no solamente se han formado en el ámbito educativo, sino que también trabajan en él desde los inicios de su vida laboral.

    Finalmente, decir que la mayoría de los alumnos tenemos un segundo objetivo en común el cual es cursar esta asignatura para profundizar más (o iniciar), nuestra formación en investigación cualitativa, y así poder obtener más beneficios en nuestra vida profesional.

    Responder
  7. Félix Balois Juárez Hernández

    Hola compañer@s todos:

    Lamento haberme incorporado un poco tarde a este foro, pero aún quisiera dar mi punto de vista en relación a esta temática.
    Por todo lo que he leído en las participaciones de los participantes de este foro, se destacan las siguientes consideraciones:
    De manera generalizada se destaca que somos profesionales de la educación en distintos niveles, ámbitos y funciones, que tenemos la intención de seguir aprendiendo, adquiriendo competencias para el mejoramiento de nuestra práctica profesional y un buen porcentaje desarrollar investigación e innovación cursando el doctorado.
    En cuanto a las especificidades y después de haber consultado las presentaciones esbozo lo siguiente:
    1º La mayoría de las participantes son mujeres, lo que comprueba nuevamente que en varios países compartimos la feminización de la educación básica (infantil, primaria y secundaria) como una constante.
    2º La mujeres en su mayoría se inclinan por situación más práctica que tiene que ver con la mejora de la práctica educativa y la cumplimentación de proyectos para la innovación.
    3º En un porcentaje significativo los hombres se inclinan por temas más teóricos que tiene que ver trabajos futuros sobre investigación.
    4º Las pretensiones en general son seguir aprendiendo para mejorar la práctica, adquisición de competencias para el desarrollo profesional y laboral, en una palabra mejorar la educación.
    5º En las presentaciones se observan diferencias en canto las mujeres son más descriptivas, dan más matices en cuento a su formación; en cambio los hombres han utilizado expresiones más completas y directas, sin entrar en explicaciones detalladas.
    6oUn buen porcentaje de compañeros y compañeras dejan por sentado que las diferencias de género en referencia con la finalidad de la investigación no se hacen muy notables, y habría que considerar algunos otros factores como son los estudio precios, el perfil profesional, curriculum, la edad, el puesto de trabajo, las expectativas, proyección académica, etcétera.

    Gracias

    Responder
  8. Lorena Lara Ragel

    Buenas tardes,

    Después de analizar todas las intervenciones de mis compañeros y, tal como ya se ha comentado, destaca la presencia femenina en la asignatura (70 mujeres) con respecto a la masculina (25 hombres).

    Ambos géneros coinciden en pertenecer al ámbito educativo, respondiendo al perfil idóneo para este máster.

    Teniendo en cuenta que algunas personas aportan más de una razón, lo que se pretende conseguir es:

    – Aprender/ampliar conocimiento: 42 mujeres y 15 hombres.
    – Práctica/ desarrollo profesional: 26 mujeres y 7 hombres.
    – Continuar estudios: 1 mujer. Especifican en hacer el doctorado: 5 mujeres y 2 hombres.
    – Para realizar investigaciones: 16 mujeres y 4 hombres.
    – Interés en la asignatura: 1 mujer.

    Con esto podemos concluir que, en general, los intereses según el género no son muy diferentes, siendo innegable la presencia femenina en el ámbito educativo.

    Responder
  9. ALBERTO MORALES CAMARGO

    En mi opinión, la finalidad fundamental de la investigación en la Educación no es otra que la mejora de la misma en todos los sentidos. Por ello, cuando se plantea una investigación, en la mayoría de casos, lo que se plantea investigar y, por consiguiente, el objeto de estudio, no es más que conocer cualquier realidad para luego analizar los resultados y plantear una serie de mejoras después de haber analizado la información.
    Tenemos el ejemplo de nuestro máster, donde la mayoría los estudiantes del mismo, persiguen el objetivo de la mejora profesional propia, aunque, como es lógico, también hay otras proyecciones, como es mi caso, de aprender y formarme en investigación para realizar el doctorado una vez termine el máster (pero a pesar de ello, la realización del doctorado tendría la finalidad de adquirir competencias investigadoras para en un futuro realizar las mismas y poder, con ellas, mejorar la Educación).
    Ahora bien, en cuanto a las diferencias entre géneros, seguramente hay posturas diferentes entre el género femenino y el masculino, pero mi opinión en general, es que en cada uno de ellos hay opiniones para todos los gustos, y por tanto, el género no es determinante en la postura a tomar.

    Responder
  10. Sandra Morant

    Después de revisar los comentarios del Foro General de Bienvenida a la Asignatura del Máster Investigación Cualitativa y releer las aportaciones que se han realizado a través de este blog me dispongo a dar mi opinión acerca del tema.
    En primer lugar, dar las gracias a mis compañeros por sus comentarios y reflexiones, y sobre todo por esos vídeos tan magníficos que plasman la realidad social en la que vivimos y de la cual formamos parte.
    Que el sector educativo esté lleno de mujeres y no de varones es algo que no sorprende a nadie, ni nadie se pregunta el por qué, se acepta y se sigue adelante. Que los centros educativos estén llenos de maestras y profesoras es “lo normal”. Educar se asocia al término madre y madre a mujer, evidentemente. Lo más alarmante no es eso, lo curioso es que está pasando en nuestra sociedad y nadie se pregunta por qué ocurre. Cuando estudiábamos en la universidad en clase éramos más chicas que chicos y pensábamos que era por temas de “sensibilidad”. El ser maestra implica más contacto con otros seres humanos, un trato bastante más directo y cercano, lo que acaba implicando que el requisito esencial para ser maestro sea el ser sensible ante la realidad y casuística que se te presente. Y ya sabemos lo que se dice “los hombres no son sensibles”, afirmación con la que discrepo.
    Es más que evidente que en el blog los comentarios de mujeres superan con creces a los de los hombres, pero si nos fijamos bien ambos géneros buscamos lo mismo crecer como profesionales, enriquecernos en el mundo profesional y ser capaces de incorporar en nuestra práctica docente metodologías y estrategias innovadoras. La mayor parte de personas que estamos cursando esta asignatura procedemos del ámbito educativo porqué la asignatura está directamente relacionada con el tema y porqué queremos seguir nutriéndonos de nuevas aportaciones y formas de pensar.

    Responder
  11. Felicidad

    En primer lugar darle las gracias a mis compañeros y compañeras por sus aportaciones. La conclusión de Elisabet Guix, me parece extraordinaria (ha hecho cambiar mi discurso totalmente), habla del rol laboral de la mujer durante siglos dirigido a lo social (cuidadora, enfermera, maestra, etc.) y de la influencia del mismo. Antes de leer esta aportación, pensaba que nada influía en mi decisión, no me parecía que tuviera que ver con hombres o mujeres, sino con los gustos e intereses de cada cual, pero no estaba en lo cierto, me decanto por la idea de mi compañera.
    Me han encantado también, los vídeos que ha adjuntado mi compañera Isabel Álvarez, ya que han hecho que reflexione más profundamente sobre el tema del género, y como mis compañeros y compañeras han dado datos precisos sobre los comentarios del foro, y no quiero repetir lo mismo, me gustaría ampliar este tema, hablando de las películas de Disney, ya que tienen gran influencia machista y son vistas por menores, adolescentes y adultos.
    En estas películas la mujer está subordinada al hombre, su objetivo es conseguir un marido que la cuide y proteja. Siempre la figura femenina es una persona frágil, joven, indefensa, dependiente, guapa, dedicada al hogar y a su familia y por supuesto, no dudará en renunciar a su vida y sus sueños por su príncipe azul.
    Sin embargo la figura masculina es un hombre apuesto, atlético, con alta autoestima, fuerte, independiente, decisivo y con alto poder socio-económico.
    Otra apreciación, es que en las películas de dibujos, el personaje malvado suele ser una mujer. Y cuando se hace referencia a la figura materna, no existe, está muerta o se habla de la envidiosa madrastra, cuyo anhelo es la belleza, como en Blancanieves, donde dos mujeres son rivales y luchan por conseguir el objetivo. Blancanieves, tras el intento fallido de matarla, por parte de su madrastra, termina viviendo con 7 enanitos, que la aceptan en su hogar a cambio de hacer las tareas domésticas (adoptando el papel de madre, como es propio de la perfecta mujer. Y al final es salvada de su penosa vida de solterona por el príncipe azul.
    Nombrar otras películas como Cenicienta, en el que el príncipe la salva de su penosa vida, ya que al parecer ella no parece valerse por sí misma; o La Bella Durmiente, maldita desde su nacimiento, también por otra malvada mujer; o La Sirenita, en la que pierde la voz (calladita está más guapa) a cambio de unas piernas; y como esos ejemplos, muchos más, no sólo en películas, sino en anuncios, cuentos, libros, etc., os animo a averiguarlos.
    Para no extenderme más, me gustaría finalizar diciendo que no podemos permanecer pasivos o pasivas, ante estas influencias machistas que recibimos, por lo que debemos crear una conciencia crítica y dar una respuesta contundente ¡¡el primer amor de una mujer debe ser su amor propio!! (Gene Tierney, actriz)
    Gracias y un saludo a todos y todas.

    Responder
  12. Raquel R. Jara

    Hola, saludos para tod@s.
    Disculpas por mi demora en intervenir en el blog; afortunadamente, durante las últimas semanas he tenido más asuntos de trabajo que atender de lo que había previsto.
    Quiero aportar mi respuesta a las cuestiones: “¿Quiénes somos? ¿Qué pretendo y qué pretenden mis compañeros conseguir? ¿Veis especificidades en las intervenciones según género?”
    He leído y releído unas 94 intervenciones: 68 mujeres y 26 hombres (en porcentajes 72,34% y 27,66% respectivamente).
    Siguiendo con porcentajes y según los datos que hemos compartido:
    – un 52,12% tenemos formación en pedagogía, psicopedagogía, psicología y educación social.
    – un 42,55% somos docentes en todos los niveles del sistema educativo, desde educación infantil hasta la universidad, y pasando también por enseñanzas de régimen especial, como la música, la formación para el empleo y los talleres de empleo.
    – algunas personas tienen más de una titulación: un 22,35% de las personas que hemos intervenido hasta donde yo he leído hace unos días y según la información que hemos compartido.
    Respecto a por qué nos implicamos en la investigación, qué pretendemos conseguir, he formulado los siguientes grupos de respuestas, con la humilde pretensión de intentar crear categorías; las presento ordenadas de las más nombradas a las menos, y según género:
    a) Mujeres:
     Mejora de la práctica docente y laboral, mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje, desarrollo personal y profesional permanente, ayuda a la práctica profesional, adquirir y mejorar competencias para el ejercicio profesional docente,…
     La investigación es necesaria para la innovación educativa, para el cambio y el progreso, la transformación y regeneración de prácticas profesionales; investigar para poder intervenir.
     Complementar formación, ampliar conocimientos, reciclarse, superar carencias en investigación,…
     Interés por investigar a partir del TFG, iniciarse, avanzar, profundizar en la actividad investigadora a partir de la experiencia profesional, crear conocimientos, camino para conocer la realidad, establecer bases teóricas y prácticas sólidas,…
     Realizar estudios de Doctorado, continuar estudios,…
     La investigación es necesaria en la enseñanza, y más y en concreto, en España.
     La investigación como derecho y obligación profesional.
    b) Hombres:
     Formación, ampliar conocimientos, reciclarse, avanzar en conocimiento,…
     Mejorar en el desarrollo laboral, aplicar herramientas y aplicación en el contexto educativo real,…
     Investigar para innovar, aplicar nuevos proyectos de innovación educativa, búsqueda de nuevos enfoques de enseñanza-aprendizaje, nuevas metodologías,…
     Investigar es necesario e imprescindible en educación: los cambios del contexto social requieren estudios y adaptaciones; es necesario investigar la práctica docente, desarrollar actuaciones educativas basadas en evidencias, investigar con el objetivo de aplicar (intervenir) al contexto educativo real,…
     Interés por la investigación en sí misma, hacer ciencia, demostrar hechos, la didáctica de las ciencias,…
     Realizar estudios de Doctorado, avanzar en nivel de estudios.

    Respecto a qué expectativas tenemos ante la metodología cualitativa:
    a) Mujeres:
    • Es interesante ampliar conocimientos sobre investigación cualitativa, va más allá de los meros datos cuantitativos, permite comprender la realidad, los comportamientos, las capacidades, las percepciones de todos los implicados en la realidad social, los factores “más humanos”, desarrollar habilidades para investigar,…
    • Es útil en la investigación educativa, aplicable en contextos sociales,…
    • Ayudar a los alumnos en la práctica docente, utilizarla la metodología cualitativa como herramienta con los alumnos,…
    • Complemento de lo cuantitativo cuando no podemos medir, para utilizar métodos mixtos, ayudar a los alumnos con ambas metodologías, es más adecuada al aprendizaje de adultos,…
    • Aprender metodología cualitativa porque lo aprendido previamente es más metodología cuantitativa
    • La metodología cualitativa es necesaria a la hora de desarrollar e implementar un proyecto
    b) Hombres:
     Complementariedad metodológica, para utilizar con lo cuantitativo.
     Interés por la investigación cualitativa y sus posibilidades, profundizar en lo que ya se conoce,…
     Es más cercana a las personas, más adecuada a los contextos sociales de intervención, define mejor las categorías sociales,…
     Comprender e interpretar mejor la realidad social en la que se desarrolla laboralmente.
     Ya se conoce la metodología cuantitativa y ahora interesa saber más de la cualitativa.
     Valoración de aspectos difíciles de evaluar por métodos cuantitativos.

    He realizado esta clasificación muy a groso modo, y probablemente podría simplificar y especificar unas categorías más adecuadas; es mi primer intento y aún estoy conociendo Atlas.ti, que nos ofrece muy buenas herramientas para futuros análisis.
    Un saludo para tod@s

    Responder
  13. Sara Hernández

    Hola a todos, yo creo que ya no tiene tanto que ver el género, igual que antiguamente también existían diferenciaciones de género en la selección de las carreras profesionales, podemos observar que ya tanto en las ingenierías como en carreras más técnicas encontramos a bastantes mujeres, al igual que pasa en las carreras de educación, son muchos los chicos que se han unido a ser maestros y profesores. Creo que ha ido sucediendo lo mismo con las perspectivas: en un principio los chicos optaban por métodos más cuantitativos, más exactos y más concisos; mientras que las chicas optábamos por los cualitativos, en los que podíamos poner un poco de nosotras; ahora, creo que está más o menos equiparado, a mi por ejemplo me gustan las cosas claras y concisas sin que mis perspectivas influyan en mis investigaciones, aunque es cierto que no siempre se consigue.

    Responder
  14. isabel alvarez

    No sé si aportaré mucho más a lo que han dicho mis compañeros, objetivamente está claro que hemos respondido más mujeres que hombres y es cierto que aunque todos buscamos mejorar nuestros conocimientos, me parece curioso que sean sobretodo las mujeres las que lo enfoquen especialmente hacia la práctica, es decir para poder aplicar directamente los conocimientos en su ámbito de trabajo.
    También es cierto que es un dato muy relativo si tenemos en cuenta que la amplia mayoría de las respuestas eran de mujeres por lo que no creo que justificase un debate del tipo las mujeres somos más pragmáticas a la hora de enfocar nuestro trabajo en el aula y nuestra carrera en educación que los hombres que prefieren un ámbito más teórico. Sobre todo porque el peso cultural y social está muy presente (sigue habiendo más docentes en educación infantil mujeres que hombres ¿por qué?)
    Creo que el vídeo que ha colgado la compañera Mónica Fernández hace una reflexión bastante coherente sobre las dificultades a las que todavía nos tenemos que enfrentar las mujeres en la sociedad. No voy a dar un discurso pero insisto en que se trata de un cambio de mentalidad en la sociedad y para eso una de las armas más poderosas es la educación, así que compañer@s, en nuestras manos está.
    Adjunto un enlace a un artículo que habla sobre el concepto de micromachismo que me parece interesante y un par de anuncios que seguro conocéis ( que no dejan de ser anuncios y buscan vender o crear imagen de marca) pero que me parecen muy importantes para entender cómo empezar a cambiar el chip en la sociedad.
    http://www.huffingtonpost.es/2013/07/01/micromachismo_n_3527751.html
    https://www.youtube.com/watch?v=pQishDaKLdM
    https://www.youtube.com/watch?v=gnX0518NmBc

    Responder
    1. Gemma María Rodríguez Triguero

      Buenos días,
      Me gusta mucho tu aportación Isabel, gracias por los vídeos. Me gustaría compartir uno más con todos y todas. Se titula «Vestido Nuevo» y os recomiendo que lo veáis para reflexionar sobre este tema del género: https://www.youtube.com/watch?v=JMakydi0p7o
      Tenemos que dejar de lado todos los pensamientos que generen cualquier tipo de desigualdad. En este vídeo un niño se disfraza de niña y genera una gran expectación en el colegio y en su padre. Da igual que un a un niño le guste el rosa porque es solo un color y da igual que una chica juegue al fútbol porque es solo un deporte. Los niños y niñas no son conscientes somos los demás quienes les enseñamos «lo que es de chicas y lo que es de chicos». Creo que debemos olvidarnos de esa posición y pensar en que somos personas y como personas tenemos que hacer lo que nos haga felices.
      Gracias, saludos.
      Gemma María Rodríguez Triguero

      Responder
  15. Alba María López Melgarejo

    Leyendo comentarios de mis compañeros he observado que en relación con la idea de emplear métodos cualitativos y cuantitativos pueden verlos como poco apropiados por la complejidad de los mismos. Cierto es.
    A mi parecer, aunque defienda la postura de utilizar ambos métodos con el objetivo de tener unos resultados más objetivos y rigurosos, la complejidad de la complementariedad de estos métodos no va a ir ligado a su empleo o no sino al objeto de estudio de la investigación.
    Por ejemplo, actualmente yo aun tengo muy poca experiencia en el campo de la investigación y quizás lo más idóneo sería que me decantara por uno u otro método. Pero si realizo una investigación muy controlada, que no sea muy ambiciosa,…etc, creo que la complejidad no tiene porque ser mucho mayor que el empleo de solamente un método.
    La dificultad no está en el método si se ha llevado a cabo una planificación y elección adecuada de los instrumentos a emplear.

    Responder
  16. Maribel Campos

    Buenas tardes a todos,
    Aunque me haya incorporado tarde a esta asignatura y vaya a contrarreloj para ponerme al día, quiero participar en todas las actividades planteadas. De hecho, esta incorporación tardía ha garantizado que pueda haber leído y aprendido de todas vuestras aportaciones hasta el día de hoy. Vamos,….. todo un lujo!!!! Gracias compañer@s!!
    En mi participación voy a exponer inicialmente mi punto de vista tras la lectura de las presentaciones en el foro y, posteriormente, resaltaré algunos temas/comentarios de algunos compañeros que han publicado en el blog y me parecen muy interesantes.
    En cuanto a las pretensiones de todos los alumnos/as puedo generalizar en la inquietud por seguir aprendiendo para mejorar nuestra práctica docente o intentar garantizar una buena práctica para aquellos que aún no se han incorporado al mercado laboral. También generalizo que la evaluación parece una asignatura pendiente por parte de todos en mayor o menor medida. Se detecta la inexperiencia en este campo y la ausencia de una cultura evaluadora. Y, por otra, pero no menos importante, para muchos es el aprendizaje a distancia está siendo una nueva experiencia. Todos expresan entusiasmo por su profesión y ganas de aprender, de entender y de comprender.
    Más allá de estas generalizaciones que realizo, lo que más me ha gustado es conocer a mis compañeros de “clase”. Una pequeña presentación siempre va bien para sentirte acompañado en este proceso de aprendizaje y poder conectar y conocer otras experiencias.
    En cuanto a la diferenciación de género, la verdad es que aún proponiéndome detectar diferencias, no he conseguido tenerlo presente durante la lectura de todas ellas. Incluso, en las aportaciones del blog, leyendo las opiniones de los compañeros, no le he dado especial importancia. Ésto, me ha llevado a la conclusión de que el investigador, sea chico o chica, será el que determine cómo será una investigación. La toma de decisiones constante determinará el estudio. Quizás me equivoque y haya que leer entre líneas, pero no es un tema al que yo realizaría especial interés.
    A continuación paso a comentar algunas aportaciones realizadas con anterioridad ( no sabía si hacer los comentarios en cada aportación o en este espacio. Al final me he decidido por este espacio):
    – Francisco Crespo recoge y analiza datos. Esta forma de analizar, recoger y presentar la información ya indica estas tomas de decisiones a las que me refería anteriormente a la hora de evaluar o estudiar un tema.
    – Quizás, en consonancia con los que apuntan algunos compañeros ( p.ej. Sérvulo) sobre adjudicar los cualitativo a las mujeres y lo cuantitativo a los hombres, deberíamos comparar las cuestiones planteadas en este foro en la asignatura metodología de investigación cuantitativa. Otra de las asignaturas del Máster. Además sería interesante ver cuántos hombres y mujeres se han matriculado en ella. Sería una forma de reforzar o debilitar la posición de hombres-números y mujeres-descripción/letras.
    – Alicia González expone datos sobre la casi exclusividad de la mujer en la enseñanza infantil y gradualmente va disminuyendo a medida que se va avanzando en la escolaridad. Son datos muy interesantes, destacando que en Secundaria, los profesores no son maestros y quizás por eso disminuye el género femenino. Habría que plantearse cuántos de los profesores de Secundaria lo son vocacionalmente.
    – Mónica Fernández nos regala ese enlace del vídeo donde se trata el lugar de la mujer en el campo científico. Parece mentira pero es real. Existen estereotipos y valoraciones por razón de género o raza y no por las competencias científicas/investigadoras/profesionales. El profesional, además de formación, debe tener competencias (ser “bueno” en su trabajo). Evidentemente hay que demostrar estas capacidades, pero desde luego en igualdad de condiciones/oportunidades. Si el científico es hombre y la mujer maestra, ¿quién es el investigador cualitativo?
    – Luisa: menciona la “titulitis” como una de los motivos por los cuales algunos alumnos se forman. Estoy totalmente de acuerdo. A mi alrededor conozco a profesionales que la formación no les interesa más allá de la consecución de una Titulación como carta de presentación, pero que a nivel profesional no supone ningún cambio. Es por eso que además de formación, se requieren otras competencias que favorezcan un cambio en la práctica diaria
    – Andrea aporta la riqueza que supone que exista un equipo mixto. Estoy totalmente de acuerdo. En mi trabajo, un centro de menores, los educadores trabajan por parejas educativas en cada turno. Que la pareja sea mixta creo que enriquece la intervención.
    – En referencia a la aportación del compañero Luis Yaguas discrepo en cuanto a que asigna las profesiones de funcionario o docente como profesiones compatibles con la conciliación familiar para la mujer. Y yo me pregunto, ¿ en estas profesiones se trabajan menos horas? ¿ se reduce la carga familiar por trabajar en alguna de ellas? Y el resto de mujeres, ¿cómo lo hacen?.
    Ya en el debate de las funciones del hombre y la mujer en relación a la conciliación familiar, me reservo.
    – Con Iván Sánchez comparto que hay que ser cauto con las aportaciones y las “conclusiones” a las que llegamos, hay que ver y analizar más allá de la recogida de datos.
    Bueno, me he extendido mucho, pero como no había ninguna limitación y casi todos habéis hecho las entradas al blog, me lo he permitido.
    Un saludo.
    Maribel.

    Responder
  17. María Isabel Agoiz Calavia

    A mí me gustaría recomendar el conocimiento de la obra de Margaret Mead «Sexo y temperamento en tres sociedades primitivas» (1935)
    Os dejo un enlace. En el punto dos se analiza este trabajo. Con este trabajo Margaret Mead mostró que los roles sexuales de las distintas culturas son construcciones sociales y no algo innato a los hombre o a las mujeres.
    http://teoriaehistoriaantropologica.blogspot.com.es/2012/04/margaret-mead-roles-sexuales.html

    Responder
  18. Ramón

    Sobre la investigación en relación a lo masculino y femenino en educación, recientemente presente ante un coloquio organizado por una red especializada en el tema (Red ALec-Francia http://redmasculinidades.blogspot.com/2011/10/se-tejen-redes-por-la-equidad-en.html ) un trabajo en perspectiva histórico pedagógica sobre la presencia de la mujer en la organización escolar venezolana. Desde la base de datos que construimos en Memoria Educativa Venezolana (http://memoriaeducativav.blogspot.com/ ) tenemos algunas precisiones sobre el punto que podemos compartir. La educación de la mujer es un tema de interés que hemos abordado en nuestra investigación. Tanto por las fuentes historiográficas (revisadas) como por los datos documentales obtenidos en relación a la educación de la mujer, observamos un aumento progresivo de inclusión en el medio escolar. Conforme la escuela se ha constituido en un factor fundamental en el progreso económico, político y cultural de la sociedad venezolana, en los distintos momentos de la historia educativa venezolana la mujer ha ido obteniendo un papel importante en el medio escolar. A finales del siglo XIX se enfatiza en las virtudes pedagógicas de la mujer en la educación del niño pequeño (jardines de infancia y escuela primaria). Esta dinámica socio pedagógica se ha complejizado de forma tal que la tendencia es a una mayor participación de la mujer en la escolaridad venezolana. En este sentido, se ofrece un balance desde la información disponible en Memoria educativa del tema de la mujer en la educación venezolana. el texto completo esta disponible en https://app.box.com/s/y8dp08s5hbg2vnea5bcs

    Responder
  19. Carolina Avalos

    Entre los comentarios mas avanzados, hay compañeros que consultan sobre la ¿pertinencia de combinar enfoques?

    A mi en particular me parece que es complejo, para poder llegar a ello, antes es necesario dominar ambos enfoques con mucha claridad y tener clara su finalidad, paradigma, técnicas, instrumentos y otros aspectos propios de la metodología que si no se comprenden será más complejo aun hacer un remix o combinado de ambos enfoques.

    Ahora bien, al usar el método mixto de investigación, se aportan múltiples ventajas que al momento de usar solo un método, las posibilidades de explorar de forma subjetiva y cuantificable, probar hipótesis y hacer estudios comprobatorios son una de las principales riquezas de este método, pero como bien indico, es importante tener claro cada enfoque.

    Ya esto no tiene que ver con género, pues ambos tienen la oportunidad de desarrollarlo, tiene que ver más que todo desde el conocimiento y posibilidades.

    Saludos a todos (as).

    Responder
  20. Francisco Crespo Molero

    11 de noviembre de 2014
    ¿qué pretenden y qué pretenden mis compañeros conseguir? Y así, haciendo camino al andar, vamos a avanzar también hacia el terreno del análisis y de la interpretación: ¿veis especificidades en las intervenciones según género?

    Pese a que estamos estudiando investigación cualitativa me he permitido hacer un recuento rápido de las contestaciones y categorizarlo. Con esto creo que empiezo a contestar las cuestiones del siguiente tema de debate, creo que cualitativa y cuantitativa deberían ser complementarias. Agrupando las contestaciones obtenemos los siguientes datos:
    – Ahondar en la metodología de la investigación cualitativa:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Ampliar conocimientos y/o desarrollo personal:
    34 mujeres / 10 hombres
    – Mejorar la práctica docente y/o profesional:
    18 mujeres / 6 hombre
    – Desarrollar actuaciones educativas fundamentadas científicamente:
    2 hombre / 1 mujer
    – Comprender e interpretar la realidad social:
    3 mujeres / 2 hombre
    – Dar mayor peso a los significados, a la interacción humana:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Creen que el análisis cualitativo es la base de una investigación:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Mejorar el sistema educativo:
    1 mujer
    – Creen que es importante complementar con análisis cualitativo el cuantitativo:
    3 hombres / 2 mujeres

    Han respondido 68 mujeres y 25 hombres. Total 93 respuestas, un 73 % de mujeres y un 27% de hombres. Sólo destacaré que tanto hombres como mujeres queremos fundamentalmente ampliar conocimientos, desarrollo personal y mejorar nuestra práctica docente y/o profesional en proporciones muy similares.

    Responder
  21. Ben Iker Fernández Sánchez

    Tal y como bien dice mi compañero Antonio José Martín, no cabe duda de que el genero ha sido, y sigue siendo, por desgracia a fecha de hoy, un gran condicionante. Esto, desde mi punto de vista, puede generar que hombres y mujeres tengan diferentes inquietudes a la hora de investigar y de desarrollar proyectos de investigación. Puede ser que ciertos temas, por cuestiones culturales, toquen más «la fibra sensible» de un hombre o un mujer y esto se traduzca en realizar más investigaciones relacionadas con ese campo.

    Desde mi criterio, independientemente del género o del tipo de investigación, como profesionales del campo de la educación debemos de perseguir la mejora continua, sobre todo en aquellos campos que quede más camino por recorrer y más trabajo que mejorar.

    Responder
  22. Antonio José Martín Sánchez-Fortún

    Tal como dice el paradigma científico crítico, la investigación está condicionada por motivos políticos, económicos y sociales y principalmente por el investigador. Siendo la finalidad de estudio elegida principalmente por el investigador( y así sería lo deseable, siempre atendiendo a otros factores como relevancia, por ejemplo), es lógico que la propia historia del investigador influya en la finalidad de la investigación.

    Qué duda cabe que el género es un condicionante histórico y social aún hoy día, y para ello me remito a datos del Eurostat como el menor salario percibido por mujeres en la eurozona por el mismo trabajo. En cuanto al condicionante histórico, es algo evidente que casi no merece la pena escribir sobre ello.

    En conclusión, la finalidad de la investigación depende del investigador en gran medida, y un investigador está condicionado por su género por motivos históricos y sociales, por lo tanto, en la finalidad de una investigación influye el género, aunque está por demostrar en qué nivel y si es significativo como para tomarlo por algo determinante.

    Responder
  23. Victoria Aparicio Cordero

    Hola a todos y todas!
    Debido a mi tardanza en participar en la animada vida de este foro siento que mi aportación no será nada nuevo que no hayáis escrito/leído antes. Aún así, quiero señalar que estoy de acuerdo algunas de vuestras ideas, sobretodo con la feminización de la educación. De ahí que la mayoría de personas que estamos cursando este máster seamos mujeres.
    A pesar de esto, en mi opinión, no podemos afirmar que la finalidad que perseguimos estudiando esta asignatura tenga claras diferencias según el género, si no que más bien entran en juego, y son más diferenciadoras, otras variables: los estudios previos, la edad, el puesto de trabajo (si lo hay), las expectativas de futuro…etc.

    Responder
  24. Marga López

    Buenos días,
    Tras leer las presentaciones hechas por mis compañeras/os sobre qué nos ha traído aquí y sobre el por qué hemos elegido el campo de la investigación, observo que la mayoría de nosotros compartimos el tener ya un bagaje profesional en diferentes campos y la necesidad de profundizar en temas concretos y de hacer las cosas mejor a través de la investigación para ser más competentes en nuestros trabajos. Sin embargo, en el caso de las mujeres observo una mayor tendencia a querer mejorar en conocimientos para poder aplicarlos y mejorar la calidad de vida de un grupo humano concreto, mientras que, en el caso de los hombres, aunque ese sentimiento también existe de manera implícita, queda más clara la necesidad de mejora teórica para poder ser más competitivo profesionalmente. En las mujeres ese sentimiento de mejora profesional también existe, por supuesto, de hecho muchas mujeres han expresado su intención de continuar con el doctorado ; sin embargo, en muchos casos ese sentimiento queda en segundo plano por detrás del de «ser útil» a un colectivo determinado.
    Saludos
    Marga López

    Responder
  25. Carmen González Cartaya

    Bueno, yo no he entendido la pregunta desde el mismo lado que mis compañeros.
    Yo gracias a la estupenda profesora Fidela Vazques he entendido que en una investigación educativa se debe observar los datos y diseñar la investigación desde una perspectiva de género.
    Por ejemplo:
    Faltas a clase
    Mayor o menor de los chicos frente a las chicas.
    Porque saber estos datos nos pueden relevar cosas interesantes como por ejemplo que los chicos salen a trabajar en el campo antes que las chicas.
    O que en alguna región las chicas se quedan en casa cuidando a los hermanos menores…..
    Un saludo

    Responder
  26. Francisco Crespo Molero

    Pese a que estamos estudiando investigación cualitativa me he permitido hacer un recuento rápido de las contestaciones y categorizarlo. Con esto creo que empiezo a contestar las cuestiones del siguiente tema de debate, creo que cualitativa y cuantitativa deberían ser complementarias. Agrupando las contestaciones obtenemos los siguientes datos:
    – Ahondar en la metodología de la investigación cualitativa:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Ampliar conocimientos y/o desarrollo personal:
    34 mujeres / 10 hombres
    – Mejorar la práctica docente y/o profesional:
    18 mujeres / 6 hombre
    – Desarrollar actuaciones educativas fundamentadas científicamente:
    2 hombre / 1 mujer
    – Comprender e interpretar la realidad social:
    3 mujeres / 2 hombre
    – Dar mayor peso a los significados, a la interacción humana:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Creen que el análisis cualitativo es la base de una investigación:
    3 mujeres / 1 hombre
    – Mejorar el sistema educativo:
    1 mujer
    – Creen que es importante complementar con análisis cualitativo el cuantitativo:
    3 hombres / 2 mujeres

    Han respondido 68 mujeres y 25 hombres. Total 93 respuestas, un 73 % de mujeres y un 27% de hombres. Sólo destacaré que tanto hombres como mujeres queremos fundamentalmente ampliar conocimientos, desarrollo personal y mejorar nuestra práctica docente y/o profesional en proporciones muy similares.

    Responder
  27. Ramón

    La investigación educativa es un intento sistemático por producir conocimiento sobre la dinámica y los fenómenos educativos. Intenta dar cuenta de los factores que influyen y hacen posible el proceso de enseñanza y aprendizaje, en sus contextos de realización. Al asumirlo en perspectiva de género se visibiliza un elemento más de la compleja realidad que supone la educación como hecho social. Al asumir el enfoque de género en principio estamos ante la presencia y participación de lo masculino y femenino en el medio educativo, que en principio, en sociedades fundada en la escolarización de masas apunta en la presencia del componente masculino y femenino. En el caso Venezolano, la información estadística reporta una presencia marcada de la mujer en los cargos docente, y en los egreso a nivel de educación superior y media. Realidades que hace meritorio comprender la dinámica escolar que supone tal presencia. En principio un tema de interés es la presencia de lo femenino y lo masculino en los resultados del proceso de escolarización en la sociedad Venezolana, en principio, aunque extensible a otros países de la región o del mundo.

    Responder
  28. Alicia González Pereira

    Buenas tardes a todos, dejaré mi aportación, aunque no sé si se ha plasmado ya (dejé un comentario anterior, pero no sale publicado), y, por otra parte, he leído interestantísimas intervenciones de mis compañeros y compañeras, con lo cual daré mi punto de vista particular, consciente de que tal vez no aporte nada novedoso a sus ideas:

    Yo considero que no es una coincidencia que haya más mujeres que hombres dedicados no sólo al estudio de la Investigación Educativa, sino integrantes del gremio de la educación. Si nos trasladamos a la Educación Primaria es desbordante, y en la Educación Infantil es prácticamente un sector exclusivo de la mujer. Yo considero que esto está en relación con una cualidad innata a la mujer de protección al prójimo y de contribución o responsabilidad en su formación, en la cual el hombre aún permanece a años luz.

    La mujer siempre es más ambiciosa en lo que a consecución de la verdad se refiere. Es más constante, no se cansa tanto ante la frustración y es más tenaz ante la consecución de objetivos.. me refiero a este campo, por supuesto.

    Por mi parte, el motivo del estudio de este máster es precisamente ese, busco una solución a un problema concreto de un sector concreto y en un ámbito concreto, y deseo continuar la línea de investigación que abrí ya hace dos años para poder conseguirlo, y esto es otro paso más. A pesar de que la historia haya ocultado el avance de muchas mujeres o lo haya disfrazado en la faz de un hombre, lo cierto es que, en mi opinión, tal vez por ese instinto de construcción del descendiente que comentaba anteriormente, la mujer siempre ha estado más implicada en el tratamiento educativo que el hombre.

    Aportaría algo más. En la época actual es frecuente que muchos profesores alcancen su empleo por la única motivación de un sueldo estable… plantearía una cuestión. En mi educación secundaria, y en la actualidad, veo muchos profesores que son «licenciados expertos en una materia», pero que manifiestan abiertamente que no les gusta ni aporta nada su profesión, y que están ahí porque era una salida más. Curiosamente en primaria e infantil, en la que las condiciones no son tan buenas, impera el sector femenino, y a partir de Secundaria se neutraliza. Por supuesto no digo que el hombre no sea un gran docente, nada más lejos de mi intención, pero… tal vez a partir de cierta posición o status, se aduqiera una vocación en algunos casos que está lejos de ser auténtica.

    Pèro quien sabe, tal vez tan sólo sean coincidencias.

    Un saludo a todos,. Y muchas gracias.

    Responder
  29. Vanesa Redondo

    Buenas tardes,
    Después de releer las presentaciones de mis compañeros, así como las entradas en el blog, no observo diferencias de género en las intervenciones.
    Creo, que sería necesario valorar otros aspectos que si pueden estar influyendo en la diferencia entre nosotros: edad, curriculum, puesto laboral y proyección académica. Ahora bien, quizá alguno de estos aspectos que nos diferencian se observen diferencias por género; pero teniendo en cuenta todo lo anterior.
    Enlazando, mi intervención, con el vídeo que puso la compañera. Lo que habría que valorar, para realmente conocer si existe o no diferencia por género, es si en todos los casos, no se han dado barreras de acceso debido al género.
    No obstante, creo que la perspectiva que podamos tener compañeros y compañeras, está más influido por nuestro histórico personal, académico y laboral que por nuestro sexo.
    Un saludo

    Responder
  30. Alba

    Buenos días,

    Perdonad mi tardanza en la participación del blog. En contestación a la pregunta que nos plantea la profesora, tras haber releído y analizado las presentaciones de bienvenida de los compañer@s y los comentarios del blog, he llegado a las siguientes conclusiones.

    Lejos de ser reiterativa, diré que es un hecho evidente que la mayoría de los participantes en la presentación han sido mujeres. En este sentido, prefiero no centrarme en porcentajes, ya que este no es el objetivo, ni da respuesta a la pregunta planteada. Lo que aquí se nos plantea es si observábamos diferencias respecto al género en cuanto a nuestra motivación en la realización del máster.

    Coincido con muchos compañer@s en que no se podría hacer una clasificación o diferenciación clara de las razones aportadas por los hombres y las aportadas por las mujeres. La mayoría de los participantes han cursado estudios vinculados al ámbito de la educación y la docencia.

    Aunque nuestro objetivo y expectativas en la realización de máster no son muy diferentes, para muchos supone una vía de enriquecimiento personal y profesional. Sí que podríamos distinguir diferentes matices dependiendo de la titulación académica y formación previa que tienen los compañer@s.

    1. Algunos participantes han especificado el módulo que van a cursar, las personas que provenían de carreras como psicología o psicopedagogía, o perfiles concretos de magisterio, véase pedagogía terapéutica, se han decantado, en su mayoría, por el módulo de orientación.

    2. Aquellas personas que tienen varias carreras o especialidades (magisterio) seguirían en su afán de superación y por tanto ampliación de su formación, estando interesadas en la realización del Doctorado.

    3. Por último, he visto diferencias entre los compañeros que ya estaban trabajando como docentes y aquellos que no. Ambos estaban interesados en la realización de investigaciones futuras. Para los que ya trabajan, su principal objetivo es la aplicación de lo aprendido en su práctica actual.

    Con todo esto, en general, las diferencias observables varían según la situación profesional o la carrera estudiada. Al igual que apuntan algunos compañer@s, lo que sí está claro es que cada persona viene con su bagaje social y cultural que le influye a la hora de tomar una decisión u otra, ¿qué este bagaje aun se diferencia más según el género? Puede ser, pero para poder analizar esto adecuadamente, tendríamos que adentrarnos como ha dicho el compañero Daniel, en “cuestiones filosóficas-antropológicas” o ahondar en “los modelos sociales heredados”.

    Un saludo.

    Responder
  31. Verónica Vélez Diego

    Al hilo de la intervención de Laura Villaescusa, que recoge la opinión de otras aportaciones sobre la feminización de los estudios educativos y por tanto de la profesión de educador/a, me parecía interesante, al igual que otros compañeros han realizado un análisis de los porcentajes por género, formación e intereses de los matriculados en esta asignatura, recoger algunos datos sobre nuestra realidad docente, con una intención:

    • Mostrar la feminización de los estudios docentes, y por ende de la profesión docente, pero mostrando cómo, según avanzamos en los niveles de enseñanza y nos acercamos a los porcentajes de docentes en tercer ciclo, el porcentaje de mujeres desciende. Lo que nos muestra no sólo la feminización de la labor docente en los primeros ciclos de la formación reglada, sino el techo de cristal existente también, como en el resto de los campos profesionales, aún con porcentajes completamente opuestos en las primeras etapas formativas.

    En una segunda reflexión, también al hilo de la intervención de Laura, anotar también, que no sólo la cuestión de género influye en la investigadora desde el punto de vista ético de la propia investigadora, sino también en los frutos de la investigación cualitativa. Por ejemplo, en casos como la investigación etnográfica o las historias de vida en la que la confianza es clave para poder obtener información válida para la investigación, el hecho de que los informantes hablen con investigadores, mujeres u hombres, puede marcar la manera en que esa relación se establezca, ya sea por desconfianza, machismo, etc.
    A continuación extraigo de los textos citados algunos datos algunos datos para apoyar mi primera reflexión…

    Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2010. INFORME ESPAÑOL
    MINISTERIO DE EDUCACIÓN. SECRETARÍA DE ESTADO DE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN PROFESIONAL. DIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN Y COOPERACIÓN TERRITORIAL. Instituto de Evaluación. Madrid 2010
    Distribución del profesorado por sexo (página 40)
    En España se observa un alto porcentaje de profesoras en Educación Infantil (90,6%), aunque no llega a la media de la OCDE (96,9%) ni la de la UE (96,7%). Las diferencias en cuanto a porcentaje de mujeres entre los docentes, son similares en las etapas de Educación Primaria y primera etapa de Educación Secundaria. Por otro lado las diferencias se van haciendo menos notables a medida que avanzamos en el sistema educativo, así en Educación universitaria el porcentaje de profesoras en España (37,3%) es inferior al de la media de la OCDE (38,2%) y al de la UE (40,1%) (Gráfico D7.2).

    Las mujeres en el sistema educativo II. Madrid, IFIIE/INSTITUTO DE LA MUJER 2009
    © Instituto de la Mujer (Ministerio de Igualdad) e
    IFIIE (Ministerio de Educación)
    Edita: Instituto de la Mujer (Ministerio de Igualdad)
    En el curso 2006/07, el profesorado de enseñanza no universitaria y universitaria en España asciende a 703.167, siendo 438.178 mujeres y 264.989 hombres. El número de mujeres que ejercen la profesión docente en el conjunto de las enseñanzas representa el 62,31%.
    Al analizar los datos en función del nivel educativo se aprecia que el porcentaje de mujeres en ejercicio de la profesión docente es mayor en los niveles inferiores y disminuye a medida que el nivel educativo es mayor. En Educación Infantil y Primaria el 78,21% del profesorado son mujeres; en ESO, Bachillerato y Formación Profesional la representación femenina se sitúa en un 56,20%; y, de forma muy igualada están las profesoras y profesores de Enseñanzas de Régimen Especial (50,55% mujeres y 49,45% hombres). El porcentaje más bajo se da en las enseñanzas universitarias, donde las mujeres constituyen el 36,05% del profesorado.

    Responder
    1. Belén Ballesteros Autor

      Un vídeo interesantísimo, Mónica. Me alegro de que lo hayas compartido con nosotros.
      La igualdad de oportunidades es un reto pendiente .

      Responder
    2. Vanesa

      Buenas tardes,
      Muy bueno el vídeo Mónica.
      Totalmente de acuerdo, antes de valorar las diferencias por sexo o raza, el contexto y circunstancias deberían ser los mismos para todos.
      Quizá, nos sorprendería observar que las diferencias se disuelven al eliminar las barreras de acceso.
      Un saludo

      Responder
    3. María Isabel Agoiz Calavia

      Sí, me gusta. Eso de lo que habla (¿no prefieres ser atleta? … ¿no prefieres ser maestra?) es la socialización diferencial a la que me refería antes.

      Responder
    4. isabel alvarez

      Me ha gustado mucho Mónica, me alegro que poco a poco este tipo de reflexiones sean más visibles sobretodo en boca de persona de notoriedad pública, todavía hay mucho que hacer, pero está bien para empezar que sea un hombre el que entienda que el cambio está en la mentalidad y en la sociedad, no en la genética o la biología.

      Responder
    5. Luisa

      He de decir que entiendo muy bien lo que dice.
      No voy a contar mi vida personal, no es el sitio ni el lugar, pero diré que cuando naces en un determinado entorno social, se presupone (los padres son los primeros que te presionan para eso) que tu destino tiene que ir por un determinado camino, no es que estés predestinado, es que estás condicionado.
      Llevo toda mi vida revelándome contra «mi destino», y me gusta, me ha llevado a descubrirme cada día y a transmitir eso mismo en casa y fuera de ella.
      Muchas gracias Mónica por compartir el video con nosotros.

      Responder
    6. Marga López

      Me ha gustado mucho el planteamiento que este ciéntifico hace en referencia a la participación o no de determinados sectores de la sociedad que por género, raza, color de piel, clase social, tienen más difícil acceso a determinadas profesiones o estatus. Es cierto. Determinados factores ajenos a nosotros mismos influyen o intentan influir en nuestras decisiones, formas de ver la vida, y como bien dice este hombre, es necesario ir encontrando el «combustible» para seguir intentando llegar a una meta que te has fijado.

      Por otro lado, está el debate de por qué hay tantas mujeres en los ámbitos relacionados con la educación, que como señala Verónica en las estadísticas que presenta, disminuyen conforme aumenta el nivel educativo
      ¿Puede ser explicado por razones biológicas en cuanto a diferencias estructurales del cerebro masculino y femenino, a las diferentes conexiones entre hemisferios, que nos hacen más o menos eficiente en determinadas tareas? ¿O tiene una explicación social? A lo mejor ser maestra es algo que la sociedad en general tiene aceptado como algo correcto, que debe ser, mientras que a la sociedad le cuesta más asumir que una mujer sea Rectora de una Universidad por ejemplo. No olvidemos que una de las características del cerebro es su plasticidad, y eso implica que se puede modificar con las actividades que realizamos, cada vez que aprendemos cosas nuevas, nuestro cerebro genera nuevas sinápsis que nos hacen mejores en determinados campos. Por lo que no hay que dar nada por sentado.
      Saludos!
      Marga

      Responder
  32. Mª Jesús Romero Brieba

    Buenos días compañeros/ as, en relación a la finalidad de la investigación en el ámbito educativo perspectivas según género?:
    Considero que la finalidad es similar en ambos sexos, es ampliar nuestro abanico de posibilidades en la enseñanza buscando siempre la mejora de nuestra práctica docente y como no, la proyección sobre nuestro alumnado.
    Esta asignatura, «investigación evaluativa», pertenece a un Máster de educación y es lógico pensar que los interesados sean profesionales del mismo ámbito. En consonancia con todo esto, al haber en la realidad educativa más profesionales del sexo femenino que masculino, sucede lo mismo en dicha asignatura.
    Un saludo.
    Mª Jesús Romero Brieba

    Responder
  33. Mónica

    Estoy de acuerdo con el compañero Luis Yanguas con la idea de que para la mujer es difícil combinar la vida familiar y laboral y que los hombres no han asumido las responsabilidades familiares ni domésticas. Todo esto está cambiando gracias a las estrategias sociales que permiten que esto se haga compatible. Pero un problema se mantiene en los hijos de éstos ya que si están socializados en un contexto familiar en el que los esquemas suelen estar diferenciados según el género de sus padres, los hijos tenderán a reproducir dichas conductas. En mi opinión, aún falta mucho trabajo que hacer respecto a este tema.
    El estudio de esta asignatura, nos ayuda a adquirir nuevos conocimientos muy útiles a nuestros intereses.
    Saludos

    Responder
    1. Luisa

      Buenas Mónica, perdona que te haga una pregunta. ¿A qué te refieres con que las estrategias sociales están cambiando y permiten que se haga compatible?

      Por otro lado, difiero en que los niños reproducen conductas de los progenitores únicamente, más bien tiene que ver con que ciertas familias fomentan la discriminación por razón de sexo dentro de su ámbito doméstico.
      Saludos.

      Responder
  34. Laura Villaescusa

    Finalidad de la investigación en el ámbito educativo. ¿Perspectivas según género?

    En primer lugar quiero dejar constancia de que coincido con mis compañer@s en la feminización de la profesión, tanto en le ámbito educativo forma como en contextos de educación social.
    Partiendo de ahí, considero que influye a la hora de plantear una investigación, porque, tal y como hemos visto en el tema, como investigadoras cualitativas nos encontramos insertas en la realidad a conocer, por tanto la perspectiva del investigador se verá influenciada por el género, así como por otros muchos aspectos de la persona que investiga.
    En este sentido, la finalidad de la investigación en el ámbito educativa puede tener diferentes perspectivas en función del género de la persona que investigue, así como en función de sus intereses, bagage profesional, creencias….
    A lo que no me atrevo es a determinar qué finalidad es propia de un género o de otro. Tan sólo quiero matizar que el género es una característica importante en toda persona y formará parte del posicionamiento a la hora de investigar, como el resto de características.

    Un saludo, Laura Villaescusa.

    Responder
  35. Carmen Ruiz

    Hola a todos,
    Tras leer todas las aportaciones al foro de presentaciones, hay una cosa que me ha llamado poderosamente la atención: la mayoría de los alumnos están actualmente trabajando y, además, en su mayoría en el sector de la educación.
    Entre los propósitos o razones por las que se estudia el presente Máster, más de la mitad deja constancia de que es para mejorar su calidad profesional, y en un menor porcentaje, con fines de proyección (doctorado, etc.).
    En cuanto a la variable género, es indudable que hay más mujeres que hombres dejando su opinión, pero no tengo muy claro que esto sea relevante, puesto que es algo característico de los estudios humanísticos y sociales. Al menos, en los últimos años.

    Carmen

    Responder
  36. Luisa

    Buenas tardes.

    La verdad es que aportar después de este regalo/estudio de Carolina es complicado 🙂

    Lo que he visto, después de releer algunos comentarios/aportaciones de los primeros días, es que aunque la amplia mayoría, como bien apunta Carolina, pertenecemos a ramas de la educación en sus distintos niveles, la mayoría, no tan amplia como cabría esperar de lo que en algunos claustros estamos acostumbrados a ver, somos mujeres.

    En cuanto al factor común, si bien no responde a un tipo de análisis exhaustivo, sino más bien a la pura observación, creo que es el interés por poder ayudar más y mejor a las personas y a la sociedad en general el motor principal de tanto sacrificio puesto encima de la mesa, aunque evidentemente existen perfiles de (y perdón por la expresión) titulitis.

    Me encanta ver, después de coincidir en mi vida con muchas lechugas (dícese de las personas que nacen/crecen/mueren), que el saber y el aprender quita tiempo pero aporta tranquilidad a la conciencia.

    Respecto a los intereses que puedan tener los hombres y mujeres del grupo, me encantaría contribuir con un libro y su visión (no literal), El cerebro femenino de Brizendine: la mujer termina teniendo la necesidad social de compartir y contribuir, mientras que el hombre puede avanzar en soledad (es la idea que he sacado después de leerlo, os animo a hacerlo).

    Sigo pensando que me encanta pertenecer a este grupo de personas con inquietudes por la educación, y estoy segura de que aprenderemos mucho entre todos.

    Saludos.
    Luisa

    Responder
    1. Alicia González Pereira

      Buenas tardes/días a todos.

      Me sumo al debate, tarde, pero con ganas.

      Precisamente en el punto al que he llegado de lectura de las aportaciones de mis compañeros, me sumo a la opinión parcial de Luisa. De hecho, la inmensa mayoría de maestras son mujeres, y por supuesto casi la totalidad de Educadoras Infantiles son mujeres. Yo creo que esto está totalmente relacionado con el instinto de protección al prójimo innato en la mujer. El hombre está a años luz, en mi opinión, de manifestar una necesidad tan imperante de protección como el instinto de la mujer, y eso la hace preocuparse más por la educación de los demás y la suya misma.

      Totalmente de acuerdo con la opinión de Luisa en que la formación hace muchísimo más tranquilo al ser humano. He de decir que este, mi segundo máster, me aporta aún más si cabe, sensibilidad a la ya adquirida e innata en mi persona. Cuanta más consciencia tienes de la propia realidad más sensible eres a la profundización en ésta.

      En mi caso estudio el máster por constituir una línea de investigación particular y muy concreta que he comenzado hace años. Trabajo como profesora también, pero lo hago en aras de la consecución de un resultado de Innovación que quiero llevar a la práctica en el ejercicio de mis funciones y más allá de ellas.

      En lo referente a las expectativas de hombres y mujeres en este campo… sí es cierto que siempre he pensado que la mujer es más ambiciosa en general. Busca más la profundización. El hombre es más instintivo, más superficial. Pero tal vez sólo sea una mera coincidencia que haya más mujeres que hombres en este ámbito. No lo creo, sin embargo. Yo creo que las mujeres son más insistentes y constantes, y que la educación es algo por lo que de formainnata se preocupan más.

      Saludos a todos!

      Responder
  37. Carlos Moreno Collado

    Buenos días.

    Adjunto mi aportación sobre el tema del género, aunque no sé si voy a decir algo nuevo después de todos los profundos análisis de mis compañeros. Tras leer los mensajes de presentación en el foro, queda claro que el número de mujeres que cursa la asignatura es bastante mayor que el de hombres, como mis compañeros han dicho en anteriores entradas. Además, la mayoría de nosotros venimos de carreras que tienen que ver con el ámbito educativo, algo de esperar pues cursamos másteres relacionados con la materia. En mi opinión, este hecho tiene una génesis social, ya que, hablando desde mi experiencia, las carreras relacionadas con la educación suelen tener una proporción de alumnas mujeres mayor que la de hombres. Quizás, haya una relación con la perspectiva tradicional en la que el hombre se dedicaba al trabajo y la mujer al cuidado de los niños. Debido a que esta concepción ha cambiado, seguramente a lo largo de los años el número de mujeres y hombres se iguale. Sin embargo, independientemente del sexo, hay una finalidad común que se repite constantemente: mejorar la educación. Por lo tanto, no creo que ser hombre o mujer sea un factor clave a la hora de investigar cuando el próposito que nos envuelve es el mismo.

    Un saludo.

    Responder
  38. Carlos M De Abreu

    Los intereses de todos aquellos que participamos en el máster se corresponden con el deseo de aplicar los conocimientos aprendidos a la profesión, mejorar la calidad de la enseñanza y experimentar con los diferentes modelos de innovación con el deseo de mejorar el aprendizaje, adquirir conocimiento, diseñar experiencias. En este sentido, resulta curioso que especialmente en los centros de educación primaria primaria en los que he trabajado, existe amplia mayoría de mujeres que de hombres, por lo que parece que aún existe la idea de «carreras para mujeres» y «carreras para hombres», pienso que ya llevamos mucho camino recorrido pero aún queda bastante, podemos comprobarlo algunas profesiones en las que los papeles de ambos se van entremezclando. Es de esperar que en la sociedad plural y democrática en que vivimos dicho papel se vaya manifestando en los diferentes niveles de la sociedad.

    Un saludo

    Responder
    1. Loly

      Carlos como comentas ya es hora de que avancemos hacia una sociedad más globalizada en la que no existan esas diferencias tan características y por otro lado tan absurdas relacionadas con hombres y mujeres; todos somos personas con unas características únicas pues cada persona es un mundo y no por eso debemos diferenciar entre el sexo masculino y el femenino. Todos/as formamos parte de la sociedad y pienso que debemos fomentar la participación y animar a la población a que aporte su granito de arena y avancemos hacia un mundo más tolerante y democrático sin restricciones ni etiquetas. No debemos catalogar al hombre por ser hombre en ciertas ocupaciones profesionales ni a la mujer en otras tantas. Debemos respetar que cada cuál sea libre de decidir y elegir como quiere vivir su vida sin molestar a los demás.

      Responder
  39. ANDREA CATENA MARUGAN

    Tras el conocimiento de las diferentes modalidades de Intervención y lectura y estudio de textos al respecto, puedo apuntar, que aunque no se trabaja de forma diferente en función del género, si que creo que cada uno, no sólo en relación al mismo, sino también por su bagaje, recursos, destreza, habilidades, etc; aporta a la intervención aspectos diferentes,; lo que si creo relevante es señalar la proporción mayor de mujeres, tanto en el máster, como en general en los ámbitos de Intervención en los que he trabajado, lo que puede ser beneficioso en algunos de los ámbitos de Intervención, pero a mi modo de entender es más enriquecedor cuando los equipos son interdisciplinares y mixtos, pues la cantidad y calidad de aportaciones crece.

    En cuanto a los propósitos, imagino que serán similares los míos y los de mis compañer@s, mis objetivos para este curso, a través de esta asignatura son conocer mejor las técnicas y estrategias metodológicas de Intervención, conociendo las herramientas de análisis cualitativo, en comparación y de forma complementaria a las de tipo cuantitativo, así como aprender a utilizarlas y aplicarlas a la materia que nos compete en este máster.

    Creo que este es un espacio único para intercambiar y contrastar información y experiencias

    Andrea Catena

    Responder
  40. M. Isabel García Epinosa

    Con respecto a los interrogantes planteados, coincido con las aportaciones de algunos compañeros/as que reflejan:
    1. Mayor número de presentaciones de mujeres con respecto a la de los hombres.
    2. La mayoría (ambos sexos) tenemos formación en el ámbito educativo y nuestro desempeño profesional se desarrolla en el mismo, tanto en el espacio formal como no formal.
    3. Entre los objetivos que perseguimos, hay coincidencia en la necesidad de formación en el área de la investigación cualitativa, para poder utilizarla posteriormente como herramienta de mejora en la práctica profesional; y en otros casos, para también continuar la labor investigadora.

    En lo que concierne a las especificidades, atendiendo al género, sólo puedo percibir alguna diferencia en cuanto a la “forma” de las intervenciones. Es decir, creo que las mujeres, en general, a la hora de expresarnos hemos aportado más datos y matices en cuanto a nuestra formación, realidad profesional, expectativas formativas y laborales; mientras que los hombres, por lo general, se han comunicado utilizando expresiones más concretas y directas, sin entrar en explicaciones detalladas a las preguntas planteadas.

    Responder
  41. LUIS YANGUAS GONZALEZ

    Finalidad de la investigación en el ámbito educativo. ¿Perspectivas según género?
    ¿qué pretenden y qué pretenden mis compañeros conseguir? Releyendo los mensajes de mis compañeros, cada uno de ellos se inclinan por adquirir nuevos conocimientos en la investigación cualitativa, tienen prioridades sobre temas que le son cercanos o les gustaría trabajar e indagar más sobre ello. Me he llevado la sorpresa de que un gran porentaje de alumnos se inclinan por estudios educativos y sociales. En mis años de educador social he podido ver que las mujeres se encuentran con el dilema de elegir entre la vida familiar y la vida profesional porque hay una incompatibilidad clara entre una y otra, y los hombres hoy todavía no han asumido las responsabilidades familiares ni domésticas. Aunque esto está cambiando poco a poco, creo que para las mujeres es difícil investigar y conciliar entre la vida privada y laboral.
    Esto genera conflictos, y ellas se ven condicionada fuertemente su vida profesional si quieren ser madres y a veces eligen oficios o profesiones compatibles como funcionarias, docencia, etc. La causa principal es que el rol de la responsabilidad familiar hoy por hoy recae principalmente sobre las mujeres. Los hombres sólo tímidamente han empezado a «colaborar».
    Mis compañeros/as pretenden conseguir una mejora con sus propuestas de investigación y obtener unos resultados óptimos en sus metas y objetivos individuales. En la metodología cualitativa se trata de humanizar el proceso investigador, en un mundo donde prima la economía sobre la ética y la moral.
    Me atrevo añadir una frase que me va dar quebraderos de cabeza en mi labor de investigador: «La verdad es increible y peligrosa, la mentira convence y amansa a las multitudes, cómo la música que amansa a las fieras».

    Responder
  42. Cristina Baz Sanz

    Buenas noches,
    Tras releer los mensajes de presentación de los compañeros llego a las siguientes conclusiones.

    Hasta el momento, el número de mujeres que ha comentado en el mensaje de bienvenida es muy superior al número de hombres, por lo que se deduce que el número de alumnas matriculadas en la asignatura será mayor que el número de alumnos.

    Todos los participantes comentan que están involucrados en el mundo de la educación, ya sea porque sus estudios previos al master están dentro de este ámbito o porque actualmente se dedican de manera profesional a la labor docente (o ambas cosas).

    Tratando de ver las diferencias según sexos en la presentación, no encuentro ninguna significativa o que me llame la atención, quizá es porque no conozco lo suficiente sobre investigación cualitativa o quizá es porque simplemente no las haya y todos, tanto hombres como mujeres esperamos conseguir algo similar del master en general y de la asignatura en concreto.

    La mayoría de nosotros esperamos poder aprender más, con el objetivo de poder desarrollar más y mejor nuestra labor en el mundo educativo, ampliar los conocimientos que tenemos sobre investigación, que como varios compañeros indican, suele destacar más nuestra formación en investigación cuantitativa.

    Como docentes, tenemos la visión del reciclaje presente, algo imprescindible en la sociedad actual, que está en continuo movimiento y cambio. Con el reciclaje de conocimientos, técnicas y metodologías pretendemos avanzar en nuestra labor educativa dentro del aula.

    Para finalizar, decir que, por lo general, todos tenemos ganas de conocer e involucrarnos de lleno en la investigación cualitativa para poder evolucionar y avanzar.

    Un saludo.

    Responder
  43. Mª Elena Jorge Mato

    Tras la revisión y el análisis de los comentarios, he percibido que existe un mayor número de mujeres frente al de hombres.
    Lo que la sección femenina pretende conseguir es adquirir, ampliar y/o mejorar los conocimientos y competencias sobre la evaluación cualitativa por su interés hacia la misma y para aplicarlos en contextos sociales. Este es un tema en el que no tienen mucha formación y que han descubierto a lo largo de su trayectoria profesional. Las mujeres provienen de carreras relacionadas con el ámbito educativo; predominando la Pedagogía, la Educación Social, la Educación Primaria, la Educación Infantil y la Psicología frente a otra minoría.
    Sin embargo, en el género masculino se aprecia una mayor diversidad en su formación; donde prevalecen también la Educación Social, la Pedagogía y la Educación Primaria. No obstante, el número de profesionales en cada una de ellas es menor que en el género femenino y predominan otras muchas carreras no tan relacionadas con el área de la educación. En cuanto a lo que esperan alcanzar, ellos hacen una mayor mención a la evaluación cuantitativa pero que por su complementariedad con la evaluación cualitativa, quieren indagar sobre esta última.
    Ésta es una afirmación que ambos géneros comparten, tanto ellos como ellas creen que la evaluación cualitativa y la evaluación cuantitativa están sumamente relacionadas entre sí y que una complementa a la otra. Otra característica que ambos tienen en común, es que esperan poder aplicar todos los conocimientos adquiridos sobre la evaluación cualitativa en su práctica laboral, independientemente de cuál sea su formación o su trayectoria profesional.

    Responder
  44. Miriam Carrera

    Buenas tardes,

    Con respecto al tema que se propone en este foro, efectivamente como manifiestan las personas que me anteceden en los comentarios, se nota mayor presencia femenina por la cantidad de respuestas emitidas, lo que significaría que existe más mujeres matriculadas en el curso, que hombres.
    Sobre los comentarios vertidos, en forma general, el interés básico parece estar encaminado a mejorar las metodologías educativas, para ofrecer más calidad de enseñanza a los alumnos.
    Coincido en lo manifestado por algunos compañeros, referente al poco tratamiento que como docentes, hemos tenido sobre la Investigación Cualitativa, sin embargo confiamos en que será una excelente alternativa para el mejoramiento no solamente profesional sino también personal.

    En definitiva, la lectura de los comentarios emitidos en el foro, me han invitado a una reflexión profunda de varios aspectos, en primer lugar pensaba, que es una suerte estar rodeada de personas (profesores y compañeros), con gran preparación académica, laboral-profesional y especialmente con una enorme sensibilidad humana, que pueden aportar al grupo desde sus propias experiencias. También he pensado en las expectativas que tiene el educador sobre el actual sistema de enseñanza.
    Creo que independientemente de la edad, el sexo, la especialidad,… sentimos “la necesidad de que lo que hacemos lo podemos hacer mejor”, no queremos seguir solamente los guiones escritos. Pensamos que hay mucho que aprovechar y ofrecer.

    Saludos,
    Miriam

    Responder
  45. Sara Suárez Valenzuela

    Hola a todos.
    He vuelto a leer los mensajes de presentación, desde el que la profesora Belén hizo la propuesta de fijarnos en ellos para comentarlos después (mensaje 51) hasta el último ingresado hoy, 28-octubre-2014 (mensaje 104). Corresponde este grupo de presentaciones a las personas que ya sabían que estaba en marcha la actividad de analizarlos con posterioridad.
    Según género no observo ninguna especificidad, intervienen 50 personas, de las cuales hombres son 14 y 36 mujeres. No observo diferencias en cuanto a género con respecto al interés general en la investigación y a la metodología cualitativa en particular, es similar a la de los mensajes aportados por mujeres.
    Me ha llamado la atención el número de personas con foto: 16, (34 sin foto) de las cuales hombres son 4 (12 mujeres).
    Las intervenciones siguen un patrón de respuesta en la mayoría de los casos, 38: introducción, algún problema personal, currículum, intenciones de futuro con la investigación y con la metodología cualitativa, deseos de aprovechamiento tanto para la formación como para establecer relaciones cordiales. En los 12 casos restantes, las respuestas han sido más personales, con un desarrollo más amplio y un esquema de respuesta único.
    Según mi interpretación, la amplia mayoría de las intervenciones, pretenden conseguir en relación con la asignatura de metodología cualitativa, mejorar la formación para su posterior utilización. No he observado prejuicios, ni desinterés.

    Saludos a todos.
    Sara.

    Responder
  46. Yaiza Somorrostro Real

    Tras revisar el foro de bienvenida y como han aportado mis compañeros anteriormente, llama la atención el elevado número de mujeres matriculadas en la asignatura, frente al número de hombres.
    Aunque todos exponemos nuestro interés por ampliar conocimientos en el campo de la metodología cualitativa y enfocarlos al desarrollo en el campo profesional, así como a una formación continua, si se aprecia que; Mientras las mujeres se decantan por un interés más práctico y orientado a una mayor vinculación con cuestiones sociales, los hombres se manifiestan más acordes al campo teórico y académico.
    Me ha llamado la atención la aportación de mi compañero Sérvulo Muñoz, en la que señala la importancia de la incidencia del uso de la palabra «rigor´´ y «metodología cuantitativa´´ como factor a tener en cuanta es este análisis. En este caso, vemos como los hombres recalcan más estos términos… quizás aplicando técnicas cualitativas podríamos concluir con una respuesta veraz, válida y fiable, del ¿por qué?
    Me uno a otros comentarios que señalan «los modelos sociales heredados´´ como posible factor clave de estos resultados. Si bien es cierto que en algunos aspectos la sociedad ha evolucionado, en otros parece haberse estancado en ideas interiorizadas, de las que es difícil deshacernos.
    Saludos!

    Responder
  47. Sylvia Díaz Herrero

    Desde el momento en que la proporción de mujeres es muy superior a la de hombres, ya tenemos una perspectiva diferente según el género. Eso no sólo es cuestión de este máster, en todos los centros en los que he trabajado la superioridad femenina es patente. Es decir que, ya la elección de esta rama de conocimiento evidencia perspectivas distintas según el género. La educación es un sector mayoritariamente femenino, aunque en mi opinión debería ser equitativo, ya que según el género podemos aportar cosas diferentes a los alumnos y eso ayuda en su formación, no solamente académica.
    Si leemos los mensajes de nuestros compañeros, no hay mucha diferencia entre ellos sobre los motivos por los que estudiar esta asignatura, casi todas las respuestas (independientemente de hombres o mujeres) consideran que esta asignatura va a mejorar su práctica docente, es decir, nos va a ayudar a ser mejores profesores. Hay también muchos alumnos y alumnas que señalan su intención de realizar el doctorado en un futuro, tampoco he visto una diferencia significativa en el número de hombres y/o mujeres que han señalado esta opción.
    En cuánto lo que pensamos que nos puede aportar esta asignatura, sorprendentemente, sí encuentro diferencias. La mayoría de las respuestas vinculadas a los hombres, hacen alguna referencia a la cuantificación, sin embargo las mujeres son más receptivas a la metodología cualitativa. ¿Hay diferencias educativas según el género? ¿es una concepción heredada? Para mí es sorprendente porque en mi caso, mujer, soy de matemáticas y mi perspectiva siempre es cuantitativa, por ello hacer esta observación es un punto de reflexión para analizar con más calma.

    Responder
  48. BLANCA ESTHER IGLESIAS IBARLUCEA

    He leído al resto de compañeros y compañeras y creo que hay diversas opiniones. Quizás una de las que más me ha llamado la atención ha sido la de un chico que aprecia como las chicas se inclinan más por la metodología cualitativa y no por la cuantitativa, considerando al género masculino calculador.
    Después de haber leído los capítulos del libro, con respecto al tema 1, considero que la mejor metodología a aplicar es aquella que dé mejores resultados. Será necesario realizar un estudio previo, acerca de los intereses, finalidades a investigar, y luego utilizar la metodología más adecuada.
    Desde mi punto de vista, y teniendo en cuenta, las fechas en las que nos encontramos y el comienzo de la asignatura, la metodología cualitativa, me parece más difícil, teniendo en cuenta la serie de factores que pueden influir en ella, sus características (intersubjetividad y holismo), su posición hacia una ontología y una epistemología…
    aunque seguro que todas estas dudas que ahora me surgen, se disiparán con el estudio en profundidad de la asignatura.

    Responder
  49. Susana Mª García Vargas

    Estimados compañeros/as

    Desde mi punto de vista la percepción general con respecto a la finalidad de la mayoría de los estudiantes de la asignatura, es consolidar una mejora en sus quehaceres profesionales, bien desde una visión más crítica con la práctica educativa como desde la intencionalidad de incorporarla como complemento a la metodología cuantitativa que es la más valorada desde el proceso formativo universitario. Pero todos ellas surgen por una inquietud y es la de interpretar más claramente la realidad socioeducativa. Todo esto ha sido desarrollado gracias a la gran variedad de perfiles profesionales que se aúnan en puntos de vista direccionados hacia la necesidad de innovar en nuevas formas metodológicas en la investigación.
    Las observaciones de los estudiantes no establecen diferenciación en cuanto a género, todas ellas llevan los mismos propósitos sin distinción de género a pesar de que existe una gran mayoría de mujeres que cursan la asignatura.
    Espero que mi valoración sirva para enriquecer los conocimientos esperados.
    Un saludo
    Susana

    Responder
  50. Sandra Espinosa López

    Buenos días,

    en primer lugar me gustaría destacar que me parece genial poder realizar esta primera aportación en base a los comentarios que nosotros mismos hemos ido dejando en el foro sobre nuestras presentaciones, ya que es una buena forma de ir tomando confianza con esta plataforma y, además, de conocer el perfil de los demás compañeros.

    Tras la lectura y posterior análisis de las presentaciones de mis compañeros he podido observar que existe una gran mayoría de mujeres que de hombre matriculadas en esta asignatura y, por tanto, en este máster.

    Por otro lado, las personas matriculadas en esta asignatura estamos, de una forma u otra, relacionados con la educación. Esto me hace reflexionar sobre el echo de que, en el plano educativo, hoy tienen mayor presencia las mujeres que los hombres.

    Además, la gran mayoría (tanto hombres como mujeres) coincidimos en que el estudio de esta asignatura puede ayudarnos en nuestra práctica profesional, así como a adquirir nuevos conocimientos relacionados con esta materia. Por tanto, el género no influye en las expectativas generales sobre esta asignatura en concreto.

    Un saludo.

    Sandra Espinosa.

    Responder
  51. CARMEN

    Tras leer las presentaciones de todos mis compañeros, he observado que hay un alto porcentaje de mujeres en comparación con los hombres, casi todos ellos vinculados al mundo educativo.
    Todos ellos pretender ampliar su formación y conocimientos para una mejora en su actividad profesional, y poder profundizar en temas que llaman su atención e intentar trabajar e intervenir en ellos.

    Creo que todas las personas que estamos cursando este máster independientemente del sexo tenemos una sensibilidad para trabajar con personas, eso hace que seamos inquietos y tengamos ganas de investigar y desarrollar cuestiones que surgen en nuestro día a día.

    Un saludo!

    Responder
  52. María Isabel Agoiz Calavia

    En cuanto a las respuestas sobre la razón de elegir esta asignatura y este máster, la mayoría de las personas responden hablando de la mejora en su práctica profesional, evaluar su trabajo y mejorarlo. Me ha parecido que las respuestas son muy parecidas en cuanto a géneros. Por ejemplo, las categorías que establece Pablo no las veo tan claras; cuando hablamos de evaluar y mejorar, yo creo que todos hablamos de usar el método científico, y para mejorar el entorno, ¿qué otro método, más que el científico, vas a usar para evaluar tus intervenciones? Así que no estoy de acuerdo con las categorías que menciona. Las respuestas me parecen más parecidas que a él, todos hablamos de mejorar y aprender, en general.
    Algo que sí me llama la atención y que ya se ha mencionado es que estamos muchas más mujeres que hombres en este máster. La mayoría de los docentes que hay aquí son de primaria y secundaria;en primaria hay un 40% de mujeres y n 60% de hombres y en secundaria son aproximadamente el 50%. Aquí el 33% son hombres y el 66% mujeres según datos que he leído más arriba y que doy por buenos. ¿Porqué esa diferencia?
    Como ya hemos dicho, hablamos de mejorar y aprender; parece que las mujeres en el ámbito educativo son más conscientes en general de una necesidad de mejora… Y hablando ahora de estudios y análisis debidos a Subirats, a López-Navajas… Esa necesidad de mejora, ¿denota una inseguridad mayor en la práctica profesional?. Inseguridad que sería consecuencia de la socialización diferencial de hombres y mujeres, que hace que el autoconcepto femenino sea más pobre, tanto personal como profesional. Siguiendo con la perspectiva de género, también se habla de la mayor adhesión de las mujeres al mundo académico: siguiendo las reglas explícitas, aunque sean perjudicadas por el currículo oculto. Así, tendrían mejores notas, y más tendencia a continuar los estudios. Y finalmente en la práctica profesional, también está el factor de la sobrecualificación femenina. Quizá también está relacionado.
    ¡Un saludo a todos!

    Responder
  53. Pablo Fernadez Velasco

    Buenas tardes. Releyendo los comentarios de las compañeras y compañeros que cursan su asignatura y su interés en la investigación he recogido, a grosso modo, las siguientes categorías:

    – Construir conocimiento científico, conocer mejor la investigación cualitativa y su relación con otras metodologías. Se trata de un interés más teórico y académico. Casi el 47% de los hombres se han decantado por esta opción frente a un 32% de las mujeres.

    – Mejora profesional, adquisición de nuevos conocimientos: Cuando la intención en el máster o en la investigación va ligada a la mejora profesional sin vincularla directamente con cambios esperados en el entorno. aquí contamos con el 34% de los hombres frente al 37% de las mujeres.

    – Mejora del entorno de intervención: donde incluimos aquellos proósitos de la investigación para una necesaria mejora del entorno o de la práctica. En este caso, encontramos el 19% de los hombres frente al 31% de las mujeres.

    Si observamos dentro de cada género, vemos cómo las mujeres que cursan esta asignatura se distribuyen de manera más o menos uniforme entre las tres opciones sintetizadas. Por otro lado, los hombres tienden a polarizarse más en los aspectos teóricos o el propio desarrollo que a la mejora del entorno.

    Si analizamos diferencias intergéneros, la más clara se encuentra en la diferente elección de la parte teórica de investigación, más común entre los hombres, frente a la aplicada o de transformación del campo de trabajo, más diferenciada por las mujeres.

    Esta diferencia intergéneros invita a pensar en las diferentes herencias culturales que hemos recibido, sobre todo en el ámbito de la investigación, en el que el rigor, el desarrollo teórico y derivados parecen tener un mayor peso y prestigtio. Y cómo los hombres nos declinamos más en esa línea. En contraste, las mujeres eligen con mayor determinación la mejora del entorno, una práctica que se puede asociar por un lado con una visión más relacionada con la mejora del entorno y que, en cierta medida, podría asociarse con una carga cultural matriarcal. O bién una ruptura con dichos preceptos culturales al ser una perspectiva con menos estatus pero de mayor visibilidad social de las mujeres. En cualquier caso son ideas que me surgen al reflexionar sobre el contenido de las intervenciones, para nada conclusiones, pero pueden resultar interesantes para el debate. Un saludo.

    Responder
  54. Daniel Pattier

    Tras analizar los comentarios de mis compañeros, me gustaría destacar varios puntos respondiendo a la pregunta del blog ¿qué pretenden y qué pretenden mis compañeros conseguir?:

    – Existe una clara finalidad de la investigación en llevarla a la práctica docente actual o futura a corto plazo.

    – También es reseñable la finalidad de complementar o completar la formación ya adquirida en la carrera con aspectos menos estudiados.

    – Además, en muchos casos se puede vislumbrar que la finalidad investigadora cualitativa que tenemos los alumnos del Máster está de la mano de la cuantitativa.

    – Por último, hay que decir, y agradecer, que una parte importante de los alumnos reseñaron en su finalidad algo relacionado con cuestiones sociales o de ayuda y apoyo a los más desfavorecidos.

    En lo relativo al análisis según género:

    – Existen más mujeres que hombres (es algo habitual en el campo educativo).

    – Pero es importante destacar que proporcionalmente son las mujeres las que más han señalado que quieren seguir estudiando e investigando.

    – Y, sobre todo, claramente las mujeres tienen más en cuenta la posibilidad de llevar a la práctica los conocimientos a adquirir para ayudar socialmente (las mujeres, hablando en general y sin querer caer en tópicos, tienen una parte y dimensión afectiva mucho más profunda que la de los hombres, por lo que no me sorprende el resultado de este item. Esto no quiere decir que no haya hombres tan implicados como las mujeres en este aspecto).

    Sería muy interesante hacer una valoración de la diferente manera psicológica de afrontar la vida entre los hombres y las mujeres, que hace que opten por seguir estudiando, que estudien a distancia, que quieran ayudar a los demás,… Aunque tal vez nos estaríamos metiendo en el ámbito filosófico-antropológico.

    Un saludo a todos.

    Daniel Pattier

    Responder
  55. Elisabet Guix

    Voy a incidir en una serie de puntos que bajo mi punto de vista me parecen interesantes:

    1) Los participantes están vinculados a la docencia, la mayoría ha cursado algun tipo de carrera relacionada con ella y/o trabaja en el mundo de la educación, en general.
    2) Muchos de nosotros observamos que la investigación cualitativa es un tipo de investigación clave y necesaria para la investigación social.
    3) Ambos sexos precisamos ampliar conocimientos sobre la materia de cara a nuestras inquietudes profesionales para tratar de mejorar la profesión y nuestras inquietudes personales. Depende de cada caso (orígen académico, perspectivas, situación actual) se buscaran unas líneas y unas direccions concretas.
    4) En mi caso, provengo con mi primera carrera de la disciplina de la ingeniería. En concreto de informática. Y mi experiencia se diferencia de muchas compañeras aunque creo firmemente que mi verdadera y sólida vocación ha sido siempre la docencia. Estoy deacuerdo con algunas compañeras de que algunos varones provienen de mundos distintos de la educación.
    5) Parece haber más mujeres que hombres interesadas en cursar estudios de doctorado y superiores en este ámbito.

    CONCLUSIONES PERSONALES:

    Parece ser según las distintas aportaciones que hay una mayoría de féminas en este Máster, y cómo no, en esta asignatura. Desde siglos atrás el papel de la mujer ha sido fundamentalmente basado en roles relacionados con lo social y la ayuda a los demás (cuidadora, enfermera, maestra, etcétera). Llevamos mucho tiempo con una programación genética orientada a unas responsabilidades, labores y características que junto con la educación recibida a temprana edad nos hace tener una SENSIBILIDAD y PROYECCIÓN especial para la docencia.

    Finalmente decir que si una persona siente una vocación determinada en el mundo de lo social y de la educación en particular, no hay género que domine…

    Responder
  56. Esmeralda Rojas Gómez

    Buenos días, tras releer los mensajes de bienvenida en el foro de la asignatura, lo que he podido comprobar es que casi la totalidad de mis compañeros y yo coincidimos en el interés de la investigación cualitativa como complemento formativo para aplicar a la práctica profesional, ya que pensamos que puede aportar información sobre habilidades, métodos y técnicas a mejorar en nuestra labor diaria.
    Coincidimos también en la importancia de avanzar, adquirir y reciclarnos en conocimientos de la investigación cualitativa para aplicarlos sobre todo en el ámbito educativo, aunque con variantes en los colectivos a aplicar dichos conocimientos. Tales colectivos varían según la profesión de mis compañeros, pero principalmente se hace referencia a: personas en riesgo de exclusión social, personas mayores, personas dependientes, o colectivo de centros educativos del sistema reglado.
    Respecto a la cuestión planteada sobre si hemos visto especificidades según género, desde mi punto de vista pienso que compañeros y compañeras coincidimos en las mismas ideas básicas, que como ya he comentado son: mejorar la práctica profesional y poder transmitir resultados cualitativos a nuestra labor educativa, para así mejorar profesionalmente.

    Responder
  57. Belén López Morate

    Después de volver a leer las aportaciones realizadas por los compañeros y compañeras en el apartado de presentación de este foro, he de confesar que no me he detenido a contabilizarlas. Sin embargo, sí he podido apreciar que más de la mitad de dichas aportaciones han sido efectuadas por mujeres. Esto nos indica que la proporción de mujeres cursando esta asignatura (hasta el momento) es superior a la proporción de hombres. También es un dato a destacar el hecho de que la gran mayoría, sean hombres o mujeres, está vinculada al ámbito educativo.

    Por otro lado, en cuanto a qué es lo que esperamos conseguir con la formación en investigación cualitativa, la mayoría de los participantes, independientemente del género, desean que esta formación les ayude a mejorar en su profesión gracias a la adquisición de nuevos conocimientos. Otro motivo común a ambos géneros es el deseo de seguir realizando investigaciones una vez finalizado el máster.

    Desde mi humilde punto de vista, no encuentro ninguna especificidad en las intervenciones que indique que existen diferencias según el género, sino que son más bien nuestras propias expectativas de futuro y nuestros intereses los que nos llevan a pensar qué es lo que queremos conseguir.

    Responder
  58. Juana María Rodríguez Navarro

    Buenas tardes profesora, estoy totalmente de acuerdo con su reflexión, ya que tener claro lo que se quiere conseguir es clave para llevar a cabo una investigación, puesto que será lo que nos marque el proceso.
    En cuanto a las aportaciones realizadas por los compañeros y compañeras, me gustaría destacar algunas conclusiones tras su análisis:
    -La mayoría somos mujeres, en mi opinión, esto está estrechamente relacionado con que la mayoría de estudiantes del campo de la Educación son mujeres, como podemos observar claramente en carreras como magisterio o pedagogía.
    -Todos perciben la importancia de la investigación cualitativa, así como su complementariedad con la cuantitativa.
    – La mayoría de estudiantes pretenden ampliar conocimientos, seguir con su formación permanente para que les ayude y repercuta en su práctica profesional.
    – Un gran porcentaje de mujeres pretenden conseguir los instrumentos y destrezas necesarias para ayudar en problemas sociales.
    Espero que mi aportación sea de utilidad.
    Un saludo.
    Juana María.

    Responder
  59. María del Mar García García

    Tras volver a leer las aportaciones de mis compañeros realizadas hasta ahora y como respuesta a la pregunta propuesta, he extraído las siguientes conclusiones:

    – De entre todas las aportaciones que explican nuestro interés por la investigación cualitativa y nuestro perfil (75 en total), 54 de ellas han sido realizadas por mujeres frente a 21 realizadas por hombres. Esto refleja, a priori, un dato cuantitativo en el que hay que valorar si las respuestas están condicionadas por el género.

    – Entre los perfiles, todos se vinculan de un modo u otro a la educación, aunque hay muchos que su formación no se ha basado en carreras de tipo social (por ejemplo, profesionales de matemáticas), pero que ejercen la docencia. Entre los perfiles destacan carreras como magisterio (en cualquiera de sus especialidades), pedagogía, psicopedagogía y educación social.

    – Entre los objetivos, cabe destacar que la mayoría (hombres y mujeres) esperan mejorar su práctica profesional (dado que la mayor parte de compañeros están actualmente en activo). Otros esperan mejorar su formación, lo que se traduce asimismo en una mejora de la práctica profesional. También hay quien tiene como objetivo realizar algún tipo de investigación y profundizar previamente en el estudio de la investigación cualitativa.

    – Entre las razones que les han llevado al estudio de esta materia, muchos es para continuar formándose en el ámbito de la docencia y de la investigación. A esto hay que añadir que hay algunos que han optado por esta asignatura para compensar sus carencias en este aspecto, ya que se trata de un tipo de investigación poco estudiada durante los estudios universitarios (se suele optar por la investigación cuantitativa).

    Como conclusión, considero que las mujeres se mueven más hacia una labor docente de tipo social y educativo, por lo que podemos señalar que la investigación en el ámbito educativo esté condicionada por el género.

    María del Mar García

    Responder
  60. Gemma María Rodríguez

    Buenos días,
    Bajo mi punto de vista la finalidad de la investigación en educación es poder dar respuesta a aquellas situaciones sociales que consideramos como interrogantes. Es decir, cuando nos planteamos una investigación sin tener claro el objeto de estudio, accedemos al escenario, como podría ser un aula de Educación Infantil. El investigador de la metodología cualitativa, se mantiene alejado poniendo en práctica su labor como observador participante, recogiendo en su diario todo aquello que considera relevante. Cuando ha organizado todas sus informaciones, se propone unos objetivos de investigación con su correspondiente hipótesis. Por ejemplo, haciendo alusión al género, los y las docentes de Educación Infantil utilizan un lenguaje sexista en sus aulas.
    Bajo mi punto de vista, no deberíamos hacer distinción entre el género masculino y femenino a la hora de crear expectativas. ¿Por qué? Porque nuestros retos de la persona, sin importar ser hombre o mujer. Aun así, a la hora de tener en cuenta amplios ámbitos, incluido el de la educación, se siguen creando expectativas dependiendo del género de la persona a la que vamos a investigar. Ejemplos de hipótesis: las niñas prefieren el rincón de la casita; los niños juegan en el recreo al fútbol; las chicas eligen carreras universitarias consideradas como femeninas: magisterio; los chicos eligen carreras universitarias consideradas como masculinas: ingenierías.
    Gracias, saludos.
    Gemma.

    Responder
  61. Víctor Ramón Lisón Loriente

    Una vez leídas las presentaciones de mis compañeros y mayormente compañeras y, en relación, a la pregunta que se nos plantea debo decir que no se puede plasmar una perspectiva muy regular con las aportaciones que aquí se nos presentan, podemos visualizar que dos tercios de las presentaciones son aportadas por el género femenino y es cierto que en la mayoría de los casos se trata de personas relacionadas con el ámbito educativo, la mayoría de mis compañeros/as han obtenido titulaciones que tienen por objeto una salida profesional educativa y quizás por ello se plantean continuar sus estudios y formación con procesos investigadores para mejorar su ámbito profesional, no veo un reflejo distante en cuanto al género ni así mismo, en cuanto a los estudios previos adquiridos, sí, en cambio, considero que dado que casi todos tenemos ámbito laboral o profesional dedicado a la educación queremos mejorar nuestro curriculum y obtener una titulación mayor que mejore nuestras perspectivas de futuro en todos los sentidos.

    Responder
  62. Nekane Díaz de Cerio

    Hola a todos!,

    Como ha comentado la profesora en el post, he leído todos los mensajes de presentación de mis compañeros para poder hacerme una idea de las carreras que más abundan en el máster y las que menos y ver si hay diferencias entre sexos.

    Me ha llamado mucho la atención la cantidad de Pedagogos/as o Psicopedagogos/as que hay. he contado como unas 18 personas que han estudiado esas carreras tanto en exclusiva como complementarias a otras.

    La mayoría son personas que provienen del ámbito educativa, sobre todo personas graduadas en Educación Primaria o diplomadas en magisterio.

    También encontramos muchas personas que son educadores sociales, psicólogos y algunas del ámbito de las ciencias (matemáticas, química, biología…), además de maestros/as especializados en música, educación física, lengua extranjera, audición y lenguaje, etc.

    En cuanto al sexo, veo que la mayoría de mis compañeros son mujeres, unas 51-52 frente a unos 25 aproximadamente (hasta la fecha).
    En el caso de los chicos, veo mucha variedad, hay pedagogos, Profesores de primaria, Graduados Sociales, Psicólogos, Educadores sociales, Catedrático en matemáticas, Profesores de lenguas extranjeras, Licenciado en Historia, Educación física, Ciencias políticas y sociología, Biología, Profesor de Secundaria y Químico.
    Y en el caso de ellas, tenemos: Pedagogas o psicopedagogas, Profesoras de Infantil, Profesoras de Primaria (diferentes especialidades), Licenciada en publicidad, Picólogas, Profesoras de Secundaria y Educadoras sociales

    Con estos datos, podemos apreciar que en el caso de las mujeres, hay mayor estudio en el campo de la psicología/pedagogía, y en el caso de los hombres, en la educación social y las ciencias. Pero es una mera opinión que baso en lo observado, porque faltan compañeros que aún no se ha presentado y puede haber más variedad.

    En general, la mayoría tenemos carreras encaminadas hacia la educación, al igual que este máster. Por ello la mayoría de mis compañeros, al igual que yo, pensamos que el desarrollo de este máster nos va a ayudar a innovar e investigar en educación, que es lo que queremos, porque ¿qué es un docente que no se renueva?, nada. Los docentes tenemos la obligación de renovarnos y de mantenernos actualizados, así como de investigar nuevas formas para ayudar a que la educación de nuestros alumnos mejore cada día.

    Responder
  63. Esmeralda Rojas Gómez

    Buenos días, tras releer los mensajes de bienvenida en el foro de la asignatura, lo que he podido comprobar es que casi la totalidad de mis compañeros y yo coincidimos en el interés de la investigación cualitativa como complemento formativo para aplicar a la práctica profesional, ya que pensamos que puede aportar información sobre habilidades, métodos y técnicas a mejorar en nuestra labor diaria.
    Coincidimos también en la importancia de avanzar, adquirir y reciclarnos en conocimientos de la investigación cualitativa para aplicarlos sobre todo en el ámbito educativo, aunque con variantes en los colectivos a aplicar dichos conocimientos. Tales colectivos varían según la profesión de mis compañeros, pero principalmente se hace referencia a: personas en riesgo de exclusión social, personas mayores, personas dependientes, o colectivo de centros educativos del sistema reglado.
    Respecto a la cuestión planteada sobre si hemos visto especificidades según género, desde mi punto de vista pienso que compañeros y compañeras coincidimos en las mismas ideas básicas, que como ya he comentado son: mejorar la práctica profesional y poder transmitir resultados cualitativos a nuestra labor educativa, para así mejorar profesionalmente.

    Saludos, Esmeralda

    Responder
  64. Sara Romero Cumbreño

    FINALIDAD DE LA INVESTIGACIÓN EN EL ÁMBITO EDUCATIVO. ¿PERSPECTIVA SEGÚN EL GÉNERO?
    Con respecto a esta pregunta debemos decir que es evidente la participación elevada de mujeres en el Máster de Intervención Educativa, al igual que en cualquier otro de educación aunque nunca podemos dar las cosas por hecho y menos en investigación.
    Desde pequeños en el mismo colegio nos van calificando y sin darnos cuenta empiezan a encasillar a la mujer en unos ámbitos y a los hombres en otros. Hoy en día los tiempos están cambiando pero seguimos viendo que la mujer se encarga de temas educativos y los hombres de temas agrarios por poner un ejemplo.
    Bajo mi punto de vista creo que algunos hombres no se introducen en el campo de la educación porque creen que es para chica, en el siglo XXI seguimos teniendo machismo y discriminación hacia las mujeres. ¿No somos todos iguales? ¿ No enseñan en la escuela a que mujeres y hombres somos iguales? Pues no, NO enseñan eso, dejándolo como un tema transversal para enseñar matemáticas o lengua y sigue siendo la niña la que limpia la pizarra.

    Responder
  65. Raúl Pretel Jolis

    Buenos días, por mi parte tampoco hay ningún problema en utilizar mis datos aportados.
    Con respecto a las intervenciones del foro, he contabilizado, dejando solo una respuesta por participante ya que hay varios que han aportado varias respuestas, 73. De todas éstas, 23 han sido elaboradas por hombres y 50 por mujeres. Con lo que se constata una gran presencia femenina en la asignatura de este máster.
    A continuación voy a exponer, en forma de conclusiones, los elementos comunes de las respuestas de ambos sexos para después relatar aquellos que difieren:
    1-Todos participantes están vinculados a la docencia, ya sea porque están trabajando en el campo o porque han realizado alguna carrera relacionada con el mismo.
    2-Tanto hombres como mujeres buscan ampliar sus conocimientos sobre la materia de cara a sus inquietudes profesionales para tratar de mejorar su profesión y su labor como profesional. Asimismo, existen casos en ambos sexos, que debido a sus líneas formativas, se encuentran en la necesidad de reforzar y aprender nuevos conceptos que les ayuden a profundizar en la asignatura.
    3-Ambos coinciden en que la investigación cualitativa no se puede dejar de lado y que debe complementar a la cuantitativa.
    Haciendo referencia a las diferencias encuentro los siguientes puntos:
    4-Según las respuestas de los hombres, existe un mayor porcentaje dentro de este grupo, que comenzó su formación en campos no relacionados con la educación y que, poco a poco, se han ido introduciendo en el mismo. En cambio, en la mayoría de intervenciones de las mujeres su formación comienza dentro del ámbito educativo.
    5- Hay más mujeres que hombres que, una vez realizada la asignatura y el máster, desean continuar con la investigación por interés y motivación hacia la misma.
    6-Las inquietudes de las mujeres se inclinan hacia una labor docente más social que la de los hombres.

    Responder
  66. Mª Rosario Muñoz García

    Con el objeto de investigar si existen sensibilidades diferentes por cuestión de género en las respuestas planteadas en el Foro de la Asignatura Por qué nos implicamos en la investigación y qué expectativas tenemos ante la perspectiva cualitativa?, se han analizado 62 respuestas, en las que un 84% han sido contestadas por mujeres y un 15% por hombres, llegando a las siguientes conclusiones:

    – No se aprecia un sesgo por razón de género en las respuestas, donde se advierte que una mayoría basa la importancia de investigar y de la aplicación de la metodología cualitativa en el deseo de la mejora profesional, la mejora continua.

    – Las expectativas ante la perspectiva cualitativa parecen tener mucho que ver con la titulación académica y con la profesión de los respondientes, independientemente del género. De tal modo que principalmente:
    o Los profesionales de la Educación Social manifiestan querer investigar con esta metodología para conocer bien la realidad y apuntan a la transformación de esa realidad social investigada.
    o El profesorado y profesionales pedagogos manifiestan querer investigar con la metodología cualitativa para impulsar cambios o la aplicación de nuevos enfoques que favorezcan el aprendizaje de su alumnado, incluso en una respuesta se apunta a poder enseñarles a los alumnos el método cualitativo para realizar sus propias investigaciones en clase.
    o Profesiones más próximas a la psicopedagogía, la orientación, apuntan más a su utilización para vencer las dificultades de la educación y de los discursos pedagógicos tradicionalmente establecidos.

    -Existe un continuo en las respuestas, independientemente del género, sobre la necesidad y el deseo de seguir formándose, de adquirir nuevos conocimientos o ampliar los ya adquiridos y la máxima importancia que la investigación tiene tanto en los contextos como en las cuestiones educativas.

    Responder
  67. Sérvulo Muñoz Muñoz

    Buenas noches Profesora Belén,
    Tras revisar el foro de la asignatura llama poderosamente la atención la mayoría abrumadora de mujeres respecto a hombres.
    Aunque en mi centro esto también es así, ya que somos 36 docentes, de las cuales 32 son mujeres.
    Tras leer detenidamente las respuestas de los participantes he llegado a estas conclusiones respecto a lo que mis compañer@s quieren conseguir tras formarse en investigación cualitativa:
    1. Tanto hombres como mujeres coinciden en aplicar en el futuro los conocimientos de la asignatura a la práctica en sus profesiones.
    2. Hay más mujeres decidas a estudiar el Doctorado en Educación que hombres.
    3. En proporción, hay más mujeres que hombres que muestran empatía por aplicar la investigación cualitativa en grupos desfavorecidos.
    4. Tanto hombres como mujeres desean aprender conceptos de investigación cualitativa que en la carrera de la que proceden no aprendieron.
    5. En proporción, hay mas mujeres que se han quedado con «el gusanillo» de investigar tras la realización del TFG.
    Estas son las conclusiones generales.
    En lo referente a las aportaciones según el género hay una conclusión a la que he llegado que me ha sorprendido sobre las demás y que la dejo para el final:
    – ¿Por qué la mayoría de los hombres que hemos participado en el foro hemos citado la evaluación cuantitativa?¿O la palabra rigor?¿Acaso somos más cuadriculados? ¿O menos empáticos con los problemas sociales?
    Pues eso, que los hombres coincidimos en muchos propósitos con las mujeres, pero parece ser que estamos más interesados en lo cuantitativo que en lo cualitativo.
    Añadir algo profesora: usted ya intuía el resultado, de ahí su propuesta inicial. Demuestra mucha experiencia y me ha sorprendido gratamente.
    Un saludo.

    Responder
  68. Laura Benzal

    Tras la lectura de los comentarios de mis compañeros, me he dado cuenta de que la mayoría perseguimos el mismo objetivo: estudiar esta metodología para mejorar la formación personal y profesional.

    La cuestión que se aborda en esta primera entrada del blog es si existen diferencias a la hora de elegir esta asignatura según el género de los estudiantes. El caso es que lo primero que me llamó la atención fue la presencia de tantos hombres en esta asignatura, y digo tantos, porque a pesar de que las mujeres somos mayoría, yo he estudiado una carrera monopolizada por el género femenino.

    En cuanto a ¿qué pretenden mis compañeros conseguir?, muchos de nosotros hemos hablado de que elegimos esta asignatura para ahondar más en la investigación cualitativa, para mejorar nuestra formación y así poder ofrecer una mayor experiencia a la hora de trabajar (sea en el campo que sea). Es cierto también, que otras personas han aportado no conocer casi nada de este tipo de metodología y por ello quieren seguir aprendiendo.

    Por todo esto, no creo que el hecho de haber elegido dicha asignatura se deba a cuestiones de género, sino más bien a nuestros objetivos personales ( mejorar nuestra formación) y profesionales ( mejorar nuestra experiencia profesional).

    Un saludo

    Responder
  69. Alba María López Melgarejo

    Tras leer las presentaciones de mis compañeros de master observo ciertas tendencias sobre lo el porqué estudiar este master y que esperamos de la investigación cualitativa. Podríamos considerar que fundamentalmente nos hemos interesado por la investigación y, más concretamente, por la cualitativa por tres aspectos: mejorar nuestra práctica docente, ampliar nuestra formación o mejorar nuestras habilidades y conocimientos como investigadores.
    A mi parecer aquellos que ya son docentes en activo suelen responder a la primera categoría: mejorar la práctica docente. Es obvio que el conocimiento es la base de la práctica educativa y no hay nada mejor que una formación continua para responder a las necesidades que la educación demanda.
    Por el contrario, los alumnos que acaban de terminar sus estudios de grado suelen ver en este máster una gran oportunidad para seguir formando y así conseguir un curriculum más especializado.
    Por último, señalar a aquellos alumnos cuyo interés versa sobre la investigación propiamente dicha, ya sea porque actualmente trabajan en este sector o de cara un futuro.
    Tras valorar las respuestas en relación a estas tres categorías y al género del alumnado, creo que sí que existe una diferencia entre las expectativas del alumnado en función del género. Debemos recordar que son mucho más el número de mujeres que han respondido en el foro que hombres. Pues a partir de este dato, sí valoramos las respuestas detenidamente hay en proporción un número mayor de hombres cuyo focus está en la investigación que las mujeres, las cuales tienden más a considerarlo como una vía para ampliar su formación o mejorar su práctica docente.

    Responder
  70. Jorge

    Buenos dias a todo@s!

    Después de leer los mensajes de bienvenida de todos los compañeros y compañeras del máster y el motivo por el cual inician esta asignatura de investigación cualitativa, no he detectado una diferencia de motivación en relación a la realización del máster partiendo de si somos hombre o mujeres. En la inmensa mayoría de los casos, parece ser, que la utilidad de la asignatura se vincula, a la posibilidad de mejorar a nivel de investigación y a nivel de la puesta en práctica de conocimientos adquiridos en nuestros respectivos campos profesionales.
    Además, he apreciado que el perfil mayoritario de los que hacemos este máster, provenimos del ámbito de la pedagogía, psicología y educadores sociales. No obstante, hay algunos compañeros y compañeras que provienen de otros perfiles.

    Espero que mi aportación pueda aportar algo de luz al igual que las aportaciones de mis compañeros y compañeras, de manera, que construyamos un conocimiento más amplio y que contemple perspectivas diversas e integradoras.

    Responder
  71. Iván Sánchez

    Estimada profesora y compañeros,
    La lectura de ese hilo de presentaciones pone de manifiesto una de las dimensiones influyentes de la investigación cualitativa: cada investigador lleva un “equipaje personal” de actitudes, propósitos, experiencia previa (profesional y académica)…, que tendrá una clara influencia en el abordaje del trabajo de investigación.
    Precisamente el hilo ha servido para la manifestación expresa de algunas de estas cuestiones, algo que entiendo como positivo para dotar de “autenticidad” a la investigación cualitativa que pueda llevar a cabo cada uno (aunque para cada trabajo debería ser más exhaustivo y contextualizado respecto al contenido a abordar).
    Sobre la posible influencia de género, hay intervenciones de compañeros varones como “desarrollar actuaciones educativas de éxito basadas en evidencias y no en ocurrencias” y “comprender e interpretar más claramente la realidad social”, en el que parece inicialmente un mayor foco sobre una finalidad téorica, de cómo se construye el conocimiento en la ciencias sociales, concretamente del ámbito educativo; las intervenciones de compañeras mujeres parecen centrarse más en la mejora de la práctica educativa (“solucionar múltiples problemas del campo educativo”, “poder ponerlo en práctica en el colegio”). De manera común en ambos géneros se encuentran claras alusiones al propio perfeccionamiento profesional.
    Estas posibles diferencias se basan en realidad en percepciones superficiales, quizá influenciadas por el hecho de que la profesora haya señalizado esa la posible existencia de “especificidades según géneros”. Al menos esta circunstancia es objeto de conciencia por mi parte, lo que hace que las estas conclusiones se deban tomar con prudencia.
    Conforme avancemos en el temario, quizá el contenido de los mensajes pueda ser analizado a través de alguna de las técnicas que tenemos previsto tratar (¿Atlas.ti?).
    Un saludo a todos.

    Responder
  72. Mónica Martínez Álvarez

    La lectura y análisis de los comentarios de mis compañeros y compañeras de la asignatura me ha sorprendido pues pensaba que iba a haber mayor diversidad de opiniones.
    Se trata de conocer si hay diferencias entre hombres y mujeres en relación a los motivos que nos ha llevado a cursar la asignatura de Investigación Cualitativa.
    Para empezar me gustaría decir que la proporción de mujeres en la asignatura ( o al menos que han escrito en el foro), es muy superior a la de hombres lo cual me parece muy interesante pues la diferencia es considerable.
    En segundo lugar, en relación a los objetivos que nos ha llevado a matricularnos de la asignatura ¿qué esperamos de la investigación cualitativa? La mayoría de las personas, sean hombres o mujeres, han expresado su deseo de mejorar la práctica profesional. También es cierto que casi todas las personas que tienen este objetivo en mente están trabajando. Otro motivo que se repite, es para realizar investigaciones y mejorar nuestra formación (que llevará asociado una mejora de la práctica profesional).

    De modo, que mi reflexión es que la diferencia en la concepción de lo que la investigación cualitativa nos apuede aportar parece debida a nuestra situación profesional (si estamos trabajando o no y en qué ámbito (investigación, práctica docente)? (más que al género)

    Mónica

    Responder
  73. Carolina Avalos

    Hola a todos (as)

    Dejo a ustedes mi aporte al foro sobre la interrogante sugerida por la profesora.
    De la muestra total 82 sujetos, tome 10 casos de forma aleatoria distribuidos en 5 hombres y 5 mujeres.

    Saludos,
    Carolina Avalos.

    Responder
  74. Carolina

    Hola compañeros (as)
    Espero estén muy bien,

    Adjunto análisis realizado con 10 sujetos, 5 hombres y 5 mujeres que fueron tomados al azar, provimientes de una muestra total de 82 sujetos participantes en el foro general de bienenida del curso Investigación Cualitativa.

    Saludos atentos,
    Carolina Avalos Dávila.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.