Debate abierto sobre enseñanza y aprendizaje de la investigación cualitativa

La didáctica de la investigación cualitativa sugiere una cuestión inicial a partir de la cual articular la reflexión: ¿la enseñanza de esta metodología requiere una forma diferente a la de otros métodos de investigación? La respuesta a esta pregunta nos lleva a replantearnos un posicionamiento ante ella. A ese respecto, Breuer y Schreier (2007) señalan la necesidad de distinguir entre aspectos pragmáticos y paradigmáticos; serían aspectos pragmáticos aquellos que inciden en el desarrollo de unas competencias prácticas específicas para llevar a cabo alguna técnica o análisis concreto dentro de una investigación, mientras que los aspectos paradigmáticos tienen que ver con una forma de conceptualizar la realidad, concebir la construcción del conocimiento científico y desarrollar los planteamientos y prácticas que permiten llevar a cabo investigaciones cualitativas.

Desde nuestro posicionamiento, la metodología cualitativa es diferente a un conjunto de técnicas. Implica una visión de la realidad socialmente construida por la totalidad de la experiencia humana vivida y una epistemología que toma como base del conocimiento social la interpretación de los significados construidos y compartidos en un grupo humano, siendo el investigador un sujeto posicionado, en relación dialéctica con este contexto (Ballesteros y Mata, 2014). Este tipo de conocimiento no puede ser totalmente adquirido a través de los libros de texto únicamente. Supone en buena parte de los casos un cambio radical respecto a un concepto de conocimiento supuestamente objetivo, determinado y asumido. Esta ruptura es la que motiva la necesidad de repensar el significado y práctica de una enseñanza que favorezca comprender la complejidad de esta forma de investigar.

La experiencia docente em los sucessivos años en los que he impartido esta asignatura me lleva a pensar en  la necesidad de articular la enseñanza-aprendizaje de la metodología cualitativa como proceso de investigación; en otras palabras, el marco para la docencia es considerar que enseñanza aprendizaje son similares en esencia al desarrollo de la investigación cualitativa (Manson, 2002; Van der Maren, 2004).

El constructivismo, como indica Carvajal (2008), se propone como enfoque docente que permitirá la enseñanza de la metodología cualitativa a través de la experiencia de participación en un proceso investigador. En esta misma línea, las aportaciones de Breuer y Schreier (2007) y Hazzan y Nutov (2014), ilustran cómo implementarlo, permitiéndonos ver en estas orientaciones un apoyo a la información ofrecida anteriormente por nuestros estudiantes: reflexión integrada dentro del proceso de aprendizaje, relaciones de confianza entre profesores y alumnos, debates que son moderados como entrevistas, conciencia de las emociones y de su papel en la investigación, la enseñanza de los métodos cualitativos como práctica cooperativa.

Breuer, Franz & Schreier, Margrit (2007). Issues in Learning About and Teaching Qualitative Research Methods and Methodology in the Social Sciences [46 paragraphs]. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 8(1), Art. 30, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs0701307.

Carvajal, D. (2008). (Ne pas) Enseigner les méthodes qualitatives et (ni) former aux logiciels d’analyse des données qualitatives: une approche constructiviste de l’enseignement de la recherche qualitative. Recherches qualitatives –hors série –. Logiciels pour l’analyse qualitative:i nnovations techniques et sociales, 9, 181-195.

Hazzan, O., & Nutov, L. (2014). Teaching and Learning Qualitative Research ≈ Conducting Qualitative Research. The Qualitative Report, 19(24), 1-29. Retrieved from http://nsuworks.nova.ed/.

Mason, O. J. (2002) Teaching qualitative research methods: Some innovations and reflections on practice. Psychology Teaching Review 10, 1.

Van der Maren, J.M. (2004). Méthodesde recherche pour l’éducation. Montréal: Les Presses de l’Université de Montréal De Boeck Université.

* * * *

  • ¿Estás de acuerdo con estas ideas?
  • ¿Cuál es tu opinión y experiencia personal en el aprendizaje de la metodologia cualitativa?
  • ¿Qué estrategias y recursos consideras que facilitan este aprendizaje?
  • Reflexiona sobre las posibilidades y barreras que presenta el enfoque de enseñanza a distancia para el aprendizaje de la metodología cualitativa: propuestas y sugerencias.

 

Arte y ciencia

Os incluyo una nueva entrada elaborada por una compañera del curso pasado, Rosa María Ardid, a quien agradezco el interés y colaboración.


arteyciencia

¿Arte y ciencia pueden ir de la mano? ¿Puede haber creación en ciencia si no hay arte, arte entendido como creatividad?

La educación para la creatividad creo que es necesaria incorporarla a la práctica educativa y pasa necesariamente por la educación en creatividad que implica tanto el aprendizaje como la enseñanza creativa. Para ello el docente debe seguir algún proceso artístico-creativo para poder hablar y proponer desde su experiencia vivida o vista vivir de cerca. De este modo seremos capaces de expandir nuestras experiencias creativas a nuestro campo, ya sea las matemáticas o la literatura. “La mente creativa juega con los objetos que ama”. (Carl Gustav Jung).Hay que atreverse.

Hay personas que ante un” problema” se comportan de mantera rutinaria y simplemente lo resuelven. Sin embargo, hay otras que buscan solucionarlo de manera diferente a la habitual. Son los creativos. El creativo no se conforma con resolver busca hacerlo de una forma distinta, tiene una actitud de búsqueda.

El arte es una transacción espiritual. Los artistas son visionarios, como Einstein. La práctica habitual se basa en la fe: vemos con claridad un objetivo creativo que resplandece en la distancia y nos volvemos hacia él a pesar de que, por visible que sea para nosotros, quienes están a nuestro alrededor no lo ven. El arte es un acto de fe y el modo de practicarlo es haciendo arte. La creación de algo nuevo no es un logro del intelecto sino el instinto de juego que actúa a partir de una necesidad de interior. Por lo que si amamos las ciencias, la pintura, la escritura o lo que sea, debemos jugar con ello para hacer arte.

El arte es un sistema que se nutre de imágenes. Para crear recurrimos a nuestro manantial interior, que es como nuestro estanque artístico. Lo ideal sería que estuviera cuajado de truchas grandes, pequeñas, finas, gordas, una abundancia en la que pudiéramos pescar. Como artistas debemos darnos cuenta de que tenemos que cuidar ese ecosistema y que si no prestamos atención a su mantenimiento, nuestro estanque  que puede llegar a desecarse, a empantanarse, a estancarse. Como artistas debemos aprender a auto alimentarnos, a estar lo suficientemente alerta para que podamos ir reponiendo de forma consciente nuestros recursos creativos a medida que lo vamos usando, para rellenar el estanque de truchas. Alimentar el manantial requiere una activa búsqueda de imágenes que refresque nuestras reservas artísticas el arte nace de la atención y los detalles son su comadrona.

Para alimentar el manantial piensa en términos de magia, piensa en placer. Piensa en juego. No pienses en obligaciones. Haz todo aquello que despierte tu curiosidad, investiga sobre todo aquello que te interesa: concéntrate más en el misterio que en la Maestría. ( Julia Cámeron, 1994)

Por lo que para mantener el estanque bien repleto de peces es necesario estar atentos a lo cotidiano de nuestras vidas. “El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible”, decía Oscar Wilde.

El pozo no se llena con novedades únicamente, sino con nuestras acciones cotidianas, cocinando, pelando, conduciendo, limpiando. La gente cree que la vida creativa está basada en fantasías, sin embargo, la creatividad está basada en la realidad, en lo particular, en lo que está bien enfocado, bien observado o imaginado en toda su especificidad. El arte es una labor que hace el cerebro artístico y a este cerebro se llega a través del ritmo, de las rimas, de los juegos, de estribillos que vamos dejando que nos lleguen a través de nuestra vida diaria, pero no a través de la razón “¿Porque las mejores ideas me surgen en la ducha?” dicen que exclamaba un exasperado Albert Einstein.

De repente surge una idea. Estas ideas germen son pequeñas, pobres a veces y sobre todo ( y esto es lo mejor) absurdas. Hay que cuidar lo que hacemos con estas ideas porque no debemos exponerlas a ciertos comentarios:.” No lo repitas ni en broma”, “que nadie te oiga decir eso”, “seamos prácticos”, “seamos serios”, “muy caro… “ En todo caso cuando oímos un comentario del estilo hemos de pensar que vamos por buen camino.  Estas ideas tienen como principal característica su carácter de semilla, de germen. Juzgar los primeros esfuerzos artísticos supone un abuso. Para poder ser artista se debe estar dispuesto a ser un mal artista, darse el permiso de ser un principiante. “Al estar dispuesto a ser un mal artista, tienes la oportunidad de ser un artista y tal vez con el tiempo uno muy bueno” ( Julia Cámeron, 1994). Y quien dice artista dice físico, astrónomo, escritor, profesor…

Posteriormente estas ideas deben ser trabajadas de distintas maneras para que dejen de ser gérmenes y pasen a ser realidades. Todos los creadores dicen que las musas les vienen por la silla, dando calor a las ideas, trabajando en ellas, dedicándose a la búsqueda, sin ansiedad.

Y al igual que hablamos de la humildad del investigador, debemos mencionar la humildad del artista, aunque muchas veces no lo parezca. El artista es simplemente un instrumento de algo mayor, de la creatividad. Como decía Piet Mondrian “En esencia no es más que un canal” o como decía Louis Armstrong “Lo que tocamos es la vida”

Te dejo una cita sobre la importancia de que cada uno busque lo más genuino de sí mismo y se atreva a mostrarlo a los demás:

Existe una potencia, una fuerza vital, una energía, una animación, que se traduce en acción en ti, y como de tu persona solo hay uno en toda la historia del tiempo, esta expresión es única. Si la bloqueas, nunca existirá través de ningún otro medio se perderá. Martha Graham.

Te anoto aquí abajo libros que son básicamente inspiradores, lecturas estimulantes:

I Ching, el libro de las mutaciones

Lo espiritual en el arte de Vasily Kandinsky

Psicoanálisis de los cuentos de hadas de Bruno Bettelheim

Las enseñanza de Don Juan de Carlos Castaneda

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Cameron, J. (1994).TheArtist’sWay. London: Pambooks.

Hacia una investigación socialmente comprometida

La distancia entre investigación y práctica es una limitación frecuentemente señalada en nuestro ámbito socioeducativo.  Si el fin de nuestra investigación es la mejora de experiencias en educación, ¿hasta qué punto lo podremos lograr si no hacemos converger los intereses y la participación de investigados e investigadores?

En una reflexión previa sobre este tema  ya señalamos nuestra preocupación por este tema (Mata Benito, M., Ballesteros, B., del Olmo, M., 2014) , indicando algunas razones que están en lo que consideramos la base de este distanciamiento:

  • La dificultad de generar relaciones igualitarias entre el investigador y las personas protagonistas de los contextos de investigación. Los investigados tienen frecuentemente el rol de proveedores de información, fuentes de datos y opiniones al servicio de unos objetivos definidos exclusivamente por los investigadores.
  • La difusión de resultados e informes de investigación en revistas científicas que tienen escasa lectura en ámbitos distintos al académico.
  • El lenguaje académico como factor que contribuye a generar un espacio de intercambio entre expertos que produce una distancia difícilmente salvable con lo cotidiano.

Con todo ello, la cuestión sobre cómo plantear y llevar a cabo investigaciones que generen conocimiento y práctica socialmente útil queda abierta en este debate…

Belén Ballesteros

 

Mata Benito, P.,  Ballesteros, B. y del Olmo, M. (2014). Propuestas de investigación e intervención desde un enfoque participativo. Madrid: UNED. http://www2.uned.es/grupointer/Propuestas_investig_intervencion_desde_enfoque_participativo.pdf

La generalización. ¿Una forma de reduccionismo?

Hola a todos/as.

En los foros compartidos en la asignatura Metodología de la Investigación Cualitativa ha surgido una cuestión de debate que rescata las preocupaciones de muchas personas al tomar un primer contacto con esta forma de investigar: el tema de la generalización de los resultados.

Voy a remitirme a un extracto del texto  de Irene Vasilachis, (Vasilachis de Gialdino, I. (coord.) (2009) Estrategias de investigación cualitativa. Barcelona: Gedisa), donde , a mi modo de ver, resalta la necesidad de abandonar la lógica de la generalización como legitimación del conocimiento científico:

Entiendo que es precisamente la investigación cualitativa la que nos permite modificar la relación entre investigación y teoría. Los investigadores de estas latitudes nos vemos, por lo general, compelidos a apelar a teorías vigentes y legitimadas que fueron creadas en conexión con situaciones y contextos sumamente diferentes de aquellos que pretendemos examinar, siendo en extremo reducido, entre nosotros, el número de quienes han sido «reconocidos» como creadores de teoría.

Habitualmente nos enfrentamos al hecho de que los términos de esas teorías reconocidas como válidas, aun de las llamadas críticas, no alcanzan para comprender, describir, explicar las acciones, percepciones, sentidos –subjetivos y grupales– enlazados a las identidades autóctonas y a la construcción de nuevas identidades individuales y colectivas, a originales formas de resistencia, a incipientes estrategias de liberación respecto de las inéditas y restablecidas formas de ser de la violencia. La mayor parte de esas teorías constituyen encadenamientos de hipótesis, representaciones discursivas, acerca de las características de la sociedad, de sus relaciones, de sus ordenaciones, de sus jerarquizaciones, de sus conflictos, del vínculo de estos con el cambio y/o con el orden social y, por lo tanto, acerca de la posibilidad o imposibilidad de determinados actores sociales de ser los motores de ese cambio.

Ante estas circunstancias solemos preguntarnos si las teorías vigentes –a verificar si realizamos investigación cuantitativa– tienen funciones de superación o, por el contrario, de conservación y reproducción de las remozadas, actuales y variadas formas en las que se manifiesta la opresión

La producción de investigaciones que, por una parte, tiendan más a profundizar en el examen de las diferencias entre contextos, situaciones y procesos que a buscar homogeneidades que permitan generalizar los resultados y que, por otra, conduzcan a la creación de conceptos y de nuevas teorías a partir de los datos se constituye, pues, en un paso necesario para que otras formas de conocer y, por ende, de ser de nuestras sociedades sea posible, (p. 33).

Reflexionar sobre esta idea está en relación con la naturaleza de las cuestiones que nos planteamos investigar desde un enfoque cualitativo. Por ello mi pregunta para el debate, coincide con la planteada por Irene Vasilachis:  ¿A qué preguntas de investigación responde la investigación cualitativa? , ¿qué limitaciones supondría pretender de generalizar los resultados? 

A vueltas con el relativismo

Hola a tod@s.

Uno de los temas que desde los foros de la asignatura se están proponiendo para el debate gira en torno al relativismo cultural como herramienta utilizada en etnografía.

El relativismo cultural implica suspender el juicio previo que tenemos sobre la situación que investigamos. Solo así podremos avanzar en comprender las causas y mecanismos por la cual los hechos se producen y legitiman en un grupo social determinado, posibilitando así la objetividad científica. Al tiempo, supone un compromiso ético del investigador en relación al tema y grupo de estudio: la comprensión del significado de las prácticas sociales en un grupo determinado solo pasa por entender las razones de su dinámica. No consiste únicamente en dar voz sino en el difícil y complejo trabajo de ver y entender el mundo a través de la mirada de otros y, eso solo será posible si aparcamos nuestro juicio sobre los hechos.

El relativismo cultural implica la negación de la universalidad de los valores

A menudo el relativismo cultural es confundido o entremezclado con otras significados  que no tiene. Dar una visón etnográfica de por qué se producen ciertas prácticas sociales no conlleva necesariamente que el etnógrafo comparta en su escala de valores esos principios que la justifican. El relativismo cultural no supone, como  ha querido ser entendido en algunas ocasiones, relativismo moral.

Un breve capítulo de Monge donde se exponen estas ideas podéis consultarlo en el siguiente enlace: http://www.uned.es/grupointer/interalfa_book+espanol.pdf

¿Cuál es vuestra opinión al respecto?, ¿qué posibilidades y dificultades veis en la utilización del relativismo como principio etnográfico?

El debate está abierto

Finalidad de la investigación en el ámbito educativo. ¿Perspectivas según género?

Iniciamos el nuevo curso y reactivamos el blog nuevamente.

Las cuestiones que aquí planteo como entradas para comentar surgen principalmente de algunas ideas que compartimos en los foros. Al hilo de nuestras presentaciones iniciales, donde hemos conocido trayectorias, intereses, expectativas…., he visto algunos temas que me parecen interesantes para profundizar ahora en este blog.

Así, cuando algunos de vosotros ha señalado campos de estudio en los que querría desarrollar una investigación, habéis dejado explícitos algunos propósitos y características que os han parecido relevantes.

En mi opinión, esto sigue siendo una cuestión crucial sobre la que debemos reflexionar antes de lanzarnos (o tal vez en pleno lanzamiento) al planteamiento y acción investigadora. ¿Qué me propongo conseguir?

Porque pienso que el propósito que nos mueve va a tener mucho que aportar sobre el método en sí, sobre la forma de hacer y comunicar investigación. Nos va a hablar de lo que cada cual justifica cómo válido y como bueno desde el punto de vista ético.

Esa es mi primera cuestión. Releed los mensajes de presentación en el foro y reflexionemos sobre lo que el conjunto de aportaciones dice en torno a la finalidad propuesta en la investigación: ¿qué pretenden y qué pretenden mis compañeros conseguir? Y así, haciendo camino al andar, vamos a avanzar también hacia el terreno del análisis y de la interpretación: ¿veis especificidades en las intervenciones  según género?

Seguimos!

Ética e investigación

¿Qué sería la ética en la investigación (cualitativa)?

A menudo parece que exista el reclamo de un código de conductas que determinara un buenhacer, un hacer ético, en la investigación. A este propósito, encontramos códigos que pretenden regular nuestra actividad como investigadores, apoyando lo que está bien, señalando lo que no…

Sin embargo, desde mi punto de vista, la ética nos lleva a una reflexión que profundiza la complejidad de la investigación. Nos lleva a reflexionar sobre lo que hacemos, para qué /para quiénes, cómo…

Son cuestiones de fondo que deben estar presentes en el propio planteamiento de la investigación: desde la elección del tema, hasta sus objetivos, modos de producción de información y análisis, difusión…

La reflexión ética debe acompañar el desarrollo de cada una de las etapas de la investigación, evidenciando las cuestiones controvertidas sobre las cuales debemos tomar parte, decidir… Aunque no encontraremos siempre soluciones.

Os invito a leer el siguiente documento y a continuar en el debate:

Aspectos éticos de la investigación cualitativa

Un saludo,

Belén Ballesteros

 

 

En torno a la validez de la investigación cualitativa

En vuestros comentarios anteriores he podido ir viendo cómo introducíais un nuevo tema dentro de vuestras reflexiones sobre la objetividad – subjetividad.

Este nuevo tema tiene que ver con lo que yo he llamado, posiblemente de manera desacertada, “en torno a la validez de la investigación cualitativa”.

He preparado un documento donde intento sintetizar al máximo diferentes posturas que abordan esta cuestión:

– Quienes creen aplicables los mismos criterios de la investigación cuantitativa para analizar y valorar la investigación cualitativa.

– Quienes piensan en la necesidad de una adaptación de criterios y, a partir de los existentes en la investigación cuantitativa, modifican y elaboran criterios de validación de la investigación cualitativa.

– Quienes rompen directamente con los criterios existentes en la investigación de corte experimental, cuantitativa. En tal caso, caben dos posturas: una, negar la posibilidad de establecer criterios para juzgar la investigación cualitativa; otra, pensar en criterios propios para analizar el valor de estas investigaciones.

El debate está servido. Os dejo este documento donde desarrollo brevemente estas tres opciones En torno a la validez de la investigación cualitativa.

¿Qué pensáis sobre este tema?, ¿cuál sería vuestra postura?, ¿os identificáis con alguna de las señaladas?, ¿con cuál y por qué?, ¿qué implicaría eso en el desarrollo de vuestra investigación?

Saludos!!

En torno a la objetividad vs subjetividad en la construcción del conocimiento

Bienvenidos, bienvenidas a un blog de dabate en torno a la investigación cualitativa. Este blog inicialemente está pensado como espacio para los alumnos que cursan la asignatura de Metodología de Investigación Cualitativa, impartida dentro del Máster de Innvestigación e Innovación Educativa de la UNED. A través de Hypotheses planteamos abrir la participación a quienes estén intersados en estas cuestiones, independientemente de que curse o no esta materia.

Proponemos iniciar un debate sobre cuestiones que tienen que ver con: ¿Para qué y para quién se investiga? ¿Cómo se construye el concimiento científico desde esta perspectiva metodológica? ¿En qué consiste la validez y cómo analizarla? ¿Cuál es el interés de esta metodología en el ámbito social y educativo? ¿Qué dilemas éticos encontramos en el planteamiento y desarrollo de las investigaciones cualitativas?

Enlazando con cuestiones que ya han surgido en los espacios de tutoría, empezaré por proponer una reflexión en torno a una cuestión difícil…: la objetividad, la subjetividad del conocimiento científico.

Para ello, he señalado algunas ideas destacadas en la obra de Martínez Miguélez,(2005) Ciencia y arte en la metodología cualitativa. Dice este autor:

El método básico de toda ciencia es la observación de los datos y de los hechos y la interpretación de su significado. La observación y la interpretación son inseparables: resulta inconcebible que una se obtenga en total aislamiento de la otra. Analizando más a fondo el proceso psicológico de nuestro conocer, constatamos que toda observación va acompañada ya de una interpretación, esto es, de una inserción en un esquema o marco referencial que le da sentido, lo cual no es un obstáculo para el estudio científico, sino que es una mediación necesaria. […] Si ese marco referencial falta, la observación no es tal, el dato no es dato y el hecho no es nada. Son realidades neutras o plenamente ambiguas. Por esto, es fácil caer en un realismo ingenuo y pensar que nuestra observación es pura, objetiva y no contaminada. Al revés, nuestro conocimiento es el fruto de esa interacción observación <-> interpretación. Es una entidad emergente, […].

Pero el estudio de entidades emergentes requiere el uso de una lógica no deductiva; requiere una lógica dialéctica en la cual las partes son comprendidas desde el punto de vista del todo, […]. En este proceso el significado de las partes o componentes está determinado por el conocimiento previo del todo, mientras que nuestro conocimiento del todo es corregido continuamente y profundizado por el crecimiento de nuestro conocimiento de los componentes.

A la vista de estas ideas, y de otras que tengáis revisadas en relación con este tema, sugiero pensar en las siguientes cuestiones:

  • ¿Es posible hablar de objetividad como característica del conocimiento científico en ciencias sociales? Si es posible, ¿en qué consiste? Si no es posible, ¿cuáles son las alternativas?

Invito a  poner ejemplos, rescatar alguna experiencia propia que ilustre nuestra argumentación.

Un saludo