En torno a la validez de la investigación cualitativa

En vuestros comentarios anteriores he podido ir viendo cómo introducíais un nuevo tema dentro de vuestras reflexiones sobre la objetividad – subjetividad.

Este nuevo tema tiene que ver con lo que yo he llamado, posiblemente de manera desacertada, “en torno a la validez de la investigación cualitativa”.

He preparado un documento donde intento sintetizar al máximo diferentes posturas que abordan esta cuestión:

– Quienes creen aplicables los mismos criterios de la investigación cuantitativa para analizar y valorar la investigación cualitativa.

– Quienes piensan en la necesidad de una adaptación de criterios y, a partir de los existentes en la investigación cuantitativa, modifican y elaboran criterios de validación de la investigación cualitativa.

– Quienes rompen directamente con los criterios existentes en la investigación de corte experimental, cuantitativa. En tal caso, caben dos posturas: una, negar la posibilidad de establecer criterios para juzgar la investigación cualitativa; otra, pensar en criterios propios para analizar el valor de estas investigaciones.

El debate está servido. Os dejo este documento donde desarrollo brevemente estas tres opciones En torno a la validez de la investigación cualitativa.

¿Qué pensáis sobre este tema?, ¿cuál sería vuestra postura?, ¿os identificáis con alguna de las señaladas?, ¿con cuál y por qué?, ¿qué implicaría eso en el desarrollo de vuestra investigación?

Saludos!!


44 comentarios en “En torno a la validez de la investigación cualitativa

  1. Aizpea

    Para empezar, comentar que creo que el tema de la validez es un tema con mucha controversia y al mismo tiempo mucho contenido. Este contenido me ha dado mucho para reflexionar y pensar.

    Me he dado cuenta después de darle muchas vueltas al tema, que no creo que los criterios que se usan en las investigaciones experimentales sean válidas para analizar y valorar las investigaciones cualitativas. Por lo menos pienso que no todos los criterios rigurosamente son aplicables para que las investigaciones cualitativas tengan carácter válido. Creo que en las ciencias sociales, siempre se ha querido demostrar, justificar de alguna manera la propia investigación realizada y para ello se ha pretendido crear una herramienta, una forma de investigar capaz de clasificar, ordenar, extraer datos… utilizando por ejemplo la investigación experimental, capaz de generalizar los resultados a otros contextos, contenidos…

    Pero, si realmente no hay una única verdad, o mejor dicho, una verdad apodíctica, ya que la lectura de las realidades investigadas siempre se realizará desde la lupa del investigador, con todo lo que esto conlleva consigo, ¿cómo queremos aplicar los criterios de la investigación experimental a una investigación cualitativa?¿Por qué? Si a la hora de aplicarla nos daremos cuenta de que lo investigado no es para nada aplicable a términos generales. Como ejemplo me gustaría mencionar muy superficialmente a Freud, médico neurólogo, el cual trabajo para que las ciencias experimentales fueran aplicables a la hora de investigar la conducta del ser humano. Pero esto no resultó posible, cada conducta, cada persona, cada realidad no es aplicable a otra, las conclusiones alcanzadas en una investigación no son válidas para aplicarlas exactamente a otra aunque esta tuviese ciertas características parecidas. Aunque existan criterios que se puedan aplicar, creo que jamás se podrían aplicar de la misma manera las de las investigaciones experimentales a las investigaciones cualitativas.

    Por otra parte, me gustaría destacar que me ha parecido muy interesante una frase que se menciona en el libro de texto Taller de Investigación Cualitativa de la profesora Belén Ballesteros Velázquez y compañeros/as, en la cual mencionan que consideramos ejes para la construcción del conocimiento producido en la investigación cualitativa. Y es cierto que muchas veces y hablo por mi, estamos tan centrados en investigar ciertas conductas, experiencias, situaciones,… que vamos directos a conseguir los objetivos marcados y a demostrar la validez de lo investigado. Pero no reparamos en pensar que en el camino hay muchísimas cosas que nos han servido para crear ese conocimiento tan válido y fiable como cualquier investigación cuantitativa a pesar de que no sea cuantitativa. Al igual que el autor Creswell (1998) menciona y utiliza los términos constatación y verificación, creo que eso es lo que deberían de suponernos los datos cuantitativos o bien las teorías ya creadas; como constatación y verificación de nuestra propia investigación cualitativa. No como eje de nuestras investigaciones.

    Responder
  2. María Tomás

    En mi opinión, la validez, en la investigación cualitativa, no es un concepto tan fácilmente medible como en la cuantitativa puesto que las variables con las que se trabaja en la primera, con frecuencia no son operacionales. Con frecuencia en esta investigación nos encontramos con observaciones que son el resultado de factores intangibles, bien porque no es posible establecer la relación causa efecto o porque pasan desapercibidos para el investigador. Este hecho determina que la validez de una variable no pueda ser establecida mediante una demostración matemática o con la lógica procedente de la ciencia experimental.
    Por otra parte, esta cuestión es demasiado complicada para posicionarme con seguridad a favor de un determinado enfoque, es decir, creo que encontraría razones para apoyar a cada uno de los cuatro propuestos pero sin total conformidad en ninguno de los casos.
    Los autores que apoyan la continuidad de criterios buscan normalizar el método de investigación cualitativa de forma que sus experimentos puedan ser reproducibles y comprobables, lo cual le aporta fiabilidad y con ello validez. Esta postura es importante porque pretende objetivizar el método y prevenir la deriva de la ciencia hacia el camino de lo artístico, con resultados únicos e incuestionables.
    La segunda postura de adaptación de los criterios de investigación experimental a la de carácter cualitativo ya acepta mayores dosis de subjetividad como son:
    – Credibilidad: valor de la verdad frente a la validez interna y que resulta aún mas difícil de medir
    – Transferibilidad o aplicabilidad, término mas apropiado para la naturaleza de este tipo de investigaciones que el de la mera reproducibilidad
    – Consistencia o dependencia frente a fiabilidad
    – Confirmabilidad -garantía de que los resultados no están sesgados, frente a objetividad, en este caso aun cuando es muy difícil en ocasiones garantizar la ausencia de sesgo, el término se ajusta mas a la realidad que el de objetividad.
    Desde mi punto de vista estos términos son mas adecuados a la naturaleza del trabajo de los investigadores de lo social pero esto significa desplazarse del concepto de certeza al de verosimilitud y los resultados son mas difíciles de contrastar.
    Sobre la tercera posición de ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental quizá sea con la que mas me cuesta encontrar puntos en común, quizá por mi propia formación en Biología. En cualquier caso, me parece mas adecuada la formación de criterios nuevos como punto de apoyo de discusión, cuestionamiento y refutabilidad. Respecto al término autenticidad con valor de equidad y justicia es un término muy resbaladizo tanto desde el punto de vista personal como intercultural. Para concluir, los nuevos criterios que pretenden definir la validez como “una negociación rigurosa que permite hacer visible los distintos puntos en la interpretación” a entender, justicia e imparcialidad, inteligencia crítica, acción y práctica, apertura y publicidad, parece todo ello tan abstracto y tan propenso a servir para explicarlo todo que me hace cuestionar seriamente la viabilidad de este tipo de investigación. Trabajar sin criterios compartidos convertiría los resultados de esta investigación en un acto de fe o en una nota a pie de página lo que acabaría en su propia deslegitimación como herramienta constructora de conocimiento.
    Personalmente en mis investigaciones estoy dispuesta a trabajar con los dos métodos, llegando hasta donde sea posible con la investigación cuantitativa y tomando ésta como punto de partida para un conocimiento mas afinado procedente de la investigación cualitativa.

    Responder
  3. Luis Yanguas Gonzalez

    La validez de la investigación cualitativa: Establecer los términos que puedan proporcionar la validez de una investigación cualitativa se convierte casi en una cuestión filosófica encuadrada dentro del mundo de la experimentación, es decir una cuestión epistemológica.
    Deforma casi intuitiva, nos resulta relativamente fácil comprender las carácterísticas que contribuyen a definir un experimento cuantitativo. Así, una vez definida la variable, vamos recogiendo sus datos y disponemos de modelos, que mediante el análisis de medias, desviaciones típicas /varianza, nos permiten acercar el comportmiento de la variable de estudio a un determinado modelo y confirmar con qué grado de afinidad, nuestro modelo se adecua a nuestra hipótesis de partida.
    La utilidad de estos modelos es que nos permite inferir, y extrapolar el comportmiento de nuestra variable mas allá de un número finito de datos de partida.

    El análisis cualitativo, es mas complejo, tenemos variables que pueden tener un compartamiento continuo a lo largo de todo su rango de definición, pero que su naturaleza requiere un análisis por grupos. Para ello, se establecen los límites de intervalos o de las categorias, cuya amplitud puede quedar a merced del criterio del investigador.
    Si tenemos en cuenta que la estadística es un método de ánalisis de datos, no podemos desdeñar, el método de ánalisis de datos cualitativos como herramienta para aquellos datos o variables cuyo estudio y análisis se ha de realizar por grupos o categorias acotadas. La dificultad radica en dotar la de las técnicas de análisis de datos cualitativos si no propios, al menos con las mismas garantías para que las metodología de análisis de datos cualitativos.
    Una vez establecidos los criterios que van a determinar el número de categorias, ajustados a las condiciones dadas por el diseño del experimento, y las condiciones bajo las que vamos a establecer los criterios de análisis de resultados, ya sea porque vanos a establecer comparaciones entre diferentes intervalos dentro de nuestro experimento o ya sea porque vamos a establecer posibles comparaciones con otros experimentos asimilables, habremos de usar unos critrios de análisis que dote a nuestro experimento de validez, fiabilidad
    y objetividad.
    El artículo enlazado, establece tres posturas que responden a diferentes puntos de vistas sobre las variables cuantitativas y su forma de ser analizadas, pero todas ellas buscan, cada una de ellas a su modo, dotar los resultados de validez y fiabilidad, a través de su análisis, aunque respondan a diferentes criterios de análisis de datos cuantitativos.

    A priori no dispongo de argumentos que me permitan dotar de mas validez una postura que otra, pienso, que si bien hemos visto variedad de comportamientos de vriables cuantitativas y otros tantos modelos de inferencica posibles, los datos cualitativos por estar agrupados por categorias, no significa que no pudieran estar dotados de variación de comportamiento entre las categorias, aunque de cierta homogeneidad dentro de una misma categoria o grupo.

    Es muy probable que nos encontremos con diferencias muy significativas de comportamiento de la variable cualitativa, en función de los intervalos de estudio, o justo lo contrario, por lo que, el hecho de que uno de estos tres criterios se ajuste mejor a una variable concreta de etudio, bajo unas condiciones de experimentación , no significa que no pudiera cambiar en otro momento, bajo otras circunstancias. Además puede darse la circunstancia, que el aplicar un criterio u otro en el análisis de resultados cualitativos, responda ya no sólo a la variable de estudio sino, que pudiera establecerce por el uso o el propio diseño del experimento.

    Si nos deternemos en cómo plantea el artículo, y vemos qué criterios recoge cada una de las tres posturas, vemos que en apartado a) continuidad: la significatividad de los datos , y la capacidad de extrapolar los resultados estan relacionados directamente con la validez que se le concede a los mismos, la coincidencia de los resultados en la replicación de los experimentos, tanto para los investigadores participantes como externos, son los parámetros que le confieren fiabilidad a los resutdos.
    En el apartado b) Se aplican criterios de experimentación a la investigación cuantitativa, dónde se define la validez interna de los resultados por isomorfismo de estos con los datos obtenidos de la realida, frente a la validez externa debido a la capacidad de reptroducir los resultados y la capacidad de reproducir los mismos resultados bajo las mismas cdondiciones, por lo que hablamos de fiabilidad.

    Estas dos posturas se hallan frente a una tercera, en la que se aboga por romper con los criterios experimentales para efectuar análisis cualitativos. Lo que a mi juicio es bastante atrevido, porque el análisis de resultados cualitativos o no, responde a la necesidad de dotar de orden y de criterios aquellos resultados obtenido es decir dotarlos de una interpretación significativa, y usarlos para confirmar o no su acercamientos a nuestras hipótesis por la extrapolacion de las conclusiones obtenidas.
    Por todo ello, no veo la posibilidad real de desligar, el tratamiento de datos cuanlitativos de los datos cuantitativos, sino mas bien, que el tratamiento y análisis de los datos por categorias, bien por la naturaleza de la variable o por el acercamiento a la variable a una simplificación de las recogida de datos para su análisis, o bien porque se quieren establecer grupos de comparación para la variable de estudio. No podemos desposeer de criterios, lo mas objetivos posibles, el analisis de datos que por ende buscar dotar objetividad una respuesta, o los resultados que arroja.

    Responder
  4. ALBERTO MORALES CAMARGO

    Tradicionalmente, y en especial, desde la aparición del positivismo, la investigación cuantitativa es la que tenía validez por asemejarse más al método científico propuesto por las “ciencias puras”.
    Lo que ocurre, que en este tipo de investigación basada en “números”, no se tiene en cuenta aspectos tales como, las relaciones humanas, la ética u otros valores que desde la investigación cualitativa sí se pueden abordar.
    Ahora bien, ¿es objetiva entonces la investigación cualitativa, al tener en cuenta una serie de aspectos que pueden traducirse en subjetividad? Pues yo creo que la respuesta es afirmativa, aunque con algunos matices. Sí, es objetiva, pero para ello debe cuidar el método científico, primando el rigor en cada una de las etapas de la misma para asegurar un mínimo de objetividad, siempre dentro de la subjetividad que implica este tipo de investigaciones.

    Responder
  5. ALBA ANGULO

    Lo primero, exponer lo revelador que me ha parecido la revisión teórica realizada por la Profesora. Mi desconocimiento ante tales posturas me habría imposibilitado ofrecer una conclusión y reflexión adecuada del tema que aquí se cuestiona. Como se expone en el documento, el propio término de validez ha sido acuñado, o mejor dicho, asociado con diferentes términos según distintos autores: comprensión, calidad, ética, autenticidad,etc.
    La primera postura destaca la coincidencia de criterios entre la investigación experimental y la investigación cualitativa, mientras que la segunda perspectiva se refiere a una adaptación de criterios. Con esto, los dos primeros enfoques exponen posturas similares: en cuanto a la “validez”, me quedo con la importancia que se adjudica a que la investigación tenga una coherencia tanto para los sujetos estudiados, como para los sujetos que se investigan. Asimismo, que sea posible el aplicar o transferir esos resultados a otros contextos. Por último, que exista un grado de “fiabilidad”; trasladado al ámbito de la educación por ejemplo, hablaríamos de que en un mismo centro, esta investigación sea coherente con las circunstancias de todos los participantes (profesores y alumnos) que intervienen en la misma. También que esto transcienda y sea aplicable a otros centros con distintos participantes.
    Una tercera postura desecha la coincidencia entre ambas investigaciones. En ésta se “enfrentan” dos posibles perspectivas: por un lado aquella que niega la existencia de criterios que valoren la investigación cualitativa, entre ellos el criterio de objetividad. Por otro lado, está aquella otra perspectiva que ofrece nuevos criterios, propios de la investigación cualitativa. En concreto, dentro de este enfoque, hay autores que hablan de una negociación de criterios a la hora de llevar a cabo una interpretación; haré una breve síntesis de estos aspectos, que bajo mi punto de vista, toda investigación cualitativa debería considerar:
    Debe existir una “justicia e imparcialidad” que recoja los diferentes puntos de vista ofrecidos en la investigación; además una “inteligencia crítica”, o pensamiento moral hacia lo que se investiga; “acción y práctica”, o lo que es lo mismo, un cierto grado de compromiso e implicación por parte de los participantes para conseguir una mejora; por último “apertura y publicidad”, a la hora de especificar los procesos seguidos en la investigación, así como la difusión de concusiones y resultados.
    He de decir que me ha llamado la atención las diferentes posturas que aquí se plantean. Mi opinión es que el enfoque más acertado podría ser aquel que unificara las diferentes propuestas aquí expuestas y los criterios (o matices) que a su vez engloban para demostrar la “validez” en la investigación cualitativa.

    Responder
  6. Félix Balois Juárez Hernández

    Hola profesora, compañeros todos:

    Después de lo leído y confrontado por medio de las aportaciones de los compañeros y compañeras que cursamos esta interesante asignatura sobre investigación cualitativa, me pareció importante compartir con ustedes lo que siento y pienso respecto a la temática que ahora nos incumbe.
    A partir de la lectura del Capítulo 1. Introducción. Ir hacia la gente, de TAYLOR y BOGDAN, me doy por enterado que la metodología de investigación cualitativa tiene un origen, propósito y sentido diferente respecto al método cuantitativo, ya que persigue problemas distintos a los cuales trata de darles respuesta diferente. Por mucho tiempo se pensó y se aplicó por los investigadores de los siglos pasados el enfoque conceptual-deductivo a todo tipo de realidades que nos circunda. Pero el tiempo y el pensamiento se encargaron de darnos la respuesta. No es lo mismo investigar los fenómenos naturales que los sujetos humanos. Es un hecho ya reconocido hoy día por la comunidad intelectual, política, empresarial y popular que existen diversos tipos de científicos, los cuales se avocan a una gran variedad de objetos de estudio importantes para nuestra sociedad. Todo va a depender de lo que queramos estudiar y construir como objeto de estudio, para poder definir nuestra metodología. La metodología cuantitativa y cualitativa tiene su propia importancia, porque son procesos que han sido construidos desde una racionalidad distinta pero válida para lo que se desea explicar.
    Me ha tocado participar como colaborador en algunos proyectos de investigación de corte cualitativo, y por la experiencia que me ha dejado confirmo que no es tan fácil poder realizar investigación desde esta perspectiva, porque las fases y etapas que propone cada metodología están bien pensadas, razonadas y que incumben competencias intelectuales de alto nivel cognitivo para el que las aplica y participa. Todo va a depender que es lo que queramos investigar y para qué para poder escoger uno u otro método de investigación ya sea cuantitativa o cualitativa, porque la situación problemática o problema a abordar define el método a seguir y no al contrario.
    En este sentido me parece oportuno que en el uso que se hace de la metodología cualitativa no se copien fielmente los criterios o categorías de análisis del enfoque cuantitativo para ser usados en la evaluación de la validez de los estudios. Me decantaría por la ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental, bajo el posicionamiento de la construcción de criterios nuevos que enfaticen aspectos claves de la investigación cualitativa. La propuesta que nos ofrece M. LEININGER (1995), del artículo Naturaleza y orientaciones teórico-metodológicas de la investigación cualitativa de Orlando Mella (1998), donde se establecen los siguientes criterios: a) credibilidad; b) confirmación; c) significado de contexto; d) modelación recurrente; e) saturación; y f)transferencia; pueden servirnos de un claro ejemplo como el investigador en base a la naturaleza de su investigación y a los propósitos que persigue puede diseñar sus criterios de análisis cualitativo. Claro está, que como aprendices de investigación quizás no estemos todavía en condiciones de llegar a esos niveles, pero por lo pronto podemos buscar algunas sugerencias para apoyar nuestras investigaciones futuras.
    Creo que no se podría descartar del todo el uso de alguna técnica cuantitativa dentro de un proceso netamente cualitativo como lo han manifestado algunos otros compañeros dentro de este foro, pero se tendría que justificar por qué del uso de los mismos, para no confundir el proceso y los resultados que se desean obtener. Este planteamiento es de complementariedad, pero se tendría que revisar a que niveles y en qué condiciones, puesto que no es el propósito fundamental de los métodos cualitativos generar teorías generales, sino explicar problemáticas, comprenderlas, resolverlas y mejorar así las relaciones humanas para un mundo mejor.

    Gracias por su atención. Saludos

    Responder
  7. Francisco Crespo Molero

    Trabajar desde lo cualitativo implica un replanteamiento personal y académico en términos epistemológicos y metodológicos. La pregunta que nos surge al respecto es si ¿se puede conceptualizar el trabajo cualitativo como arte y no como ciencia?, ¿es el método científico-inductivo el único método que nos permitiría llegar al conocimiento y explicación de aquello que nos genere inquietud y nos abra preguntas?
    Adentrándonos en el artículo que nos permite reflexionar sobre la ética en investigación observamos que Manuel González Ávila abre muchas puertas de debate. No sólo reflexiona sobre la pertinencia de la ciencia y el método científico en términos abstractos, sino que desciende a su aplicabilidad a una realidad concreta como es la de Guatemala. En este sentido, quien conozca Guatemala sabrá que su población está compuesta por 27 grupos étnicos diferentes y un 70% de la población es indígena. Hablar de método científico como único método posibilitador de conocimiento y facilitador del proceso democrático nos llevaría a leer a de autores como Mignolo y Quijano quienes desarrollan la idea de colonialidad como un elemento explicativo de las relaciones de poder estructurales.
    Si el objetivo de la ciencia en la realidad de Guatemala, en palabras del propio Manuel González Ávila, es “…toda iniciativa encaminada en Guatemala con pretensiones de éxito para propiciar mejores condiciones de vida para los habitantes debe incluir la ciencia y la tecnología…” preguntémonos, ¿qué hacemos con las muchas y diferentes maneras de construir conocimiento acumulado de las comunidades indígenas que estructuran sus sociedades y facilitan procesos de convivencia?.
    Coincidimos con el autor en tanto y cuanto, desde la investigación cualitativa será la persona el objeto último de la investigación, se estudia desde la búsqueda del entendimiento desde la persona, con la persona y para la persona, en definitiva, tiene una connotación fundamentalmente humanista.
    La ética sirve para plantar conflictos, dirá Manuel González Ávila. Es así como la subjetividad pasa a convertirse en elemento central del trabajo cualitativo, y por lo tanto, tiene que formar parte del proceso indagador (elemento muy bien desarrollado por los post-modernistas como Clifford Geertz) si queremos acercar la subjetividad a la objetividad del método científico.
    En definitiva, la ética como elemento estructurante tanto desde el proceso investigativo como desde el por qué de la investigación y el uso de las conclusiones y su devolución a los investigados, se convierte en un condicionante fundamental que no podemos dejar de lado y al que deberemos dedicarle el tiempo necesario. La concepción de ciencia que deberíamos utilizar desde la ética tendría que ser capaz de darle un sentido y una utilidad a lo que investiguemos desde el respeto a las personas y para las personas.

    Responder
  8. Sara Suárez Valenzuela

    Muchas gracias compañeros por vuestras aportaciones, me resultan muy interesantes.
    Os ofrezco la mía:
    Me decanto por la tercera opción ya que no considero adecuados aplicar los criterios de validez de la investigación cuantitativa de forma directa, ni adaptados, considero que las diferencias entre ambas hacen que sean necesarios establecer criterios propios en la investigación cualitativa para juzgarla adecuadamente, no pueden tener los mismos criterios para su validación. Por tanto me sitúo dentro de la tercera opción y sí considero posible pensar en criterios propios para analizar el valor de estas investigaciones. Hay que dar respuesta a las preguntas ¿estás seguro?, ¿cómo lo haces?, ¿cómo lo has sabido?
    Estoy de acuerdo con la propuesta que se nos hace desde el libro de esta asignatura. Debemos incluir en las investigaciones cualitativas una reflexión que justifique la utilización de los diversos procedimientos que forman parte de la construcción de la misma a través de los siguientes aspectos:
    • Transparencia en la planificación y desarrollo de la investigación.
    • Densidad de la descripción.
    • Triangulación.
    • La contrastación.
    En la investigación cualitativa el investigador busca comprender los procesos desde la perspectiva de los protagonistas, busca sacar a la luz desde el diálogo intersubjetivo entre el investigador y los sujetos investigados otras explicaciones posibles con la finalidad última de compartir con toda la comunidad científica los hallazgos. Por tanto hay que reflexionar sobre la validez de las investigaciones cualitativas de cara a la sociedad. La investigación cualitativa no pretende que sus conclusiones sean representativas más allá de los sujetos investigados, por tanto no contempla la validez externa. Pero sí pretende construir sentido, comprender el fenómeno investigado y para comunicar los resultados es importante explicitar todos los aspectos en los que se ha basado la investigación. Entiendo que ayuda a la comunicación y difusión científica.
    Saludos a todos.
    Sara.

    Responder
  9. Sara Romero Cumbreño

    Bajo mi punto de pista pienso que la investigación cualitativa es igual de válida que culaquier otra puesto que usamos datos, métodos, técnicas…etc, que demuestran el valor de la investigación.
    Hablamos muchas veces de complementariedad, creo que hablando de complementariedad deberíamos de poner a la misma altura la investigación cualitativa que la cuantitativa porque ambas demuestran con sus investigaciones unos datos reales e igual de válidos. Podrían ir juntas de la mano, sin la necesidad de una anular a la otra ¿Por qué una es más válida que la otra?.
    Con respecto a elegir una postura me decanto por romper directamene con los criterios y crear unos propios para analizar las investigaciones cualitativas puesto que si no son complementarias tampoco pueden valer los mismos criterios.
    Finalmente, aludo a que ambas metodologías deberían ir juntas en todas las investigaciones puesto que unas se ayudarían a otra y el resultado sería mas satisfactorio.

    Responder
  10. Gemma María Rodríguez Triguero

    Buenas noches,
    Seguimos un poco en la línea del relativismo cultural, en el sentido de la objetividad o subjetividad como postura en una investigación.
    Bajo mi punto de vista, tal y como finaliza el texto de Belén Ballesteros “¿el logro de la validez? Dejémoslo de momento en duda”, lograr esa validez de forma generalizada resulta prácticamente imposible. Con esto me refiero a que cada investigador, a la hora de plantear su investigación se decantará por un enfoque que crea el correcto en su práctica, habrá personas que estén de acuerdo y habrá otras que no, cuestión que me parece inevitable.
    En mi caso, me posicionaría en el lado de entender la validez como una negociación, al igual que Denzin y Hodder, ya que estoy de acuerdo con los criterios propuestos. Considero la justicia e imparcialidad imprescindibles, especialmente la importancia de no omitir participantes; al igual que la apertura y publicidad, puesto que la investigación ha de llegar a las máximas audiencias posibles. Esto implicaría escoger muestras amplias, para buscar resultados válidos y fiables, y además, utilizar un lenguaje asequible a todo el público.
    Como conclusión, considero la complementariedad metodológica un aspecto que puede enriquecer nuestra práctica. Si bien es cierto, en algunos casos es recomendable la metodología cuantitativa (diseños experimentales, cuasiexperimentales o no experimentales) y la cualitativa en otros. Sin embargo, podemos llevar a cabo una investigación cualitativa cuya hipótesis podría ser En Educación Infantil predomina el género femenino entre los y las docentes, analizando números y estadísticas pero documéntanos en el desarrollo de la inserción laboral de hombres y mujeres, haciendo encuestas no solo numéricas sino abiertas, incluso introduciéndonos en el escenario, en este caso las aulas, para conocer qué lenguaje utilizan a la hora de dirigirse a sus alumnos y alumnas. Podríamos incluso ampliar la investigación y dejar puertas abiertas a futuras investigaciones: Los niños que han tenido un Maestro de Educación Infantil han elegido la dedicarse a la Educación Infantil.
    Gracias, saludos.
    Gemma.

    Responder
  11. Maribel Campos

    Hola de nuevo!
    Tal y como se expone en el tema1 del libro de este año de la asignatura, taller de investigación cualitativa” la discusión es extensa e inacabada y se viene desarrollando en la comunidad científica desde hace decádas.
    De las 3 posturas desarrolladas anteriormente por la profesora, me decanto por la 3ª y el argumento es el siguiente: si es una metodología determinada, si es importante tener clato el objeto y motivos de estudio, ¿ por qué no tenerlo en cuenta a la hora de tener unos criterios propios de este tipo de investigación? Cuando digo propios no me refiero a exclusivos, pero si centrados en este tipo de investigación. Algunos podrán ser comunes con la investigación cuantitativa y otros, no.
    ¿Podríamos decir que validez es calidad? En el tema desarrollado se plantea el siguiente apartado: procedimientos para …..¿justificar la validez de las investigaciones cualitativas? Yo creo que se debería reformular el apartado eliminando el adjetivo cualitativo o bien sustituir validez por calidad.
    Desde luego, profesora, son muchos los interrogantes que se plantean en esta materia y más los que se abren al reflexionar sobre ellos!!!!

    Un saludo!
    Maribel Campos

    Responder
  12. ANDREA CATENA MARUGÁN

    Recojo las preguntas lanzadas para no desviarme mucho en cuanto al tema en la respuesta
    ¿Qué pensáis sobre este tema?

    En mi opinión, la subjetividad- obtetividad, tradicionalmente estaba relacionada con lo que se podía o no comprobar , cuantificar, probar ; o no.
    Por lo que se relacionaría la objetividad con la investigación cuantitativa, y por tanto la subjetividad con otro tipo de investigaciones, como podría ser la cualitativa

    ¿cuál sería vuestra postura?

    Para mi la subjetividad u objetividad, no se basa tanto en el tipo de investigación, sino en las técnicas, tipo de datos, recogida de los mismos que se utilicen, así como la posición que el investigados adopte hacia ellos.

    Un misma línea de investigación puede tomar matices objetivos o subjetivos en relación al transcurso de la misma, por lo que ambas pueden estar presentes e interrelacionadas… Es un tema complejo, cuanto menos.

    ¿qué implicaría eso en el desarrollo de vuestra investigación?

    Antes de comenzar la investigación, uno se plantea hacia dónde quiere ir, que necesita conocer , pero no siempre se plantea cómo lo va a conseguir, por lo que hace que en el propio desarrollo de la actividad vayan surgiendo dificultades o cambios a realizar en el transcurso de la misma… lo ideal, para mí, es trabajar desde la objetividad, para hallar los datos más imparciales posibles, pues para darles un matiz personal, o una interpretación, que los pueda convertir en subjetivos siempre estamos a tiempo de hacerlo… No obstante, en algunas ocasiones, en función de la técnica utilizada y la interpretación de la misma, pueden surgir análisis subjetivos de manera involuntaria, quizás…

    Ambos conceptos se entrecruzan en el proceso….

    Responder
  13. Daniel Pattier

    Buenas tardes

    El texto me parece muy interesante. Después de estar reflexionando acerca de las diversas posturas, he llegado a la conclusión de que no me identifico concretamente y puramente con una de ellas, sino que mi posicionamiento sería una mezcla entre dos de ellas:

    Por un lado, creo que es importante que lo cuantitativo y lo cualitativo vaya de la mano, y, por tanto, los criterios deben ser similares, o adaptados dependiendo del caso. Lo cuantitativo y lo cualitativo son las dos caras de la moneda que deben ir juntas, aunque no sean lo mismo.

    Por otro lado, al no ser iguales, y, para mejorar y enfocar mejor nuestra investigación, debe haberse construido una gama de criterios nuevos que enfaticen aspectos clave de la investigación cualitativa.

    En mi humilde opinión, si conseguimos unir criterios o adaptarlos del mundo cuantitativo al cualitativo o viceversa y, al mismo tiempo, si tenemos una serie de criterios concretos y específicos de cada una de ellas por separado, estaremos mejorando y haciendo más eficiente nuestra evaluación.

    Un saludo a todos,

    Daniel Pattier

    Responder
    1. Blanca Esther Iglesias Ibarlucea

      Si comenzamos diciendo que la investigación cualitativa no tiene validez, entonces qué significado tendría realizar investigaciones cualitativas. Comparar ambas investigaciones, me parece algo complicado ya que depende de factores diferentes, modos de interpretar e incluso criterios a adaptar. Emplear una u otra dependerá de la investigación en si misma, la cual, nos dará las claves para su mejor interpretación.
      Con respecto a la primera postura me parece difícil teniendo en cuenta la diferencia entre ambas.
      Con respecto a la segunda, la adaptación de criterios quizás sea válida para una investigación y no para otras.
      Con respecto a la tercera, me decantaría por criterios propios, en la investigación cualitativa.

      Responder
  14. Iván Sánchez

    Estimados compañeros y profesora,
    Con la lectura profunda del primer tema hemos podido constatar las profundas diferencias existentes entre la investigación cuantitativa y cualitativa que va más allá de técnicas o tipo de datos que se utilizan (papel y funciones del investigador, propósitos de la investigaciones, intersubjetividad, holismo…) así coma la influencia (y aceptación de la misma) de factores culturales y contextuales.
    Por lo dicho, creo que la aplicación exacta de los criterios propios de la investigación cuantititativa o su adaptación artificiosa, no son la solución para el complejo problema de la validez en la investigación cualitativa. Por tanto me encuadraría dentro de aquellos que apuestan por una ruptura con los criterios de la investigación cuantitativa/experimental.
    Pero claro, ¿negar la mínima aproximación a una posible objetividad en la investigación cualitativa? Eso sería casi condenarla al ostracismo: una forma de investigación en el que el conocimiento alcanzado podría ser válido… o quizás no.
    Me siento próximo a criterios como el de “autenticidad”, muy congruente con las características de la investigación de naturaleza cualitativa: que exista una evidencia clara de todas las variables y factores intervinientes en la investigación (contextos, ideologías, fines perseguidos, exhaustividad de transcripciones y relatos…) de tal forma que las conclusiones derivadas en el mismo sean congruentes con la información aportada (y de la que se podría disentir bajo otro prisma cultural/representacional).
    La clave residiría en la honestidad en el relato, en el proceso, en el “camino de miguitas” seguido hasta las conclusiones alcanzadas en la investigación en base a la información aportada. Que posibles evaluadores externos de esa investigación puedan contrastar positivamente el sentido de las conexiones establecidas, de los significados atribuidos, en base a la toda la información puesta de manifiesto de manera explícita.
    Todo esto implicaría de cara a la investigación la necesidad básica de aflorar absolutamente todos los factores posibles que pudieran intervenir de algún modo en los planteamientos de la investigación cualitativa propuesta; la rigurosidad en este proceso sería un indicador de autenticidad (además de contemplar todas las posibles perspectivas de los informantes).
    Un saludo cordial.

    Responder
  15. Cecilia Cañedo-Argüelles Gallastegui

    Perdonar porque no entiendo que ocurre con los comentarios. Este lo había escrito hace tiempo. Cuando leo todo.. no lo encuentro y en cambio lo tengo en mi cuaderno. En fin , lo siento os lo vuelvo a dejar
    Considero, en relación con el documento, que la investigación cualitativa estaría entre las dos segundas opciones aportadas :
    la adaptación de criterios , reconceptualizando criterios como la validez en relación con la credibilidad y la fiabilidad en relación con la consistencia ( un ejemplo para mi claro estaría en las historia de vida) . La objetividad en relación con esta opción como evitación de sesgo, no considero que sea uno de los objetivos de la investigación cualitativa, sino que este objetividad estaría más asociada al criterio anterior de la fiabilidad. Sin embargo, a pesar de la presencia permanente de la subjetividad como criterio definitorio en la investigación cualitativa, no siempre se trabaja ( al menos es mi experiencia) solo desde la subjetividad,, sino que puede haber intervenciones complementarias en otras etapas de la investigación como el análisis y correlación de datos. Si bien la investigación cualitativa no busca la representación, si puede incluir en determinadas investigaciones con ambos métodos, dependiendo del objetivo y finalidad.

    – En relación con la ruptura , el rechazo a la posibilidad de establecer criterios y la construcción de criterios nuevos desde la negociación , la búsqueda de evidencias y sobre todo la autenticidad o empowerment, por todo lo que he estado revisando, parece ser una postura común en relación con la investigación cualitativa. La relación e implicación establecida con las personas o audiencias, especialmente en el uso de determinados métodos ( entrevistas, historias de vida..) obliga a crear permanentemente nuevos criterios ( siguiendo un proceso común) , asociados a ellos, pero siempre dependerá de la persona, el investigador y su interacción con ella y el contexto. Esto exige crear criterios propios y metodologías sensibles al tipo de efectos que se pueden producir sobre ellas y al análisis de sus percepciones y las del propio investigador.

    Como comentaba, desde mi experiencia en dos investigaciones, han sido utilizados los dos tipos de investigación, con prioridad del enfoque cualitativo desde la realización en grabaciones, entrevistas he intento de reconstrucción de las percepciones e historia de vida en relación con el tema a tratar ( en este caso común, el abandono educativo y sus causas) pero también se intentaba encontrar cierta representatividad o rasgos comunes desde las personas estudiadas y la población de edad, grupo social, características personas y contextuales.. para plantear posibles programas de prevención o en el segundo caso , la extensibilidad del método a nuevas poblaciones”
    Nuevos aprendizajes, reflexiones

    Responder
  16. Maria Luisa Ceballos - Zúñiga Reyes

    Mi respuesta sería ruptura con los criterios propuesto por la investigación experimental.En concreto, la construcción de criterios nuevos que enfatifen aspectos claves de investigación cualitativa.

    Ya que a través de la investigación cualitativa realizamos el estudio de la realidad. Realiza una construcción de una realidad objeto de estudio a través de la observación, encuestas, entrevistas de la implicación del investigador… y el resultado de esas investigaciones se aleja de lo cuantitativo, ya que la finalidad es la interpretación del objeto de estudio.

    Y como he comentado antes la validez depende de la calidad del investigador y del dominio de las técnicas a utilizar, de su capacidad al implicarse emocionalmente en la realidad que está investigando, sabiendo cuando debe abandonar el campo.

    Responder
  17. Gema

    Me parece muy interesante que se apunte a la complementariedad, pero quisiera destacar que estamos hablando de la validez en la investigación cualitativa. Y, aunque la complementariedad es algo que comparto, también he de decir que me muestro de acuerdo con compañeras que planean preguntas tales como: “¿Por qué no podemos (terminar de) afirmar una validez en nuestra investigación de corte cualitativo?” “¿Por qué debería lo cualitativo adaptarse a lo cuantitativo?”
    Si abogamos por la complementariedad, como mucho se menciona, deberíamos poner a la misma altura, con la misma valía lo cualitativo y lo cuantitativo. Y dejar aquí una idea de Deutscher (1973):
    “Nos centramos en la coherencia en la coherencia sin preocuparnos mucho por si estamos en lo correcto o no. Como consecuencia, tal vez hayamos aprendido una enormidad sobre la manera de seguir un curso incorrecto con un máximo de precisión”.

    Si buscamos un curso correcto y preciso debemos poner a la misma altura ambas posturas, darles el mismo valor, por ello, tal y como mencionan muchos de mis compañeros, sería preciso crear unos criterios propios de lo cualitativo, al igual que lo tiene lo cuantitativo.

    Sigo enrollándome un poco más, y hago alusión a una frase de Jiddu Krishanamurti :
    “No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferme”.
    Quizá alguien considere demasiado extremistas estas palabras pero aclaro:
    Sabemos que en intervención social, en contextos reales, con personas reales los métodos cuantitativos no llegan a ser demasiado útiles en solitario, sin embargo los cualitativos tienen un gran papel en éste ámbito y, pueden complementarse, eso sí, con los cuantitativos. Entonces, yo me pregunto ¿por qué ese querer “adaptar” lo cualitativo a lo cuantitativo (en este caso a sus criterios) cuando es algo “enfermo” (que no funciona del todo) en el ámbito de intervención social?

    Posiblemente haya rizado el rizo mucho, pero esta es la reflexión a la que me remiten vuestras intervenciones.

    Un saludo

    Responder
  18. María

    Después de leer vuestros comentarios y aportaciones, me uno a la Complementareidad metodológica que defiende el maestro Pérez Juste y algunos de mis compañeros. Uno de los compañeros ha puesto muy acertadamente en el foro, que ha tomado la decisión de no decantarse estrictamente por nada. Se investiga con la idea de cambiar las cosas para mejorarlas, esto no se consigue si no se tiene cierta flexibilidad en nuestras labores. Y si introducimos el termino innovación, ya nos estamos metiendo en algo que requiere apertura, libertad y mucho inspiración e instinto. No quiero decir con esto, que las metodologías cuantitativas no son de interés, al contrario, quiero decir, que debemos apoyarnos en ambas metodologías para conseguir un trabajo de rigor.
    Espero no haberme ido de tema.
    Muchas gracias
    Un saludo
    María

    Responder
  19. María

    Después de leer los documentos y leer a mis compañeros, me alegra notar que todos los aquí presentes somos buenas personas y parecemos tener grandes cualidades éticas.
    Se han dicho aquí cosas tan bonitas como que la ética es la parte esencial de la investigación cualitativa, que en la investigación cualitativa tenemos el reconocimiento a la Subjetividad y ese mismo reconocimiento hace que sea una disciplina en la que hay que tener mucho cuidado con los aspectos éticos. Se ha puesto a la ética como un pilar básico no solo de nuestra vida como principiantes investigadores sino que la ética es el pilar sobre el que debe girar nuestra vida. También se ha hecho mención a que trabajamos por y para las personas, y además para la educación, que es la disciplina básica de formación de los individuos.
    Desde una perspectiva de andar por casa, recomendaría la siguiente cuestión:
    “No quieras para los demás lo que no quieres para tí mismo”. Esta frase, que siempre ha rondado en mi cabeza y que no sé muy bien de donde ha salido, creo que debe acompañarnos en toda labor como profesores, investigadores, compañeros, etc. Pero, ¿Qué difícil es conseguir esto no?; todos nos encontramos a personas que predican ser éticos y que en realidad no lo son, pero ellos se sienten bien consigo mismos, que peligroso es poner a niños, niñas, adultos, adolescentes, gente mayor, en manos de estas personas que se consideran políticamente correctas.
    Cada uno desde su parcela debe intentar conseguir un mundo eticamente correcto.
    Para reflexionar.
    https://www.youtube.com/watch?v=4u-5OgFmsRY
    Muchas gracias
    Un saludo.
    María

    Responder
  20. Mª Luisa Sánchez Gálvez

    Tras la lectura del documento y aportaciones de mis compañeros.
    Me decanto por romper directamente con los criterios existentes en la investigación de corte experimental, cuantitativa y la necesidad de pensar en criterios propios para el análisis de las investigaciones cualitativas.
    Pienso que es bastante lógico, ya que si la investigación cuantitativa difiere, por lo que tengo entendido; de la cualitativa en sus características, técnicas, objeto de estudio, etcétera ¿ Porqué se deben de utilizar los mismos criterios para evaluar la validez? si las formas de entender la realidad son distintas…
    Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con Sara Moreno cuando expone que según el tipo de investigación se debería de utilizar una metodología u otra, intercambiando técnicas de ambas.
    Un saludo

    Responder
  21. Almudena de la Fuente

    Después de reflexionar acerca del tema de la validez en las investigaciones cualitativas, no acabo de decantarme por ninguna de las opciones planteadas. El motivo es que tengo la intuición –no sé si errónea – de que el conocimiento científico, aunque pueda ser alcanzado a través de múltiples enfoques o metodologías, en el fondo es uno. Esto no excluye la posibilidad de múltiples interpretaciones de éste generadas por la presencia de un cierto grado de subjetividad, lo cual – como comentaba en el anterior debate – si bien es muy enriquecedor, puede suponer un obstáculo en la construcción del conocimiento científico.

    En las posturas que se exponen en el texto – continuidad de criterios, traducción y adaptación de dichos criterios y ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental – percibo una dicotomía entre lo positivista y lo interpretativo con la que no me identifico. Quizá a la que más me aproxime sea a la traducción y adaptación de los criterios desde el lenguaje experimental a la investigación cualitativa. Sin embargo, creo que ahí se deja traslucir un orden jerárquico que no me acaba de gustar: ¿por qué debe lo cualitativo adaptarse a lo cuantitativo? ¿No sería mejor reelaborar los criterios de forma que, con los matices propios de ambas metodologías, fueran aplicables a cualquier tipo de investigación en ciencias sociales?

    Este enfoque general, en consonancia con la propuesta de complementariedad metodológica con la que me identifico, es planteado con mucha claridad por Rodríguez, Gil y García (1996) cuando exponen que “algunos autores han optado por plantear criterios generales que sirvan como base para valorar indistintamente la validez de los diseños de investigación cualitativa y cuantitativa, aunque requieran de mayor concreción cuando son aplicados a diseños específicos”. Y analizan la propuesta de Eisenhart y Howe (1992) presentando cinco estándares generales que pueden ser utilizados como guías para alcanzar argumentos válidos en la investigación educativa. Estos estándares son:
    – Ajuste entre las cuestiones de investigación, los procedimientos de recogida de datos y las técnicas de análisis de datos.
    – Aplicación eficaz de la recogida y análisis de datos.
    – Coherencia con el conocimiento previo.
    – Toma en consideración de las restricciones derivadas de los valores.
    – Globalidad.

    Desde mi punto de vista, esta propuesta proporciona un enfoque holístico que puede adaptarse a cualquier investigación en ciencias sociales, independientemente de las metodologías empleadas. Y, en mi caso particular, me da pistas sobre la forma de enfrentarme en un futuro – espero que próximo – a investigaciones educativas. Mi idea, hoy por hoy, es utilizar simultáneamente metodologías cualitativas y cuantitativas al servicio de la mejora de la práctica educativa, teniendo siempre presentes unos criterios de calidad que garanticen el valor del conocimiento generado.

    Responder
  22. Elena Carrilero Cantabella

    El tema de la validez en la investigación cualitativa me parece un tema interesante por la cantidad de opiniones que puedan surgir al respecto, así como por la controversia que suscita, tal y como podemos analizar y en la documentación y vídeos de la asignatura.

    Tal y como señala la compañera, ¿nos hemos parado a definir “validez”? ¿en la investigación cuantitativa está más definido dicha validez? La investigación cualitativa cuenta con una fundamentación teórica bastante consolidada, así como con estudios que nos han servido a muchos para construir nuestra formación académica y profesional, de modo que creo que sí podemos hablar de una “validez” en investigación cualitativa. Otra cuestión es la posición del investigador con el estudio, es decir, ¿ha dejado sus prejuicios atrás a la hora de emprender su trabajo? ¿tiene un código ético claramente fijado? Recuerdo que en el tema 3 se habla de un “alejamiento” cuando se traspasa este límite, esta barrera moral y emocional.

    En torno a las posturas que se exponen, me inclino por “pensar en criterios propios para analizar el valor de las investigaciones”, porque creo que existen y los debemos que tener presentes en nuestro trabajo de campo; criterios tales como la credibilidad, confirmación, significado de contexto, saturación, modelación recurrente y transferencia.

    Si trasladamos todo ello a nuestra investigación, si somos disciplinados con la fundamentación teórica de nuestro método de trabajo, serios en la práctica,…..¿por qué no podemos afirmar una validez en nuestra investigación de corte cualitativo?

    Un saludo,
    Elena Carrilero.

    Responder
  23. Lucas Casimiro Sánchez

    – En torno a la validez de la investigación cualitativa.

    No resulta fácil realizar una división tan marcada de la validez, aplicada en la investigación cualitativa como la investigación cuantitativa. Si bien es cierto que existen tablas de diferencias muy marcadas de objetivos orientados al descubrimiento, a los motivos y los sentidos de la acción, y la construcción de teorías de los objetivos orientados a las causas de la acción social y al testeo de las teorías.
    ” En muchos métodos de recogida de datos, como los cuestionarios y guiones de entrevistas, la validez de contenido es la más potente que puede utilizar un investigador …” (FOX 1981:421 en Cardona Andújar, 1996:p.251)
    El paradigma interpretativo, también llamado cualitativo, fenomenológico, hermenéutico, cultural, constructivista, humanista, etnógrafo. Entre otros conceptos clave que maneja, es el de los conocimientos y los valores. lo determina la subjetividad de los individuos. Tienen en común con el positivismo, el desarrollo de teorías sobre los fenómenos sociales, siendo un aspecto importante la inter-subjetividad ( interacción y desarrollo de normas consensuadas).
    La valoración del paradigma interpretativo del Profesor José Cárdona Andújar (http://funcionpedagogica.blogspot.com.es/2008/12/7-paradigmas-y-modelos-en-la-formacin.html). Debilidades:
    1. Determinados objetivos de investigación se abordan mejor desde planteamientos positivistas.
    2. Validez limitada al contexto.
    3. Fiabilidad no pretendida. La replicación no es un objeto formal.
    4. Riesgo de subjetivismo deformador de la realidad.
    El investigador cualitativo suspende o aparta sus propias creencias perspectivas y predisposiciones. Tal como lo dice Bruyn (1966), el investigador cualitativo ve las cosas como si ellas estuvieran ocurriendo por primera vez. Nada se da por sobreentendido. (Taylor y Bogdan, p.21)

    Un estudio pensado éticamente debe estar planificado en base a una metodología rigurosa que conduzca a resultados válidos, extensible a la validez científica.

    ¿Qué pensáis sobre este tema?,
    Ayuda a clarificar conceptos y a diferenciar notablemente el objeto de cada metodología.
    En la opción primera, Quienes creen aplicables los mismos criterios de la investigación cuantitativa para analizar y valorar la investigación cualitativa , los criterios para el estudio de la validez en la investigación experimental son extensibles y van a ser aplicados del mismo modo en la investigación cualitativa. Son los autores como Kirk y Miller, Goetz y LeCompte se sitúan entre los representantes de esta perspectiva. Son criterios positivistas lógicos, empíricos, conductistas. En esta propuesta no creo necesaria en los contextos que trabajamos que sea necesario contrastar las investigaciones cualitativas con las cuantitativas para ser validadas.

    ¿Cuál sería vuestra postura?,
    La complementariedad de las distintas metodologías estará como propósito en todo investigación, salvo que los hechos a investigar requiera una marcada diferencia, debido al número de sujetos a investigar, al uso de distintas estrategias como inducción analítica o la estrategia Hipotética – deductiva.
    ¿Os identificáis con alguna de las señaladas?,

    Me identificaría con la segunda propuesta, Quienes piensan en la necesidad de una adaptación de criterios y, a partir de los existentes en la investigación cuantitativa, modifican y elaboran criterios de validación de la investigación cualitativa. de los criterios desde el lenguaje experimental a la investigación cualitativa.

    ¿Con cuál y por qué?,

    Respecto a la calidad de la investigación, autores como Guba y Lincoln adoptan posiciones extremas en su rechazo a los conceptos tradicionales de fiabilidad y validez, desarrollando un sistema alternativo de estándares para juzgar el mérito de la investigación que ellos denominan naturalista. (Gil Flores, 1999. p.286). Estos autores aluden a cuatro preocupaciones fundamentales – el valor de verdad, aplicabilidad, consistencia y neutralidad- , desde un enfoque naturalista.

    ¿qué implicaría eso en el desarrollo de vuestra investigación?
    Desde el punto de vista de las cuestiones éticas, hemos de actuar de igual modo en torno a la validez, ya que cuando una investigación valiosa está mal diseñada o realizada, los resultados son poco confiables o inválidos. En el modo de proceder, se ha de identificar, describir, clasificar, con qué estamos trabajando, cómo es. Realizar una inducción analítica, se generalizan hipótesis, el muestreo es teórico y denso en materiales que requiere una buena organización.
    Para la validez de contenido en una investigación la muestra deberá ser suficiente y representativa en relación con el universo de elementos relacionados con el objeto de estudio. No existe una técnica única para el estudio de la validez de contenido. (Ballesteros Velázquez 2009:p.516).
    En cuanto a las técnicas usada en Cuantitativa, como los cuestionarios y tipos de análisis, datos de utilidad para trabajar luego con grupos reducidos si fuera el caso, Tanto las entrevistas, historias de vida, observación, diario, análisis y los programas de como atlas.ti, nos permitirá elaborar el producto, dado que ha de ser un texto más denso, en general, frente a los informes cuantitativos, con texto breve, tablas y gráficos estadísticos.
    En aras a las ventajas, trabajamos con una mayor profundidad, detalle y validez, complementaria a la mayor precisión y confiabilidad de la cuantitativa, que permite predecir. Con cualitativa, la mayor debilidad es que no permite generalizar más allá los casos observados, predecir, conocer el margen de error. En cuantitativa, profundiza menos, dada la cantidad de casos.
    – Ballesteros Velázquez, Belén y De Lara Guijarro, Enriqueta. Métodos de Investigación en educación social. Madrid. Editorial UNED.
    – Profesor José Cárdona Andújar (http://funcionpedagogica.blogspot.com.es/2008/12/7-paradigmas-y-modelos-en-la-formacin.html).

    – Cardona Andújar, José. 1996. Metodología innovadora de evaluación de centros educativos. Madrid. Editorial Sanz y Torres.
    S.J. Taylor y R. Bogdan. Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Editorial PAIDOS.

    – Rodríguez Gómez, G. Gil Flores, Javier y García Jiménez, Eduardo. 1999. Metodología de la Investigación cualitativa. Málaga. Ediciones Aljibe.

    Responder
  24. Gema Mª Suárez Moreno

    Una vez leídos todos estos comentarios de mis compañeros, he de aportar mi granito de arena, por ello creo que la rigurosidad con la cual el investigador debe asumir la metodología cualitativa se basa en la premisa de que quien adopta este tipo de investigación, desde que la selecciona como su tipo de metodología, hasta que define las técnicas para recolectar la información, debe seguir pasos seguros y científicos que le dan a la investigación el carácter riguroso que se persigue; vale decir, al buscar y seleccionar las técnicas, el investigador debe cumplir con normas que faciliten la sistematización del estudio.
    En este sentido, Sonia Teppa nos presenta un excelente material que plantea cómo las técnicas de recolección de la información “adecuadas y coherentes con el método” apoyan el rigor científico contribuyen a la fiabilidad de los resultados de la investigación.
    Saludos.

    Responder
  25. Bianca Ruiz Muñoz

    Considero igual de importantes tanto la investigación cualitativa como la cuantitativa , ambas se complementan, depende de aquello que vayas a estudiar una sería más adecuada que otra, en algunos estudios se deben de llevan a cabo las dos pero al ser tan diferentes me decanto por la opción de que cada una tenga sus propios criterios de validez, la investigación cualitativa tiene necesidad de establecer unos criterios propios ya que las características que la definen son muy diferentes a la que define a la investigación cuantitativa

    Responder
  26. Lydia Platas

    Siguiendo un poco con los comentarios de mis compañeros/as me decanto por uno de los argumentos más señalados que es la necesidad de romper y distinguir la metodología puramente experimental de la cualitativa.
    Si bien partiendo del concepto de validez, parece casi automático poder utilizarlo em ambos tipos de metodología, creo que la validez es más útil en la investigación cuantitativa. La metodología cualitativa busca entender los fenómenos sociales desde la perspectiva del actor; le importa no sólo lo que perciben los sujetos, sino aquello que las personas perciben cómo importante para ellos, sus motivos, sus creencias… Entonces pregunto: ante estos objetivos propios de la investigación cualitativa, ¿cómo podemos plantearnos extrapolar los resultados a otros sujetos y a otros contextos (validez externa o transferibilidad)? ¿cómo podemos asegurar que los datos recogidos coinciden con la realidad (validez interna o credibilidad)?.
    Creo por ello, que no es propio hablar de “validez” en la investigación cualitativa. Podemos hablar de autenticidad, de verdad de imparcialidad… y estoy segura de que todo ello nos dará una información valiosísima para mejorar la calidad de vida y bienestar de las personas, al igual que la investigación cuantitativa.

    Responder
  27. María Luisa Ceballos - Zúñiga Reyes

    Mi opinión es la siguiente:

    Para que una investigación realizada a partir de una metodología cualitativa sea fiable, va a depender hasta que punto se involucra emocionalmente el investigador, ya que puede pasar de tener una opinión objetiva a una subjetiva. En el momento en el que se implique emocionalmente debe abandonar el campo ya que la recogida de información se va a ver contaminada por esa barrera que ha traspasado.
    Un investigador cualitativo no debe tener inicialmente un prejuicio u opinión, debe basarse en dar respuesta a aquellar hipótesis y cuestiones que se ha planteado y responderla rigurosamente a través de la información recogida y de una manera lo más objetiva posible.

    Responder
  28. Gema

    Es una cuestión difícil de responder.
    Primeramente deberíamos preguntarnos ¿qué entendemos por validez? Y a raíz de ahí empezar a trabajar (es la pregunta que yo me he planteado nada más ver la entrada del blog).
    A mi parecer, los criterios cuantitativos no son del todo aplicables a los cualitativos puesto que que lo cuantitativo basándose en la objetividad busca las causas de algo, mientras que lo cualitativo basándose en la subjetividad busca la comprensión de algo. Pero al igual que pienso que ambos enfoques son complementarios y compatibles, considero que sus criterios también podrían serlo (que no digo que lo sean).

    Así que, en esta ocasión he de decir que no me decanto por ninguna de las tres posturas en concreto, aunque si tuviera que hacerlo sería por la de “construcción de criterios nuevos que enfaticen aspectos clave en la investigación evaluativa” a lo que añadiría “teniendo en cuenta los criterios propuestos por la investigación experimental” .

    Una cuestión que me surge a raíz del estudio del tema es si los criterios en investigación cualitativa para la “validez” serían diferentes en las diversas investigaciones, con los diversos evaluadores, personas y contextos. A mi parecer sí, son diferentes en cada situación, pues cada situación es única. Además, considero que dichos criterios deben ser establecidos mediante el diálogo, la negociación y el consenso de todos los implicados en la evaluación.

    Con más o menos fortuna dejo aquí mi postura.

    Un saludo compañer@s.

    Responder
  29. Irene Medrano

    ¡Hola a todos!

    Mi postura, en lo que respecta a la validez de la investigación cualitativa y en función de lo presentado en el documento, se acercaría en mayor grado a la ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental. Pues aunque es necesario la complementariedad de ambos tipos de investigación, en cierto modo la cualitativa es independiente de la otra y no tiene por qué derivar de ella. La objetividad es algo muy difícil a lo que llegar y esta investigación conlleva una subjetividad tal que considero que deberíamos centrarnos en la construcción de criterios nuevos como pueden ser la emotividad o la intersubjetividad, entre otras muchas. Por otro lado, considero que deberemos tener en cuenta todos los puntos de vista que los sujetos nos presentan pues es una forma de complementar, ser imparcial o contrastar la información, así como potenciar la acción y la participación de los sujetos o personas que participan en el contexto. Pero, ante todo, el investigador debe ser lo suficientemente crítico como para escoger aquella investigación que más se adapte a sus intereses, a las necesidades, al contexto, etc.

    Un saludo.

    Responder
    1. CAROLINA MURILLO PAZMIÑO

      Buenas tardes a toda/os!!

      De acuerdo con el tema planteado, en mi en primer lugar, hay que tener en cuenta la definición validez es un término utilizado por Campbell y Stamley (1963), según estos autores el término implica la adecuación de las relaciones causales expresadas en las hipótesis que se estudiaban dentro de una investigación experimental .
      Según esta definición y teniendo en cuenta lo expuesto por mis compañero/as , estoy más de acuerdo con la opinión de mi compañera Irene Medrano; me inclino hacia la ruptura de criterios propuestos por la investigación experimental y específicamente por quienes proponen criterios nuevos , sobre todo como los expuestos por Hoolder (2000) quién propone los siguientes criterios:
      – Justicia e Imparcialidad: presentación de los puntos de vista presentados por varias personas.
      – Inteligencia crítica: fomentar la crítica moral del fenómeno que se analiza.
      – Acción y práctica: desarrollo de la capacidad de acción e implicación de los participantes en acciones dirigidas al cambio y a la mejora
      – Apertura y publicidad: clasificación del proceso seguido de la construcción de categorías y elaboración de conclusiones.

      En conclusión, la persona que plantee una investigación tendrá que reflexionar sobre los criterios que justifiquen la validez científica de la situación a estudio .

      Responder
  30. Ana Maronda

    Yo me decanto más por romper con los criterios de la metodología cuantitativa. En mi caso necesario para continuar con investigación cualitativa. Tal y como he descrito en la entrada anterior, provengo de una metodología puramente cuantitativa y me ha sido imposible simplemente “reciclarme”. No he podido introducir estos conceptos y dejar que convivan al 50% con los heredados de los métodos cuantitativos porque me veía muy influenciada por ellos. En mi caso ha supuesto romper con mis concepciones anteriores e intentar aprender de nuevo. En la metodología cuantitativa tenía muchas premisas que me impedían poder realizar estudios cuantitativos y entenderlos como ciencia.
    Igual si no me hubiese formado en una metodología tan cuantitativa y empezase de cero si que podría aprender y utilizar ambas por igual, pero hoy en día lo veo difícil.
    Veo necesario crear unos criterios propios para estas investigaciones.
    Un saludo

    Responder
  31. Sara Moreno

    Buenas tardes,
    El enfoque sobre la validez que más se acerca a mi punto de vista es la ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental, en primer lugar, porque la investigación cualitativa es completamente distinta a la experimental, por tanto los criterios de valoración no pueden ser los mismos. Para ello, crear nuevos criterios que se ajustasen a las características de esta disciplina, considero sería más acertado.

    Dependiendo de las características y las circunstancias de cada investigación, el investigador debería inclinarse por llevar a cabo una investigación cualitativa o una cuantitativa, entendiendo que la primera presenta cierto grado de subjetividad al estar en contacto directo con la realidad que se estudia. De todos modos, tal vez, la mejor opción sería llevar a cabo una complementariedad metodológica, donde se empleasen técnicas de ambas.
    Un saludo.

    Responder
  32. Maria angeles

    Saludos a todos:

    Bueno pues en mi opinión considero que lo cuantitativo y cualitativo deberían y ir de la mano en cualquier investigación, por tanto estoy de acuerdo con lo que ha dicho Almudena Palacios.
    Aunque creo que dependiendo de la investigación habrá personas que tiren más hacia un lado que a otro. El logro de la validez debería ser el mismo aunque ,como se ha dicho anteriormente, se entienda la realidad de manera distinta desde lo cuantitativo y desde lo cualitativo ya que al fin y al cabo se busca la validez en sí.

    Responder
    1. Francisco Crespo Molero

      Malinowski hablaba de la investigación científica en los siguientes términos:

      “Los resultados de una investigación científica, cualquiera que sea su rama del saber, deben presentarse de forma absolutamente limpia y sincera. Nadie osaría presentar una aportación experimental en el campo de la física o de la química sin especificar al detalle todas las condiciones del experimento; una descripción exacta de los aparatos utilizados: la manera en que fueron encauzadas las observaciones; su número; el lapso de tiempo que le ha sido dedicado y el grado de aproximación con que se hizo cada medida…..”
      Bronislaw Malinowski. Los argonautas del Pacífico Occidental. 1972. Ediciones Península, 1ª Edición. Pág 40. 2001. Barcelona.

      La cuestión es si esa intención positivista de las ciencias sociales hacen del trabajo cualitativo algo medible y por lo tanto nos permite hacer afirmaciones categóricas. Popper afirmó que no pueden hacerse enunciados científicos últimos que no puedan ser contrastados o refutados a partir de la experiencia. Esa experiencia es precisamente lo que brinda el trabajo cualitativo, el laboratorio pasa a ser la realidad, pero esta vez medir resulta más difícil. ¿Sirve de algo ponerle puertas al campo?, ¿realmente se puede medir y encorsetar la experiencia sentida de un informante?
      Lanzo otra pregunta, el trabajo cualitativo ¿se acerca más al arte que a la ciencia?

      Responder
    2. CAROLINA MURILLO PAZMIÑO

      Buenas tardes a toda/os!!

      De acuerdo con el tema planteado, en mi en primer lugar, hay que tener en cuenta la definición validez es un término utilizado por Campbell y Stamley (1963), según estos autores el término implica la adecuación de las relaciones causales expresadas en las hipótesis que se estudiaban dentro de una investigación experimental .
      Según esta definición y teniendo en cuenta lo expuesto por mis compañero/as , estoy más de acuerdo con la opinión de mi compañera Irene Medrano; me inclino hacia la ruptura de criterios propuestos por la investigación experimental y específicamente por quienes proponen criterios nuevos , sobre todo como los expuestos por Hoolder (2000) quién propone los siguientes criterios:
      – Justicia e Imparcialidad: presentación de los puntos de vista presentados por varias personas.
      – Inteligencia crítica: fomentar la crítica moral del fenómeno que se analiza.
      – Acción y práctica: desarrollo de la capacidad de acción e implicación de los participantes en acciones dirigidas al cambio y a la mejora
      – Apertura y publicidad: clasificación del proceso seguido de la construcción de categorías y elaboración de conclusiones.

      En conclusión, la persona que plantee una investigación tendrá que reflexionar sobre los criterios que justifiquen la validez científica de la situación a estudio .

      Responder
  33. Karen Shirley López

    Como mis compañeras, yo me orientaría más a considerar que en la investigación cualitativa se debe romper con los criterios de validez planteados desde lo cuantitativo, pues estas formas de investigación tienen maneras muy distintas de entender la “realidad”. En la investigación cualitativa se privilegia la comprensión del mundo a partir de los significados construidos y negociados por los sujetos. En ese sentido, la validez se relaciona con la posibilidad que tiene el investigador de acercarse a esa construcción. McMillan y Schumacher (2005) definen la validez como “el grado en el que las interpretaciones y los conceptos poseen significados recíprocos entre los participantes y el investigador. El investigador y los participantes están de acuerdo en la descripción o la constitución de los acontecimientos…” (p. 414). Con las distancias ontológicas y epistemológicas entre la investigación cualitativa y la cuantitativa (aunque pueden usarse en una misma investigación y hacer importantes aportes), no considero conveniente que se asuman los mismos criterios para evaluar la validez.

    Responder
  34. María José Luna Serrano

    Hola a todos
    Pienso que la realidad social es algo complejo y que dependiendo de lo que queramos estudiar nos vamos a decantar por una postura u otra. Creo que habrá personas que consideren que cada postura es válida dependiendo de cómo enfoquen su investigación, de los datos que quieran conseguir, de su forma de trabajar, etc.
    Si tuviera que decidir yo apostaría por romper directamente con los criterios existentes en la investigación de corte experimental, cuantitativa y en ese caso por pensar en criterios propios para analizar el valor de estas investigaciones.

    Me gustaría compartir con vosotros un artículo que hemos analizado en otra asignatura:

    Sandín Esteban, MP (2000): “Criterios de validez en la investigación cualitativa: de la objetividad a la solidaridad”. Revista de Investigación Educativa, 2000, Vol. 18, n.º 1, págs. 223-242
    http://redined.mecd.gob.es/xmlui/bitstream/handle/11162/15637/007200230096.pdf?sequence=1

    Un saludo.

    Responder
  35. Almudena Palacios

    Buenas tardes a tod@s
    Voy a intentar contestar con lo que sinceramente pienso, aunque a veces creo que estoy equivocada y que no es imposible una investigación cualitativa objetiva.
    Mi postura está en la ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental y de ahí me incorporo al posicionamiento de proponen criterios nuevos para la investigación cualitativa como la emotividad, la intersubjetividad, etc.
    Pienso que en la investigación cualitativa no hay objetividad, en ocasiones creo que es imposible porque el ser humano aunque se extrañe de algo siempre lo compara con lo que conoce, pero a la vez pienso que la investigación cualitativa es necesaria, muy necesaria, porque nos aporta una gran cantidad de datos y que se debe complementar con la investigación cuantitativa. Pienso que unidas ambas en una investigación sería perfecto o lo mismo estoy completamente equivocada o al mismo tiempo que voy adelantando en la asignatura cambio de opinión.
    Un saludo.

    Responder
  36. Francisca Escobero Ferreira

    El curso pasado, ampliando información para otra asignatura, cayó en mis manos un artículo: J. M. Jornet, J. M. Suárez y A. Pérez Carbonell, 2000. La validez en la evaluación de programas. Revista de Investigación Educativa.vol. 18, n.º 2, págs. 341-356, donde se recogía una idea que me hizo pensar mucho en mi futura investigación, ” El concepto de validez como un concepto multidimensional, que ha sido referido en diversos momentos y situaciones haciendo énfasis en diferentes acepciones. Aplicado—y aplicable— a cualquier estrategia de acercamiento a la realidad (desde la investigación básica, los instrumentos de recogida de información o la investigación aplicada y el diagnóstico), es el criterio sustantivo desde el que valorar la calidad de cualquiera de estos procesos.
    Lo que me situa en la posición de no decantarme estrictamente por nada, aunque si asumir como más cercana la idea de la ruptura con los criterios propuestos por la investigación experimental y posicionarme más en el enfoque de la construcción de criterios nuevos que enfaticen aspectos claves de la investigación cualitativa.
    ” No se puede hablar de la Validez como una característica que se dé o que esté ausente, sino que, en todo caso, intrínsecamente es cualitativo y globalizador, y está necesariamente vinculado a las características del objeto de evaluación, la finalidad y uso de los resultados, etc. (Swanborn, 1996; Perales 2000)”.

    Responder
    1. CAROLINA MURILLO PAZMIÑO

      Buenas tardes a toda/os!!

      De acuerdo con el tema planteado, en mi en primer lugar, hay que tener en cuenta la definición validez es un término utilizado por Campbell y Stamley (1963), según estos autores el término implica la adecuación de las relaciones causales expresadas en las hipótesis que se estudiaban dentro de una investigación experimental .
      Según esta definición y teniendo en cuenta lo expuesto por mis compañero/as , estoy más de acuerdo con la opinión de mi compañera Irene Medrano; me inclino hacia la ruptura de criterios propuestos por la investigación experimental y específicamente por quienes proponen criterios nuevos , sobre todo como los expuestos por Hoolder (2000) quién propone los siguientes criterios:
      – Justicia e Imparcialidad: presentación de los puntos de vista presentados por varias personas.
      – Inteligencia crítica: fomentar la crítica moral del fenómeno que se analiza.
      – Acción y práctica: desarrollo de la capacidad de acción e implicación de los participantes en acciones dirigidas al cambio y a la mejora
      – Apertura y publicidad: clasificación del proceso seguido de la construcción de categorías y elaboración de conclusiones.

      En conclusión, la persona que plantee una investigación tendrá que reflexionar sobre los criterios que justifiquen la validez científica de la situación a estudio .

      Responder
      1. Soledad Serrano

        Sí que hay debate en torno a este tema, la validez o no de la investigación cualitativa. Que una investigación cualitativa sea adecuada o no dependerá de lo que estamos investigando y del momento, posiblemente. El método cualitativo nos puede dar mucha información sobre aspectos concretos de una investigación. Me genera más dudas la posibilidad de generalización de los resultados de una investigación cualitativa. Es decir, si hablamos de validez interna, lo veo más claro, pero si pensamos en validez externa…
        Es más difícil establecer la frontera entro lo objetivo y lo subjetivo. Hay muchas variables que son difíciles de controlar.
        Dicho esto, entiendo que la investigación cualitativa es necesaria y muy útil en educación. No todo son números, no todo es reducible a cifras, son muy importantes las relaciones humanas, la ética y toda una serie de valores con los que convivimos.
        A mi modo de ver, no pueden utilizarse los principios de la investigación cuantitativa a la cualitativa, con unos criterios propios para este tipo de investigación, justificando siempre los procedimientos que empleamos, con transparencia y contrastando siempre los resultados.
        En conclusión, validez de la investigación cualitativa, por supuesto. Es válida, con la posibilidad y necesidad de establecer unos criterios propios. Es necesaria junto con la investigación cuantitativa (dos metodologías al servicio de la investigación educativa).

        Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.